Wednesday, February 20, 2013

Una dictadura democrática perfecta

En Holanda hay bastante crítica al Partido del Trabajo (PvdA, socialdemócrata) que gobierna con el partido VVD (conservador) por abrazar políticas neoliberales. Una de las voces críticas viene del ex director de la agencia científica del PvdA, Paul Kalma, que hablará mañana en una reunión de un grupo de discusión de que yo soy el moderador. Nos reunimos regularmente ya más de 21 años.

Acabo de enviar un mensaje al grupo en que me hago cuatro preguntas: (1) ¿Será posible de cambiar la política del Partido del Trabajo y del gobierno? ¿Quienes lo pueden hacer? ¿Cómo? (2) ¿Cuáles perspectivas hay con los partidos políticos actuales para una política diferente en Holanda? ¿Qué partidos tienen algo que ofrecer, creando expectativas imaginativas? (3) ¿Cuán libre es Holanda en seguir una política distinta, dadas las restricciones que la cooperación e integración europea implica? La cuarta pregunta que me hice era, ¿en qué medida los partidos políticos actuales son capaces o dispuestos a buscar la participación de la población en la determinación del rumbo y futuro político en Holanda, y ¿qué formas habrán para lograr una mayor participación de la población?

Terminé diciendo, en forma provocadora, que la democracia actual (en Europa) sirve principalmente como una herramienta de gestión, como un instrumento para controlar y hacer obedecer a la gente; una especie de dictadura democrática perfecta. Claro, con libertad de expresión.

11 Comments:

Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Sí, estoy de acuerdo con tu definición, aunque no conozco, y poco, más que mi país. Algunos ya no hablamos de la crisis. No debería de sorprenderme lo que está pasando aquí, pero todavía me asombro un poco de lo fácil que es corromper a muchos políticos.

Un abrazo

12:32 AM  
Blogger giovanni said...

No sé por qué ya no habláis de la crisis, pero una razón podría ser que se usa "la crisis" como una excusa de medidas malas e injustas. Otra podría ser que hablar de la crisis cansa y desanima. La democracia es algo precioso que tendríamos que cuidar mejor.

Un abrazo

1:03 AM  
Blogger Pau said...

AH!
Al final terminarás dandome la razón.
Te harás pirata!

3:43 PM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Si hablamos de la crisis se entra en una depresión. Si entramos depresión, de cabeza al psiquiatra que nos costaría un pastón que no temenos, si a ello le sumamos que el galeno en cuestión también se encuentre en crisis hacemos un pastel mucho peor.

Mañana saldré, saldremos de nuevo a la calle a protestar y la poli nos dará si no corremos. Nos van a sitiar...

Un beso


2:25 AM  
Blogger Isabel said...

Cómo no hablar, si esto, como menciona Aquí, se está convirtiendo en un estado de sitio.

¿Deprimirnos? A mí la indignación ni me deja.

Abrazos.

9:03 AM  
Blogger giovanni said...

Pau, necesitamos creatividad, perseverancia, organización y confianza para mejorar el mundo.

2:25 AM  
Blogger giovanni said...

Aquí, todo depende de cómo se habla de la crisis... y de nuestra lucha para obtener justicia social y económica. Un beso

2:28 AM  
Blogger giovanni said...

Isabel, como dije a Aquí, todo depende de cómo se habla de la crisis. No hay que dejarse lavar los cerebros por las 'noticias' (dando voz a los gobernantes, empresarios y expertos) que la presentan como la causa (inevitable) de medidas de ajuste, pérdida de derechos sociales y despedidos. Hay toda la razón para indignarse. Y para luchar.

Abrazos

4:08 AM  
Blogger giovanni said...

Isabel, no despedidos sino despidos.

4:47 AM  
Blogger jesus galera said...

Desde mi perspectiva (que está totalmente influida por la mala calidad democrática de mi país - España-) creo que desgraciadamente queriendo construir el estado del bienestar, hemos construido el estado del miedo: miedo a perder la casa, miedo a no poder pagar la hipoteca, miedo a perder el trabajo, miedo a perder mis derechos, miedo a perder la salud y que no tenga un sistema que me cuide, miedo a no tener una jubilación, miedo a enfrentarme a las cosas y a cambiar, miedo a la vida, miedo... Y, desgraciadamente, el miedo nos hace esclavos y ahora, esclavos de nuestras comodidades nos sentimos indefensos e incapaces de mover un dedo por miedo a perder las pocas seguridades que nos quedan. Esto hace que la impunidad, la desvergüenza, la falta de ética y otras muchas faltas campen libremente. Y es que el miedo es un gran arma manipuladora y un mal compañero de viaje. Un saludo,

11:26 AM  
Blogger giovanni said...

Jesús, tienes razón, ese estado del miedo es muy malo, tanto para la gente que sufre del miedo (digamos, las víctimas de la crisis) como para la gente que tiene el poder de manipular el miedo de las víctimas, o sea, los vencedores y manipuladores de la crisis.

Hay un artículo de Vicenç Navarro en que el autor dice que la llamada “crisis de la deuda pública” es una situación creada sobre todo por el capital financiero (entre los que destaca la banca y las compañías de seguros, así como las hedge funds) a fin de privatizar la Seguridad Social y el Estado del bienestar. http://www.vnavarro.org/?p=7214#more-7214

Y en otro artículo Navarro “critica la postura ampliamente extendida en los círculos financieros, económicos y políticos de mayor importancia e influencia en el país, que consideran que la mejor manera de salir de la crisis es incrementando las exportaciones. El artículo discute el caso de Irlanda, que se presenta como ejemplo por aquellos economistas que sostienen tal tesis.” http://www.vnavarro.org/?p=8556

Espero te sirven estos artículos. Me gusta tu compromiso y tu búsqueda de respuestas a preguntas importantes.

Un gran abrazo

3:40 AM  

Post a Comment

<< Home