Sunday, August 20, 2017

Un postal desde Hamburgo


Hamburgo, pintado por Aafke Steenhuis.
Aquí la carta que Aafke y yo enviamos a nuestros amigos sobre nuestra estancia en Hamburgo. La versión original está en holandés y la traduje con google primero al inglés y después al español mejorando un par de cosas. El dibujo es de Aafke.

"Amigos: Como una especie de postal este dibujo de Hamburgo. Estuvimos allí una semana para conocer el puerto y su historia. Nos alojamos en un piso alto en el pueblo de Wedel al lado del Elba, a 20 kilómetros de Hamburgo, con una magnífica vista sobre el río. Cada momento había barcos de contenedores y ferries pasando por el Elba. Para ir a la ciudad recorrimos un hermoso sendero para bicicletas a lo largo del Elba hasta el centro, a veces en un camino forestal áspero, y luego en una magnífica alameda de tilos o camino de castaños, junto a las casas de Blankenese y Övelgönne.  
Hamburgo es una ciudad hermosa, desordenada y ocupada: llena de cuencas portuarias, puentes, muelles antiguos y nuevos, barcos de crucero, buques de navegación marítima, el Speicherstadt: un barrio con antiguos almacenes de ladrillos, la Hafencity: modernos edificios residenciales y oficinas. En medio de todo esto está la Elfpharmononie, el edificio de conciertos construido sobre un antiguo almacén, que ha costado 800 millones de euros en lugar de los 77 millones previstos, tanto dinero se gana en Hamburgo y Alemania. Es un edificio muy especial (ve la tercera foto de abajo).  
En Lübeck vimos el extenso Museo Hanze - la Red Hanze es una especie de precursor de la Comunidad Económica Europea - la casa de los escritores Mann, el Buddenbrook House y la Casa Willy Brandt, el gran político socialdemócrata de Alemania después de la segunda guerra mundial.  
Hamburgo, como Rotterdam, fue destruida en la guerra por las bombas (la primera por bombas alemanes y la segunda por bombas ingleses). Se está construyendo mucho. Lo que es especial es que el puerto permanece con sus grandes grúas y barcos en la ciudad, a través del río Elba. El Elba era tan prominente y tan ancho que parecía como si estuviéramos andando en bicicleta a lo largo de la costa cuando fuimos a Hamburgo en la mañana o la tarde. Nos sentimos alegres y ligeros incluso cuando estaba lloviendo."




Saturday, August 19, 2017

Regresando del puerto de Hamburgo

Qué terrible, los atentados en Cataluña. Anoche (sábado por la noche), regresando de una estancia de una semana en la ciudad portuaria de Hamburgo leí las noticias sobre los eventos y algunas de las historias de los fallecidos. También leí relatos sobre la vida en Ripoll y Alcanar de los jóvenes que cometieron los crímenes. Y leí sobre el imán de Ripoll, que desde hace dos meses y medio salió de Ripoll diciendo a conocidos que quería mudarse a Bélgica, pero en realidad fue a Alcanar donde estaba la base logística de quienes que cometieron los atentados.

Y a pesar del buen tiempo que Aafke y yo pasamos en Hamburgo (para nuestro libro sobre puertos) estos atentados me recordaron una vez más la violencia que sobresale en la historia humana y que habíamos vuelto a ver en los museos marítimos e incluso en el museo sobre los hermanos Mann en Lübeck.

Saqué la foto de arriba en el puerto de Hamburgo. 

Friday, August 04, 2017

El viejo y la bicicleta



Reparo la bicicleta de Aafke con scotch después de que una de las bellezas la daño dejando caer mi bicicleta en la bicicleta de Aafke. Me temo que tanto mi castellano como la escena descrita por mí no hace entender qué ha pasado exactamente (google traducción, que nunca uso para mis escritos, dice en base de una traducción primero del español al inglés y después del inglés al español: "...no aclaran qué sucedió exactamente.) La esencia es que la juventud está mirando con cierta admiración, entusiasmo e ironía (puede ser que ninguno de los adjetivos sea , o esté?, correcto) cómo el viejo repara la bicicleta dañada de su esposa.

PD: Scotch es cinta adhesiva, eso es al menos la palabra que creo que aprendí en Chile.

Wednesday, August 02, 2017

El tiempo de las grandes esperanzas

"Admito que puedo ser completamente feliz leyendo [...] e igualmente feliz con la arena deslizándose entre mis dedos y todo mi ser descansando, mientras el viento me acaricia las mejillas con sus manos frías y húmedas. Parece complacerle que no haya otra alma en la playa, de aquí al horizonte donde los montes azulados semejan un grupo de osos bebiendo agua."

Konstantin Paustovsky, El tiempo de las grandes esperanzas

Estuve leyendo ese libro en esa mesa y también en la terraza que se ve a través de la ventana. Y antes de eso leí una novela de Simenon, Il y a encore des noisetiers.