Sunday, May 13, 2018

50 años de matrimonio

Hace una semana tuvimos una gran fiesta en nuestra casa para celebrar los 50 años de matrimonio de mi compañera y yo. Para la fiesta hicimos un pequeño libro con retratos que Aafke hizo durante los 50 años de mí, solo o con familiares o amigos, y tres cuentos escritos por mí. El primer cuento comienza así:

Compré un ciclomotor y una tienda de campaña, hice autostop por Europa, leí libros, revistas y periódicos, aprendí francés y hablé un poco de italiano y español, fui rechazado por el servicio militar porque nunca seguiría las órdenes de un oficial para matar a un compañero "hostil", toqué guitarra y tuve novias.
Fui a Groningen a estudiar, me convertí en miembro de la asociación de patinadores estudiantiles, y en una noche de otoño conocí a una chica de cabello oscuro y vivaz ojos azul grisáceo en la pista de hielo artificial de Heerenveen. Al igual que las otras chicas, ella llevaba un traje de entrenamiento amplio. Yo no, yo tenía un pantalón negro de patinaje ajustado. Y tuve un buen estilo. Cuando estaba sentado a su lado en el autobús, ella llevando un abrigo de peluche artificial de color marrón claro, no recuerdo lo que yo llevaba, ella con brillo en los ojos, yo probablemente con mi mi familiar mirada velada (¿o mis ojos habrían quedado claros después del patinar?), y le pregunté si le gustaría ir a una fiesta conmigo la semana siguiente, ella dijo que tenía que pensarlo y diera su respuesta el día siguiente, pero vi en sus ojos que lo quería.


Aquí el comienzo del cuento en neerlandés:


Ik kocht een brommer en een tent, liftte door Europa, las boeken, tijdschriften en kranten, leerde goed Frans en een beetje Ita­liaans en Spaans spreken, werd afge­keurd voor de militaire dienst omdat ik nooit het bevel van een officier zou opvolgen om een ‘vijandige’ leeftijdgenoot te doden, speelde gitaar, en had vriendinnetjes.
Ik ging studeren in Groningen, werd lid van de studenten­schaatsvereniging, en op een herfstige avond ontmoette ik op de kunstijsbaan van Heerenveen een meisje met donker haar en levendige, grijsblauwe ogen. Net als de andere meisjes droeg ze een wijd zittend trainings­pak. Ik niet, ik had een nauw sluitende zwarte schaats­maillot. En ik had een mooie stijl. Toen ik naast haar in de bus zat, zij in een lichtbruine teddybontjas, ik weet niet meer wat ik aanhad, zij met schittering in haar ogen, ik waar­schijnlijk met mijn bekende omfloerste blik (of zou m’n blik helder geweest zijn na het schaatsen?), en vroeg of zij zin had om de volgende week met mij naar een feest te gaan, zei ze dat ze er een nachtje over moest slapen, maar ik zag aan haar blik dat ze het graag wilde.

Monday, April 30, 2018

Zaragoza

Un retrato que Aafke hizo de mí hace bastante tiempo en un bar en Zaragoza. Creo que fue en el verano del año 1993. Mi signo del zodiaco es toro.

Monday, March 26, 2018

Falda de verano

Vi a mi amiga Adriana andando alegremente en falda de verano. Era un sueño. Vi a Adriana el sábado en una silla de ruedas. Pero ella hace progreso. Otra vez cantó canciones chilenas para mí acompañándose en mi guitarra. Ojalá pueda salir del centro de rehabilitación en mayo para seguir sus esfuerzos de rehabilitación en casa.

Thursday, March 08, 2018

Un viento sibérico en el sur de Francia

Hace poco Aafke y yo estuvimos una semana en el sur de Francia, en una casa de amigos, con una estufa a leña, en un pequeño pueblo cerca de Pont Saint Esprit. Había sol y hacía mucho frío, por el viento fuerte sibérico que soplaba del este. Por la mañana mi tarea era incender la estufa y mantenerla a un calor constante. Me encanta hacer fuego y regularlo.

Por la tarde caminamos por el campo, cerca de un río o un pueblo. La sensación de temperatura era algo como 15 o más grados bajo cero. Y para calentarnos y mimarnos terminamos siempre en un café con un chocolate caliente. En el campo casi había nadie y en los cafés había pocos clientes, a causa del frío.

Por la mañana y por la tarde/noche leímos libros. La novela que más me gustó e intrigó era "Der Alpdruck (1947)", del escritor alemán Hans Fallada, traducido al holandés como "Een waanzinnig begin (Un comienzo loco)". Es una novela triste y deprimente pero vale la pena leerla. Creo que no haya salido en una traducción al castellano. Trata de la vida de un hombre y una mujer en el primer año después de la segunda guerra mundial  y está basada en la propia vida del escritor.

Wikipedia dice sobre los últimos años de la vida de Hans Fallada (1893-1947):
El 5 de julio de 1944 se separó de su mujer. El 24 de agosto de ese mismo año, fue detenido por intento de asesinato tras disparar un arma de fuego contra una mesa durante una pelea con su exmujer. Como resultado volvió a ser ingresado en el manicomio de Strelitz entre el 4 de septiembre de 1944 y el 13 de diciembre de 1944 como inimputable. Allí escribió, entre otros Der Trinker. En febrero de 1945 contrajo matrimonio con Ursula Losch, que también sufría de problemas de drogodependencia y era casi treinta años más joven que él.
En 1945 tomó la función de alcalde durante un corto periodo de tiempo en la pequeña ciudad de Feldberg, cerca de Carwitz, nombrado por el Ejército Rojo. Más tarde se trasladó con su mujer a Berlín y trabajó allí para la publicación Tägliche Rundschau.
Murió en 1947, a los 53, de una condición cardíaca provocada por los años de adicción. No vio publicada su último trabajo Solo en Berlín (novela) sobre la pareja Otto y Elise Hampel, que escribió en sólo 24 días internado en una institución mental.

Es interesante leer más sobre la vida de Hans Fallada en la entrada de Wikipedia.

Sunday, February 18, 2018

Hacer feliz a alguien

Mi compañera a veces hace copias de sus dibujos y regala uno a un amigo o (recién) conocido. Ella dibuja de tal manera que hace feliz a la gente.

Muchos años después solemos ver un dibujo de ella en la pared de alguien a quien visitamos de nuevo. Es tan fácil hacer feliz a otra persona.

Ayer lo hice tocando la guitarra en un centro de revalidación donde está una amiga (Adriana) que fue atropellada por un coche el 23 de noviembre. La buena noticia es que sus riñones comienzan a funcionar nuevamente. Es una amiga con la que he trabajado desde 1987. La quiero mucho. Fue ella quien hizo ta traducción del cuento de Aafke, La chomba azul (1)  

Friday, February 16, 2018

El mar y la muerte

Dije en mi respuesta a José Luis en el post anterior que por primera vez mi di cuenta (de manera profunda) del límite de mi vida a los 37 años cuando sabía que mi madre iba a morir pronto. Pero la verdad es que me di cuenta, de manera profunda, mucho antes de la posibilidad de morirse antes de, digamos 80 o 84 (7 por 12) años. Por ejemplo, ya había pensado sobre lo que iba a decir en los funerales de mi madre por lo menos 10 años antes de su muerte, entonces cuando ella tenía 59 años.

Es normal eso? No lo sé.

Mi padre murió cuando yo tenía 7 años, el padre de Aafke murió cuando yo tenía 21 años (lo he conocido dos años) y mis únicos dos abuelos murieron también cuando yo tenía más o menos 21 años. A esa edad (21) yo me consideraba ya una especie de pater familias de una familia amplia, la de la madre y dos hermanos de Aafke y la de mi madre y mis hermanos.

Aafke está buscando en sus 150 cuadernos de dibujos los en que ella ha pintado o dibujado el mar. Los que están en este post han sido dibujados en la isla de Kreta.


Wednesday, February 14, 2018

Río Li

Comencé este blog en febrero de 2005, el mismo año en que mi hijo obtuvo su diploma para poder estudiar en la universidad. Le preguntamos a qué país quería ir, con nosotros, sus padres y su hermana, y dijo China. Así que en el verano de 2005 estábamos en China, y Mongolia. Aafke hizo el dibujo de arriba al lado del Río Li, en el sur de China.

Escribí algo sobre nuestro viaje a China y Mongolia en este blog? No me acuerdo, sólo recuerdo que una vez publiqué una foto de mi hijo y mí en un paisaje desolado (normal) de Mongolia. No hay método para buscar fotos en el blog.

A qué edad sabes que hay un límite?

Mi padre, 10 años.
No sé si publiqué esta foto de mi padre a los 10 años ya una vez en este blog, pero qué importa? Ahora la foto tiene un otro significado para mí que antes: me recuerda mi juventud y la de mi nieta que está por empezar, aunque para ella 9 meses ya es un largo tiempo (?) que aún no tiene límite al futuro. 

A qué edad sabes que hay un límite?