Friday, September 15, 2006

Troppo veloce

No tengo tiempo para visitar mi sobrina Jane. No tengo tiempo para leer ese artículo y no tengo tiempo para leer el otro artículo otra vez. No tengo tiempo para hacer una cita con mi amigo de juventud. No tengo tiempo para hacer las cosas detenidamente (con la excepción de algunas).

Veo la tontería de la rapidez, la locura de los flujos de capitales, la locura de los flujos de información (¿qué información?). La rapidez y la superficialidad son problemas grandes de nuestra sociedad.

Nonostante, no sé como cambiar la velocidad, la mía por supuesto. Pero la mía depende de la de los otros y la de los otros depende della mía. Círculo vicioso. Circuito cerrado. Trabajo rápido porque tengo mucho trabajo. Todos, bueno, todos los que tenemos la suerte de tener trabajo, trabajamos como locos (unos un poco más, otros un poco menos).

Somos locos felices... Pero, por favor, despaciiito. El cuadro es, otra vez, de Fausto Zonaro, "Fontana di Anadoluhisar".

7 Comments:

Anonymous Reflejos said...

Hoy he comenzado a trabajar después de las vacaciones. Mi trabajo es contra reloj. Lo sabes. ¿Cómo cumplir unos objetivos yendo despacito? Quizás se pueda hacer pero no sé cómo. ¡A correr como el tiempo!

Un abrazo.

10:42 AM  
Anonymous Roberto Zucco said...

Pues ya sabes: frena, frena, frena...

12:28 PM  
Blogger Goga said...

Ciao Giovanni!
Pero tu hablas español!
Que belleza en tus bloggs!
Bueno, en realidad es una estupidez lo de mis bloggs porque los escribo para mí y la razón por la cual empecé es muy sencilla. Cuando uno es adolescente las cosas son intensas y uno nunca piensa que se va a olvidar de ella. Pero mudándome a Suecia y con el pasar de los años me dí cuenta que hasta aquellas cosas que llamaba las más grandes de mi vida se desvanecían como los recuerdos de una trama de una película americana Y MALA!
Por eso escribo, para recordar lo que en un momento fue grande y tener un esqueléto sin osteoporosis de mi vida, las estupideces que hago y que me pasa. De lo contrario he sentido que se me olvidan los detalles y se pasa la vida con el trabajo.
Lindo que te gustara, a pesar de que mezclo tantos idiomas, pero es que como digo. Esto es para mi memoria.
Saluti da Stoccolma per tei!

2:08 PM  
Blogger Bohemia said...

todo va demasiado deprisa, todos tenemos prisa, nos la impone este ritmo endemoniado...Hay que aprender a echar el freno...

1:07 AM  
Blogger Juan Cosaco said...

Sin prisa, pero sin pausa, las personas con un mínimo de sensibilidad por su entorno, nunca se aburrirán; el tiempo se les escapa de entre las manos...ojalá algún día puedan ir despacito.

3:12 AM  
Anonymous esencia said...

Pon el freno sí...que a estas alturas, o aprendemos a hacer las cosas con calma, o nos va a dar algo! :)

besos

1:19 PM  
Anonymous Luna said...

Cuando las prisas me atacan pienso, que corazón sólo hay uno y paro un poco y escribo a alguna amiga, durante unos minutos, me relajo de forma totalmente diferente a lo que estoy haciendo...sienta bien.
Saludos

4:56 AM  

Post a Comment

<< Home