Tuesday, June 11, 2013

No pasa mucho


Estas fotos del archivo del viejo ordenador fueron tomadas en México en abril o mayo de 1982. Nos muestran momentos en la vida de gente que vive o vivía allá. Qué pensamos viendo a la mujer y a su hija, y esas calles en que no pasa mucho. Y qué significa esa frase: 'No pasa mucho'?

8 Comments:

Blogger Maria Dolors said...

Que están lejos del mundanal ruido, que en sus calles reina la paz, sus habitantes viven (parece) sin grandes
sobresaltos la rutina del dia a dia
con sus costumbres y sus tradiciones
y eso es lo auténtico.
Son unas fotos preciosas.
Un abrazo Giovanni.

10:56 PM  
Blogger Myriam said...

Pues yo veo que hay mucha calma....
muy lindos estos fotogramas.

Un abrazo, Gio

2:21 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

No pasa mucho. Supongo que siguen habiendo lugares en los que las cosas suceden a ritmo humano. Hace tiempo que aquí, y donde estás tú también, los acontecimientos se precipitan, el de hoy desplaza al de ayer, sea o no importante. Cuesta trabajo mantener la cordura, al menos a mí.

Un abrazo

La música sigue a ritmo normal, habitual, el que marca cada uno.

4:31 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Pasa la vida, igual que pasa la corriente cuando el río busca el mar...

5:11 AM  
Blogger giovanni said...

Me gusto tu descripción de la vida en esas fotos de hace treinta años. Creo que todavía hay muchos lugares en que pasa la vida así, a pesar de la globalización y los efectos de la crisis financiera global. Por las fotos en tu blog me imagino que tu también vives una vida bastante pacífica y autentica...
Un abrazo

10:00 PM  
Blogger giovanni said...

Myriam, la calma esta por un lado en las cabezas de la gente y, por otro, en lo que les rodea, en le familia, en la calle, en el pueblo, en la televisión... Creo que la televisión ha disturbado bastante la calma, aunque hay también cosas tranquilas que se puede ver en ella como documentales sobre la naturaleza. Que seriamos sin naturaleza… y sin calles tranquilas?
Un abrazo

10:06 PM  
Blogger giovanni said...

José Luis, que determina el ritmo humano, el interior o el exterior? Claro, ambos, con una influencia mutua. Entonces, el arte de vivir es en parte buscar un equilibro entre los dos que hace la vida agradable. En unos momentos se necesita un ritmo "lento" y "andante" y en otros, "vivace" y "capriccioso".

Un abrazo

10:14 PM  
Blogger giovanni said...

Me encanta esa imagen, Aquí. Será que mucha gente trate de acelerar el fluir del rio. Para qué?

10:17 PM  

Post a Comment

<< Home