Wednesday, January 04, 2017

John Berger y el TNI

Cuando me pidieron a los fines de 1978 de incorporarme al Transnational Institute (TNI), que quedó en una casa grande en frente del Museo Van Gogh, y mejorar su organización, conseguir financiamiento holandés adicional, organizar seminarios internacionales invitando a científicos y políticos como Immanuel Wallerstein, Robert Jungk, Stuart Holland, Ruth First, Sicco Mansholt, James Petras, David Baytelman, Salman Rushdee, Susan George (ella era uno de nosotros, ‘fellows’, como nos llamábamos), Maria da Conceição Tavares y muchos otros pensadores, acepté con gusto. Así empecé a trabajar para el instituto en 1979.

Ya conocí el Transnational Institute (TNI) poco después de su instalación en esa casa grande de cinco pisos en el Paulus Potterstraat 20 en Amsterdam, gracias a su conferencia en 1974 sobre el Chile después del golpe militar y gracias a ese director pakistaní con sonrisa ancha y buen sentido de humor y vestido de bata de baño azul (o era blanco?) y sandalias, que me abrió la puerta esa mañana de otoño (era otoño?) cuando pisé por primera vez el edificio.

Los primeros días de mi trabajo en el instituto dediqué a leer los archivos de la multitud de proyectos en camino, en plan o en sueño, y podría contar historias divertidas e interesantes sobre lo que encontré. Pero ahora quisiera compartir sólo mis notas sobre John Berger y sus expectativas, planes y deseos.

Arriba se ve parte de mis notas, en inglés. (En el instituto trabajábamos en tres idiomas: inglés, holandés y castellano, aunque el último idioma era sólo para las conversaciones personales). No voy a traducir lo que dicen mis notas, que son más bien citas de escritos de John Berger. Diré algo sobre ellas en un próximo post.

En la foto se ve a John Berger, Isabel Morel, Aafke y yo (con una sonrisa beata). Poco después o antes yo tocaba una tarantas en mi Ramírez de 1982 e Isabel cantaba la canción Cuatro Muleross y otras canciones españolas. Isabel canta muy bien. Ella es la viuda de Orlando Letelier y Orlando era el director del TNI cuando el régimen chileno lo mató en pleno centro de Washington con una bomba debajo de su coche el 21 de septiembre 1976. Vi a Orlando cuatro veces ese mismo año 1976 y en esos encuentros se desarrolló una amistad entre él y yo, y después de su asesinato entre Isabel y Aafke y yo… pero eso es otra historia.

PS: Para que haya un poco de música de mi guitarra aquí una grabación de cuando mis hijos eran muy pequeños, arrancando con una canción improvisada con respecto a la música (era dificilísimo tocar una "guitarra" pequeña de juguete) y la letra, seguida por otra canción improvisada de letra (igual que en la primera "canción" improvisaba en el momento mismo de cantar, que no es tan fácil) y de melodía (pero esta vez la música era más fácil, por tocar una guitarra de verdad): La guitarra (2)

_______________

Lo de arriba escribí hace seis años en este blog y lo publiqué en el siguiente post: John Berger e Isabel.

1 Comments:

Blogger Noite de luna said...

Esos ojos chispeantes decían mucho de él.

2:56 AM  

Post a Comment

<< Home