Sunday, February 17, 2013

Fiesta (3)

Pregunté a mi hermana Barbara de contarnos como fue para ella la muerte de Fiesta. Abajo sigue el texto que ella escribió (me lo mandó en castellano).

Barbara: "Mi madre tuvo la idea que una perra sería sobre todo para mí como la más pequeña, una buena compañera después de la muerte de mi padre. Resultó ser nuestra mejor compañera a toda la familia, en nuestros paseos por el bosque y el campo alrededor del pueblo adonde nos habíamos mudado. Cuánto jugamos todos con ella, que tenía una energía inagotable, y era capaz de arrastrar un poste de farol muy pesado por la calle cuando hacían obras y se encontraba en el suelo! Por casualidad la cadena se enredó en el farol y así lo arrastraba... O cuando la atábamos al trineo y corría con mucho entusiasmo arrastrándolo con toda facilidad. Que una perra tan cariñosa y fuerte podía morir era incomprensible para mí. Y que no había podido despedirme de ella que sufría, como no había podido despedirme de mi padre que sufría, era una coincidencia amarga. Estábamos de vacaciones pero cómo gozar de ellas sabiendo que al regresar a casa ya no encontrara a mi amiga.... No me acuerdo haber hablado con ella sobre mi papá. En general no hablábamos mucho sobre nuestro padre, pero estaba presente en muchos objetos en casa que habían sido suyos. Y una pequeña foto retrato sobre la repisa de la chimenea nos recordaba su ausencia...
Cuando volvimos a casa, mi madre casi inmediatamente se empeñó en encontrar otro perro, un perrito esta vez, Dinka, que también murió muy pronto porque probablemente nuestra casa estaba aún contaminada con el virus de Fiesta. El tercer perrito, Dennis, sobrevivió, era un perrito terrier alegre e inteligente con él que he jugado muchísimo durante muchos años."

En la foto de arriba se ve a Fiesta con mi hermana francesa. Qué mirada tenía esa perra!

8 Comments:

Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Quizás no de manera consciente, pero sí de otra manera tu hermana vivió también intensamente la muerte de tu padre, aunque el paso del tiempo tiende a presentar las cosas como nos gustaría que hubieran sucedido. Recuerda con claridad las perras, eso sí, y el motivo por el que llegaron a su vida.

Un abrazo

2:23 AM  
Blogger giovanni said...

Podría ser, José Luis, que en su inconciente la vivió intensamente, tal vez sin entender muy bien lo que significa la muerte. Una vez ella me dijo que no se acordaba del momento en que la contaron de la muerte de su padre, pero puede ser que lo de la muerte de Fiesta (que ella recuerda muy bien) lo tapó.

Un abrazo

3:30 AM  
Blogger Myriam said...

Gracias por compartir este este texto de tu hermana, tan emotivo.

Linda foto

Besos

10:01 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Gracias por la entrada. Precioso el recuerdo de Bárbara.

Me cuesta hablar, sin emocionarme, de mi querida Nana.

Un besp

10:51 AM  
Anonymous Olvido said...



Me gusta leer este álbum de tu vida que es ‘Tutto é possibile’,
Pasan las hojas despacio escritas con calma, con una nostalgia hermosa.
Un abrazo

1:30 AM  
Blogger giovanni said...

Myriam, estoy seguro que para ella también es un gusto compartir su recuerdo. Además, Myriam es también el nombre de nuestra hermana que se ve en la foto, que suelo llamar mi 'hermana francesa'.
Besos

1:40 AM  
Blogger giovanni said...

Aquí, gracias a tu pregunta han salido estas entradas. Barbara habla en su recuerdo de cosas que yo había olvidado completamente.

Un beso

1:42 AM  
Blogger giovanni said...

Olvido, es verdad, las hojas del álbum pasan despacio. No tengo prisa. (Ya tengo el blog más de siete años.) Creo que es una nostalgia suave.
Un abrazo

1:44 AM  

Post a Comment

<< Home