Saturday, March 02, 2013

Claudia Cardinale y Sciascia

La imagen de arriba viene de una novela que compré en mi último viaje al sur de Italia, "Il giorno della civetta", de Leonardo Sciascia.

He leído y releído varias veces la novela en su traducción al holandés. Ahora la voy a leer por primera vez en italiano. Será una experiencia distinta?

Y la película, cómo será de ver mover la imagen de arriba? Qué sensaciones (y recuerdos) provocará? Aquí un escena de la película. Y aquí otra. Y aquí Leonardo Sciascia.

10 Comments:

Blogger silvia zappia said...

leer en el idioma original siempre produce efectos mayores.
y me pregunto también qué sentiría al ver la película nuevamente...

abrazo*

9:03 AM  
Blogger giovanni said...

No sé, Silvia, si son mayores. Diferentes, diría yo. Hay una novela que prefiero leer en francés en vez del idioma original: "Pereira prétend" de Antonio Tabucchi. Y eso vale también para una novela corta de Stefan Zweig que leí primero en francés y después en alemán, y no solamente porque mi primera lectura era en francés (como también en el caso de "Pereira sostiene").

Un abrazo

PD: te doy el enlace de una reseña de Pereira prétend si por acaso te interesa.

9:17 PM  
Blogger silvia zappia said...

para vos son diferentes, para mí mayores.es más, al leer en castellano me gusta imaginar la sonoridad del idoma original, aunque no lo domine de tal manera como para abordar una lectura.
leer, por ejemplo, a hélio pólvora en portugués brasileño, fue y es para mí, un placer mayor que si lo leyera traducido.
y no qué decir de los poemas de pavese en italiano.
sea como fuere, convenimos en que el impacto es otro.
y gracias por la reseña de sostiene pereira, libro que leí en español.

abrazo, gio*

12:27 PM  
Blogger giovanni said...

Silvia, para mí hay bastante diferencia entre el sonido del castellano ("español", chileno, argentino, cubano, et cétera) y el portugués portugués o portugués brasileño, entonces leer una novela en castellano o portugués es bien diferente, como lo es también leerla en alemán o francés. De "Pereira prétend" me gusta el sonido del francés, pronunciado por mí en silencio. Algo semejante debe pasar para vos con los poemas de Pavese y, creo, aún más fuerte, porque el sonido del castellano es bien diferente del italiano, aunque vos vives en un país donde se habla el castellano (entonces suena en tu cabeza de manera diferente de un español) con melodía italiana (quizás más que en cualquier otro país sudamericano).
Diferentes o mayores, creo que hablamos de lo mismo.

Un abrazo

8:03 PM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Me gustaría poder leer en diferentes idiomas, te envidio.

Un abrazo

12:40 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Cuando leo en mi otro idioma, el libro tiene, otro sabor, otro sentido diferente.

Abrazos a todos.


4:08 AM  
Blogger giovanni said...

Si hubieses vivido en un país pequeño como yo y hubieses aprendido francés, inglés y alemán (y un par de años latín y griego) en la escuela secundaria como yo, hubiera sido más fácil, José Luis. Te envidio que piensas y te expresas en un solo idioma y, además, que ese idioma es hablado y escrito por tanta gente.

Un abrazo

1:13 PM  
Blogger giovanni said...

Diferentes idiomas van con diferentes sabores, sonidos, sentidos y sentimientos, Aquí, no cierto?

Abrazos

1:16 PM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

De Leonardo he leído el Consejo de Egipto ( no le saqué sabor) y Cándido que sí me gustó.

Sí, creo que tienes razón en las diferencias, don Giovanni

Un abrazo

11:48 AM  
Blogger giovanni said...

Sí, Aquí, esa novela Consejo de Egipto no es un libro que da sabor. Es bastante frío y la historia no atrae. Lo he leído en francés y holandés y creo que si lo hubiera leído en italiano siendo italiano o (mejor aún?) siciliano, me habría gustado más. Voy a preguntar un día si es verdad a alguien que es suditaliano y a quien le gustan los (demás) libros de Sciascia.

Un abrazo

9:33 PM  

Post a Comment

<< Home