Friday, February 15, 2013

Fiesta (1)

Hace poco una amiga bloguera me pidió de escribir un post sobre una perra muy querida en nuestra familia (la de mi madre y sus hijos) que se murió inesperadamente, de jovencita, cuando estábamos de vacaciones. En la carta a mi amiga escribí: "Tuvimos una perra muy simpática, muy buena en jugar con niños pequeños, una boxeadora (?), que dimos el nombre de Fiesta (así se llamaba, no se trata de una traducción de la palabra feest=fiesta). Cuando estuvimos de vacaciones al Lago Maggiore, las primeras vacaciones juntas, con un tío y tres tías y más chicos, después de la muerte de nuestro padre, se murió Fiesta. Para mi hermana menor, Barbara, era su primer gran dolor, porque ella no había entendido muy bien la muerte de nuestro padre. Entonces, mientras nosotros sufrimos por la muerte de papá, ella sufrió por la muerte de Fiesta."

Creía haber escrito ya una vez en mi blog sobre nuestra perra Fiesta y buscando con la palabra Fiesta encontré un post de hace unos tres años. Se puede contar la misma historia de tantas maneras... (o no es la misma historia?)

Thursday, December 17, 2009


La nieve y Fiesta

Me levanté hoy a las 5:30 y poco después entré en el cuarto donde trabajo y donde duerme mi hermana francesa para sacar mi cámara. Suelo moverme a esa hora temprana como un ladrón en la noche, pero oí suavecito la voz de mi hermana, porque en el cuarto al lado duerme mi hermano canadiense, diciéndome: 'Estoy despierta.'

Le dije que había nieve y enterándose de mi plan de filmarla se levantó rápidamente para acompañarme.

En nuestro álbum de familia (de mi madre) hay pocas fotos de nieve, aunque mis recuerdos de infancia son que cada invierno teníamos mucha nieve. Arriba está una de las cuatro fotos que encontré. Se ve correr a mi hermana mayor, la que se quedó a vivir en Holanda como yo, somos cinco hermanos, y ella corre junto con el perro que se llamaba Fiesta (así en español), un encanto de perra que murió durante nuestras vacaciones de verano en Locarno, las primeras y únicas vacaciones de nuestra familia en el extranjero. Fuimos invitados por un tío rico. En esas vacaciones mis tías (éramos un grupo grande) me llamaron 'el pequeño italiano', pero eso no tiene nada que ver con la nieve. Mi hermana griega lloró mucho por la muerte de Fiesta. Ella, la griega, no se acuerda nada de la muerte de nuestro padre, por ser jovencita, y eso tampoco tiene que ver con la nieve. La nieve es una fiesta.

6 Comments:

Blogger Elvira said...

Dos pérdidas. Una gordísima, y otra que se añadió a la primera.

Besos

10:15 AM  
Blogger giovanni said...

Es verdad, Elvira, otra que se añadió a la primera. En su momento eran pérdidas impactantes, pero hoy no cuesta hablar sobre ellas, es más bien un gusto contar sobre ellas y compartir las historias y los sentimientos.

Besos

2:31 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Te comentaré mañana, ahora me voy (nos vamos) a Seira. La vida sigue.

Un abrazo

6:23 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Además de la pérdida, lo interesante creo que es la manera diferente en que la realidad es percibida por personas diferentes, en este caso por la edad , si no entiendo mal, y por la casualidad de que las dos pérdidas, la de tu padre y la de la perra sucedieran casi al mismo tiempo. Un dolor tapa al otro.

Un abrazo

2:16 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, un dolor puede tapar el otro y también lo puede reforzar o hacer sentir nuevamente. El mundo de los dolores y otros sentimientos es fascinante, para así decirlo.

Un abrazo

3:07 AM  
Blogger giovanni said...

1 – 9 of 9

Blogger Rayuela said...

Leerte es una fiesta!*

2:01 PM
Delete
Blogger Sara said...

Pues no se... la nieve, en una ciudad q no está acostumbrada, es más bien una pesadilla.

2:35 PM
Delete
Blogger Fusa said...

A veces me pasa que te leo, Giovanni, y no me paro a pensar en si es verdad o mentira. Lo leo como si fuera un cuento. Y hay cosas que me gustan y después, cuando advierto en mí que trato con personajes, me sorprendo.
Por ejemplo me gusta mucho el detalle de que tu hermana no recuerde la muerte de tu padre y, sin embargo, la de Fiesta sí (es adorable que le llamaráis así, en español).
Creo que éste es un texto redondo, J. Quizá nada tiene que ver con la nieve, pero todo está perfectamente casado y ya no se puede separar una cosa de otra.
Me gusta la escena de la hermana francesa, diciendo: estoy despierta. Como niños cómplices.
Un abrazo.

1:43 PM
Delete
Blogger Montse said...

Muy buena esa tu pregunta final, porque creo que no es la misma historia. Las cosas se ven, en la distancia del tiempo, de manera distinta dependiendo de nuestro estado anímico actual ¡vamos, eso pienso yo!
Tus historias, esos íntimos recortes de tu propia vida, están llenos de ternura siempre.
Un abrazo y buen fin de semana.

1:16 PM
Delete
Blogger Myriam said...

Ajjjj que madrugador.... yo a esas hora estoy en mi mejor sueño jajajaja.

Lindo volver a ver viejas fotografías, aunque vayan asociadas a ellas también recuerdos tristes... otros recuerdos son buenos.

9:57 AM
Delete
Blogger giovanni said...

Montse, ahora recién (martes) veo tu comentario y es un gusto leerlo, como un regalo después del finde. Me alegro que te gusten mis historias.
Un abrazo

3:40 AM
Delete
Blogger giovanni said...

No siempre soy tan madrugador. Gracias al escribir de nuevo sobre Fiesta vi cosas nuevas en viejas fotografías.
Ho había visto tu comentario aquí y es un gusto leerlo.

3:44 AM
Delete
Blogger giovanni said...

Rayuela, no sé si vas a leer este comentario a un post de hace más de tres años, pero quería decir que vos sos la única de las tres primeras comentaristas que todavía me sigue...
Un beso

3:45 AM
Delete
Blogger giovanni said...

Fusa, cuánto tiempo que no nos hemos leído... Me gustó tu comentario de aquel entonces!

3:47 AM
Delete

3:56 AM  

Post a Comment

<< Home