Thursday, January 26, 2012

Farouk Achour

Ayer (jueves 26) nos reunimos para despedirnos de Farouk y compartir sentimientos y vivencias. Entrando en la sala de despido en el cementerio escuchamos una música grabada improvisada en guitarra por mí (qué raro, me dijo mi mujer después, de escuchar tu música) y después escuchamos primero las palabras de un hijo de Farouk que vive en Nueva Zelanda y después las palabras de un amigo quien se juntaba regularmente con Farouk y era más o menos su vecino. Este amigo conoció a Farouk cuando se incorporó al Grupo del Golfo hace unos diez años. Él nos contó sobre la vida de Farouk y de sus últimas conversaciones con él en la misma noche en que murió.

Una anécdota que contó era la siguiente. Farouk era pequeño y se volvió enfermo mientras estaba con su familia en una isla de donde venía su padre. Su abuelo lo llevó a un imán (fkih) quien escribió un texto del Corán en el fondo de un plato. Llenó el plato con agua, la tinta del texto mezclándose con el, y dijo al pequeño de beber el líquido de una sola vez. Así se curaría.

De vuelta en casa, la madre de Farouk se enteró de lo que había pasado, se enojó y hizo que su hijo fuese tratado con antibiótica.

De grande, Farouk le gustaba contar, con su sonrisa característica, que nunca sabía si se había curado gracias al texto del Corán o a la antibiótica.

La charla de nuestro amigo era preciosa y tan larga (dado el tiempo disponible de 30 minutos para la ceremonia de despido) que tenía que acortarla mientras hablaba. De vuelta en casa, de noche, leí su charla entera y me gustó tanto la versión abreviada en que tenía que improvisar como la versión larga escrita de cuatro hojas.

La foto de Farouk de arriba fue elegida por su mujer y sus hijos para acompañar este post, un último saluto.

8 Comments:

Blogger Elvira said...

¡Cómo me gustaría que me despidiera la música de un buen amigo! Es una hermosa manera de decir adiós.

Te acompaño en tu despedida a un buen amigo. Besos

12:11 AM  
Blogger giovanni said...

Elvira, leyendo tu comentario pensaba: voy a ver si logro incluir la música tocada en este post. Y logré.

Besos

1:25 AM  
Blogger Maria Dolors said...

Que triste despedir a un amigo
y que maravillosa melodia.

Un abrazo Giovanni

9:18 AM  
Blogger Elvira said...

¡Preciosa!

10:08 AM  
Blogger giovanni said...

Gracias por sus palabras, Maria y Elvira.

12:49 AM  
Blogger Jesús Miramón said...

Te acompaño en el sentimiento, Giovanni. Un abrazo.

2:10 PM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

También lo siento yo, Giovanni, un abrazo.

12:55 AM  
Blogger giovanni said...

Gracias, Jesús y José Luis. Acompañar es lo que hacemos, en la vida y la muerta que para todos llega algún día, y en la música que es una parte tan linda de nuestra vivencia. Abrazos

2:33 AM  

Post a Comment

<< Home