Wednesday, January 25, 2017

Mi hijo dio una charla

Mi hijo y yo.

Él tiene ahora 29 años y trabaja en la Universidad de Leuven. Hace poco vi que era el invitado especial en una conferencia para dar una charla.

Creo que los españoles prefieren la palabra conferencia en vez de charla, pero eso me suena un poco pomposa.

Será que charla sea una palabra que usan en Chile, el país donde he aprendido a hablar castellano?

Y ahora el mismo texto, que escribí directamente en castellano (sin recurrir a google), en una traducción de google al inglés. Me parece que google hace un buen trabajo de traductor, casi perfecto, no creen? (no creís?)

My son and I. He is now 29 years old and works at the University of Leuven. I recently saw that he was the special guest at a conference to give a talk.

I think that the Spaniards prefer the word conference instead of talk, but that sounds a bit pompous to me.

Is it ('charla') a word that they use in Chile, the country where I have learned to speak Castilian?

4 Comments:

Blogger JL Ríos said...

Usamos más bien conferencia, es verdad. Me alegro por tu hijo. El mío tiene 28 años y está en Almería, su primer trabajo serio, digamos. Está, y estamos contentos. Realmente si a ellos les va razonablemente bien a nosotros también.

Un abrazo

2:04 AM  
Blogger Noite de luna said...

La vida da giros inesperados. Nunca se sabe lo que puede acontecer.

La mayor no creo que vuelva a trabajar. Pensábamos que ese tema lo iba a llevar mal y no es así.

La pequeña se ha cogido un año sabático y está feliz.

Desde hace varios años tenemos, una tercera hija que sería la mayor, que nos adoptó como padres y albaceas al morir su madre y no tener más familia. A pesar de que sus padres le dejaron una cantidad de dinero y propiedades para vivir sin dar golpe, se levanta cada día a las seis de la mañana y cruza Madrid, para trabajar por 800 euros al mes. Es feliz.

Los hijos nos sorprenden, pero como dice JL, si ellos están contentos, nosotros también.


Besos







6:03 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, tienes toda la razón. Qué más podría decir?

Un abrazo

10:44 PM  
Blogger giovanni said...

Luna, es verdad: nunca se sabe lo que puede acontecer. Lo importante es que ella, la mayor, ese amor, siempre está. Y lo lindo es la presencia de esa hija 'adoptiva', quien ha enriquecido su vida, tanto la de ella como la de ustedes. Levantarse cada día a las seis no es una mala costumbre. Os deseo todas, y a él también, felicidad. Estamos todos contentos, qué bueno!

Besos

10:52 PM  

Post a Comment

<< Home