Friday, March 26, 2010

Emociones - "Invictus"

Es posible que una película te toca, te lleva, te hace sentir unido con tus sentimientos más profundos?

Ayer vi una película que me hizo casi llorar durante un tiempo increíblemente largo, casi durante la película entera. Increíble, porque las imágenes de los guardias blancos eran cliché (tópicos), el juego de rugby normalmente no me dice nada, el líder del equipo era claramente un actor con pelo rubio y ojos azules (no he mirado el color de sus ojos pero supongo que eran azules), el otro protagonista, el líder político negro de renombre y fama casi inhumana (sobrehumana), era también claramente un actor... y, sin embargo, yo estaba mirando la película con lágrimas en mis ojos. Cuando salíamos de la sala mi compañera me dijo que ella había llorado todo el tiempo y esta mañana durante el desayuno mi hija me dijo que ella también había llorado mirando la peli.

Cómo explicarlo?

La película que hemos visto se llama "Invictus". En vez de enfatizar que su director es Clint Eastwood quiero darles el texto del poema "Invictus", citado en la película y escrito por William Ernest Henley (para la traducción del poema ve el comentariode Olvido):

Out of the night that covers me,
Black as the pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul.

In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed.

Beyond this place of wrath and tears
Looms but the Horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds and shall find me unafraid.

It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll,
I am the master of my fate:
I am the captain of my soul.

El vídeo abajo es de la fiesta de cumpleaños de mi suegra. Una amiga dijo que había escuchado con lágrimas en sus ojos a las canciones cantadas por mi suegra, mi compañera y mi hija grabadas en un CD que acompaña al libro de canciones de primavera hecho por mi compañera que reproduce los dibujos y las canciones del cuaderno hecho por su mamá. Los dibujos de los posts anteriores, "Las desvantajas del hablar", "'El otro lado de la realidad' (Vila-Matas)", "Cantar a la primavera", son de ella y no de mi compañera.

11 Comments:

Blogger pau said...

No la he visto. Desgraciadamente desde hace un tiempo salimos poco de casa.
Dicen que es una gran obra de arte. (El arte no necesita ser de gran tamaño ni costar mucho dinero para ser grande).
Es la historia la que te cautiva, y la película es su embalaje; en este caso creo que algo más. El embalaje se ha empapado de la historia.

9:04 AM  
Blogger giovanni said...

Pau, es cierto, la historia me cautivó. Pero lo raro es que nunca me identifiqué mucho con esa historia e incluso tenía ciertas dudas sobre la sanctificación de Mandela y su abrazo por todos los políticos y empresarios del mundo. También es una película bastante "americana" o mejor dicho, típico de los EEUU, con efectos sentimentales simples.

9:16 AM  
Blogger mariajesusparadela said...

Yo también he oído hablar muy bien de ella.

10:01 AM  
Anonymous Olvido said...

No hay mucho que explicar porque a veces no podemos, simplemente sentimos y esos sentimientos ya estaban dentro de nosotros.

"Desde la noche que sobre mí se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses si existen,
por mi alma invicta.
Caído en las garras de la circunstancia,
nadie me vio llorar ni pestañear.
Bajo los golpes del destino,
mi cabeza ensangrentada sigue erguida.
Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,
pero la amenaza de los años,
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el camino,
cuán cargada de castigo la sentencia.
Soy el amo de mi destino;
soy el capitán de mi alma."


Entrañable fiesta
Buen día

12:28 AM  
Anonymous Olvido said...

Hay veces que no esnecesario explicar mucho, simplemente sentimos y esos sentimientos ya estaban dentro de nosotros.

"Desde la noche que sobre mí se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses si existen,
por mi alma invicta.
Caído en las garras de la circunstancia,
nadie me vio llorar ni pestañear.
Bajo los golpes del destino,
mi cabeza ensangrentada sigue erguida.
Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,
pero la amenaza de los años,
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el camino,
cuán cargada de castigo la sentencia.
Soy el amo de mi destino;
soy el capitán de mi alma."

Entrañable fiesta
Buen día

12:30 AM  
Blogger giovanni said...

Olvido: gracias por la traducción! Y tienes razón: a veces no es necesario explicar.
Un beso

5:47 AM  
Blogger Elena Martín said...

soy el capitán de mi alma...
en consecuencia deberíamos actuar, tal vez así las cosas serían de otro modo.
Me ha encantado el vídeo :)
Besos Giovanni

8:54 AM  
Blogger eL MAQUINISTA said...

No he visto "Invictus" y tampoco tenía mucha curiosidad, soy receloso y tengo mis reparos cuando a alguien se le "endiosa". En cuanto a tu vídeo, que ahora me interesa más, es muy bonito, pero cuando veo los innumerables vídeos que pones sobre tu casa, tu familia, tus recuerdos, tus visiones... me surge una fantasía (porque es una fantasía ¿verdad?): el que sostiene la cámara, no eres tú, es una sombra, un invitado, alguien que ve tu vida y siente tus imágenes. Alguien que hace imagen tus momentos más significativos. En esa reunión de foto familiar, en la que tanto cuesta colocarse, él (ese alguien) está sentado viéndoos colocaros y asiste, con una sonrisa, a vuestras discusiones sobre donde debéis colocaros. No sé si es una imagen bonita o inquietante. Un saludo, Jesús.

2:12 AM  
Blogger giovanni said...

Elena: deberíamos actuar, debemos actuar, debemos hacer algo, pero qué es ese algo. Silenciarse también es hacer algo e incluso es posible que dos personas tengan más contacto sin decir nada en vez de decir mucho. Pero llega un momento en que el hablar es lindo o necesario. Hay tantas posibilidades.
Besos

3:48 AM  
Blogger giovanni said...

Muy interesante lo que dices, Jesús. Me haces pensar sobre algo que nunca he pensado antes. El que sostiene la cámara, el que tiene ‘la pluma’, el que toca las cuerdas de la guitarra… quién es? El que mueve y hace hablar los títeres, quién es?

Tal vez la cámara hace posible lo que la pluma, la guitarra y los títeres no hacen posible: colocar el ojo y el oído fuera de ti. Aunque… la diferencia no es muy grande y escribiendo, tocando la guitarra o jugando títeres (lo hice también, pero no de manera profesional como tú, cuando mis niños eran pequeños) también se coloca de cierta manera el ojo y el oído fuera de ti.

Tal vez la cámara hace posible mirarte a ti misma? No, tampoco en eso está la diferencia. Hay algo que una cámara hace posible y no sé bien captarlo. Tal vez sea un tema para un próximo vídeo…

Un saludo

4:01 AM  
Blogger Clarice Baricco said...

Yo cuando la vi lloré. Lloré y lloré. Todo lo que tenga que ver con el perdón me hace llorar. Y la sabiduría de este personaje. Digno de imitar. El poema también es hermoso. En fin, que Clint logró el objetivo.

Abrazos amigo.

1:12 PM  

Post a Comment

<< Home