Sunday, February 12, 2012

Nítido

Así fue. Ayer (domingo) terminaron las temperaturas bajo cero. Anoche, cuando volvimos de nuestra "isla pacífica", los coches empezaron a patinar sobre la autopista. El choque entre un par de ellos que se pararon y se quedaron dañados en medio de la pista debe haber pasado unos minutos o menos antes de nuestro pasar. El tiempo es lento y rápido a la vez.

Hoy es un otro día, desgraciadamente sin patinar.

En Schiermonnikoog leí el libro "La isla", de Giani Stuparich, un escritor italiano. En sus primeras páginas el libro me encantó, llegado a la página 30 me desencantó por ver el tema y el estilo tan clara y repetidamente, y llegando a la página 70 (de las 81) me gustó nuevamente, a pesar de o gracias al seguir viendo el tema y el estilo tan nítidamente.

PD: Poniendo el enlace a una reseña de Vila-Matas acabo de leer: 'El estilo de La isla es lineal y falsamente nítido'.

PD2: Para alzar la envidia de José Luis o justamente hacer el contrario y estimularle a aprender a patinar, y para cerrar el período del patinaje de este invierno (o habrá este mes más hielo para patinar?) , cuelgo abajo otra foto, tomada hace poco por Aafke aquí delante de nuestra casa.

4 Comments:

Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Es que allí patinar parece algo natural, o normal, como aquí es normal y natural buscar en verano el fresco, muchas veces en piscinas o en el mar, o en la montaña. Quiero decir que se hace lo que toca, y eso me gusta.

Un abrazo

4:01 PM  
Blogger giovanni said...

Te entiendo perfectamente, José Luis. El patinar es como caminar, cuando lo aprendes de joven. A tu edad siempre es posible aprenderlo, igual que adultos puedan aprender a andar en bici, pero cuesta un poco. Donde tu vives hay pocas posibilidades y pocos impulsos de aprenderlo. Sabes esquiar? El 'langlaufen' parece a patinar. Yo no sé esquiar y cuando lo traté una vez en Suiza, el langlaufen, los primeros kilómetros eran agradables, pero cuando esperaba la llegada de Aafke como un campeón triunfante encima de una colina, de repente me tumbé para atrás y me dañé tanto en el culo (en el último hueso de la espalda) que preferí de caminar el resto de los días de 'wintersport' en Suiza. Aafke siguió esquiando.

Un abrazo

2:50 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Cuando era niño patinaba con ruedas, y se me daba bien, y me gustaba. No sé esquiar, es un deporte caro para mi economía, pero creo que quizás me gustaría el esquí "de fondo" (a largo plazo, que dices tú, y que he puesto en el traductor de alemán). Las pocas veces que he estado en una estación de esquí alpino, españolas, de los Pirineos, he visto mucha gente, muchos coches, bastante ruido,... en fin, mi idea de disfrutar de la naturaleza, si se puede, está asociada a falta de prisa, poco ruido, poca gente, si es posible, y poco gasto. No asocio naturaleza a consumir naturaleza, aunque no siempre es posible, como bien sabes. Cuando el otro día comentaba que allí donde vives parece que teníais un estilo de vida antiguo, también me refería a este aspecto, al de disfrutar de la naturaleza de manera directa, sin intermediarios.

Un abrazo

5:55 AM  
Blogger giovanni said...

La única vez que he estado en una estación de esquí alpino y "de fondo" fue cuando amigos nos invitaron a pasar las vacaciones con ellos, en Suiza, cerca del origen de río Rino. El esquí de fondo era tranquilo, pasando por bosques y colinas, sin ruido. Después de mi primer intento heroico salía los días siguientes a caminar en la nieve, una sensación que me gustó y me llevó un poco a mi juventud, aunque no recuerdo haber pensado a ella. Nuestros hijos eran todavía pequeños en aquellas vacaciones que siempre he considerado demasiado de lujo.

Un abrazo

9:58 PM  

Post a Comment

<< Home