Monday, February 25, 2013

El tío que no habló

Encontré una fotografía de mi 'tío' Luigi, o sea del hermano mayor de mi abuela italiana. Por atrás dice que fue tomada en septiembre de 1915 en Parma, en plena guerra mundial. No sé si en ese momento ya la llamaron la Gran Guerra. Como se puede ver en la foto, mi tío Luigi (Gino) la llama la guerra italo-austriaca.

De su hija sé que nunca habló de esa guerra en que el era un soldado italiano. Durante los años de la guerra el ha visitado varios familiares, entre ellos su abuelo Luigi que era telegrafista. Tampoco ha hablado de esas visitas. Mi tío Luigi murió el 29 de enero 1949, menos de un año después de que yo nací.

PS: Agrego lo que escribí en un post del 3 de marzo del año 2010: "Como 'ilustración' pongo esta vez una foto de mi bisabuelo Bernardo (1861-1899) y su padre e hijo mayor. Mi bisabuelo era médico y se dice que era muy bueno con los pobres. No sé si es verdad o mitología. Lo que sí es cierto es que su papá era telegrafista en Zambrone y que su hijo mayor era soldado italiano en la Grande Guerra y que durante la guerra su hijo ha visitado a su abuelo en Zambrone sin contar nada después a sus hermanos o hijas... Otro misterio. (Por eso me atrae la niebla?)"

Para mí fue un placer releer los 12 comentarios a ese viejo post de hace tres años: 12 comments   No sé como será para ustedes, si es que tengan interés en leerlos (incluyen a Pau y Bel)

3 Comments:

Blogger Myriam said...

Me imagino que hablar de una guerra nunca es fácil. Se viven atrocidades en el frente que los soldados no quieren volver a vivir al contarlas, ya que muchos tiene pesadillas.

Me gusta que poco a poco vamos conociendo la historia de tu familia, de la que ya sabes, me gusta su mezcla.

Un abrazo

6:37 AM  
Blogger giovanni said...

Myriam, su hija me contó que el tenía guardado un baúl que nunca abrió hasta un día en que, creo por la insistencia de su hija, lo abrió emocionalmente y mostró su uniforme y la bandera italiana. Y, viviendo en Indonesia, encontró un día un alemán que había estado en el mismo sitio de la frontera entre Italia y Austria. Ellos dos empezaron a hablar y se volvieron amigos. Entonces, no es verdad que nunca habló. Pero sí es verdad, no habló de sus visitas a sus familiares en Italia entre ellos su abuelo. O eso es por lo menos lo que mis familiares fuera de Italia me han contado.

Un abrazo

10:59 PM  
Blogger jan joost said...

Myriam, vos sabés muy bien como los soldados no quieren volver a vivir al contarlas y supongo que tengas amigos y amigas que tienen pesadillas. Me han contado que muchos de los soldados jóvenes israelitas salen después de su servicio militar en un viaje por el mundo o hacia alguna parte lejana de Israel, para olvidar lo que han vivido.

Un abrazo

10:23 PM  

Post a Comment

<< Home