Sunday, April 17, 2011

Una visita a campos de concentración

Ayer visité a unos campos de concentración que se encontraban al lado del río Ems y a pocos kilómetros de Emmen y Oldenzaal, los dos lugares donde he vivido en mi juventud. Hasta hace poco no sabía de la existencia de estos campos de concentración y que los construyeron ya en 1933, pocos días después del ‘Incendio del Reichstag’, para detener y hacer trabajar a los opositores del régimen de Hitler, democráticamente elegido. En este momento estoy montando una película sobre mi visita.

Anoche descubrí que un primo de mi madre murió en Bergen-Belsen, que no era un campo de exterminio. Ahí la gente murió de hambre y enfermedades. Ahí murió también Anne Frank. Un participante a la excursión de ayer a los campos de concentración me contó durante el almuerzo que a el le había impactado mucho su visita al campo de concentración de Bergen-Belsen.

Esta mañana, antes de empezar el montaje de la película, hice el montaje borrador de dos pavos reales que filmé en Rótterdam. La foto de arriba del macho es un ‘snapshot’.

14 Comments:

Blogger Bel M. said...

¡Impresionante! Creía que sólo pasaba en España eso de que se tapara la memoria histórica pero veo que, aunque en menor medida, también hay cosas por descubrir todavía en el resto de Europa.
Un abrazo, Giovanni, y buen domingo!!

3:13 AM  
Blogger Elvira said...

Espero tus dos vídeos, me interesan. Baci

6:02 AM  
Blogger Rayuela said...

debemos tener siempre presentes esos "monumentos al dolor", para no olvidar, para que NUNCA MAS...

espero la película.

besos*

12:00 PM  
Blogger pau said...

En realidad, Bel, España es el único país que esconde sus vergüenzas. No es de extrañar que en Alemania existan campos de los que el resto nada sepamos, pues eran para su propia gente. De ellos, nosotros solo conocemos los dedicados a minorías raciales o culturales, pero poco sabemos de dónde encerraban a los marxistas.
Portugal, Chile, Argentina, Uruguay... ya nadie las esconde ni protege a sus esbirros. Solo España mantiene a un fascista declarado, como presidente de honor de un partido político.

1:46 PM  
Blogger Bel M. said...

Probablemente tengas razón, Pau. Quería pensar que no estábamos en un país tan vergonzante, pero sí, lo estamos.
Petons.

3:23 PM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Pau, España es un país de poca memoria.
Dicho señor, en el año 1976, dió directamente - desde Alemania- la orden de que se entrara en una iglesia de Vitoria a tiro límpio.
Cinco muertos y 150 heridos.

No olvidar aqui, ni en ningún lugar, para que nada se vuelva a repetir.
Aunque viendo las elecciones de Finlandia...

3:10 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Al ver el comentario de Pau. se me fue de la cabeza lo que quería decir.





No sé si me atrevería a visitar un campo de concentración.

No dormiría en mucho tiempo.
Lloraba mucho de pequeña leyendo la vida de Ana.


Estuve - no hace mucho- en un evento donde ahora está la Comunidad de Madrid y en otros tiempos fue, la Dirección Nacional de Seguridad. Cuando pensaba que bajo mis pies, se había torturado y matado a tantas personas por pensar de forma diferente, no pude soportarlo me tuve que marchar.

5:13 AM  
Blogger giovanni said...

Bel, pasa en muchos países! En Holanda no hay 'memoria' de lo que hicieron holandeses en Indonesia. Es una historia de que todavía se habla poco. Y es sólo hace relativamente poco que se habla de la perfecta cooperación de la policía militar y la policía normal holandesa con las autoridades nazi durante la segunda guerra mundial. 100.000 judíos holandeses fueron transportados en tren desde Holanda (campo de concentración de Westerbork, construido con dinero de los propios judíos antes de la guerra!) a los campos de concentración en Alemania y Polonia.

Un abrazo

10:58 AM  
Blogger giovanni said...

Elvira, estoy trabajando en ambos. Los dos están casi listos.
Baci

10:59 AM  
Blogger giovanni said...

Rayuela, tanto en Chile como en Argentina tienen museos de la memoria... pero en España no, por lo que sepa... y tampoco en Holanda (ve mi respuesta a Bel).

Las pelis llegarán pronto.

Besos

12:08 PM  
Blogger giovanni said...

Pau, es interesante lo que dices sobre España. Por qué será, ese esconder? Esos campos al lado del río Ems eran primero para los propios alemanes opositores de los nazis y después para extranjeros de unos 15 países que fueron tomado preso. Sobre todo maltrataron a los rusos. Han muerto entre unos 8000 y 16000 rusos en esos campos de concentración. No existe una cifra exacta. También en Alemania han escondido la existencia de estos campos de concentración e incluso se prohibió hasta mediados de los años ochenta tener actos de conmemoración en los cementerios de estos campos, si es que había cementerios. Muchos muertos han desaparecido en fosas comunes.
Creo que fascistas declarados o escondidos alemanes han tenido puestos importantes después de la guerra.

12:17 PM  
Blogger giovanni said...

Bel, la vergüenza está por muchos lados y no está sólo presente en España. El fascista Pinochet no fue el único del regimen militar chileno de 1973-1990 que mantuvo puestos muy importantes en Chile después del restablecimiento de la "democracia" en Chile.

12:21 PM  
Blogger giovanni said...

Aquí, desgraciadamente España no es el único país con una trayectoria deplorable de democracia y falta de justicia (ve mis respuestas anteriores y ve la historia reciente). Hasta el día de hoy se siguen cometiendo ese tipo de barbaridades y no sólo en países "no civilizados" sino también en países "civilizados", aunque suelen cometerlas más fácilmente hacia gente extranjera en vez de su propia gente. Pero los casos de Chile y Argentina muestran que los “defensores” de la religión y de la familia fácilmente asesinan, personalmente o por medio de sus fuerzas armadas y policías secretas.

12:32 PM  
Blogger giovanni said...

Aquí, es impactante visitar a campos de concentración, incluso cuando ha quedado poco de estos, por ejemplo solo la casita de electricidad o una vieja barraca.

12:35 PM  

Post a Comment

<< Home