Saturday, May 17, 2008

La memoria del niño

De niño te pasan muchas cosas. Después es poco lo que te acuerdas. De lo que te acuerdas nunca sabes si realmente haya pasado así (de tal manera) e incluso a veces ni sabes si realmente haya pasado (de verdad).

De adulto recurres a la memoria. Qué memoria? La del joven que eras? La del adulto que sos? la del joven primero y después del adulto y así avanzando en los años y (trans)formando la memoria?

La memoria es selectiva. Destaca algunas cosas, olvida o reprime otras.

Podría preguntar a mis hijos si recuerdan el momento de la foto arriba. O si no recuerdan el momento mismo, si recuerdan las vacaciones en que fue tomada esta foto. O si no recuerdan esas vacaciones, qué recuerdo tienen de ese tipo de vacaciones en Francia, con carpa (tienda)?

5 Comments:

Anonymous pau said...

Para nosotros los recuerdos tienen un sentido y una forma muy distinta que para nuestros hijos. Igual nos sucedió cuando eramos niños y nuestros padres nos discuten (o discutían) la veracidad de nuestros recuerdos.
Pero la realidad, la nuestra de hoy, la de ellos mañana... se sustentará en dichos recuerdos. En los nuestros cuando eramos niños, en los suyos cuando sean mayores. Esos recuerdos, sean o no exactos, conformarán su futuro como conformaron el nuestro; y, entonces, se convertirán en realidad; la única cierta, conformadora, creadora de una manera de ser original y nueva. Nadie podrá, entonces, discutir dicha realidad.

6:51 AM  
Blogger Bel said...

Giovanni,
Pero ya ves que a los recuerdos se les puede convocar, como a espíritus perdidos, con una música, una imagen, un olor... y, como dice Pau, lo importante es el recuerdo, no lo que realmente ocurrió, porque, ¿qué es la realidad?

10:21 AM  
Anonymous Olvido said...

Giovanni…Y siguiendo con Clarice, ella en ‘Agua Viva’ dice:
“no quiero tener la terrible limitación de quien vive sólo de lo que puede tener un sentido. Yo no: lo que quiero es una verdad inventada”

11:28 AM  
Blogger ZenyZero said...

Los recuerdos son como el instinto, nos ayudan a dierenciar lo irreal de lo real. Desechamos los que no nos convienen o tratamos de olvidarlos, a veces inútilemente, pero sin ellos sería difícil afrontar la vida.

Un saludo
Chuff!!

11:46 AM  
Blogger Luna said...

A veces pienso que los recuerdos son nuestro ADN, sin ellos nos perderíamos.

Saludos

3:06 PM  

Post a Comment

<< Home