Thursday, July 16, 2015

La voz alta de Adamo

Se encontró en las estadísticas de este blog como uno de los pocos posts leídos y porque acabé de hablar del sol que brilla me curiosé y pinché el enlace. Apareció una entrada de que no reconocía, recordaba nada. Sin embargo, yo lo escribí, en noviembre 2008:

"Nieva y llueve, il neige et il pleut (qué raro... il pleut, llora...), it snows and rains, het sneeuwt en het regent. Camino sobre el dique. La nieve se pega a los coches. Pensamientos surgen y se pegan en mi consciente.

- Savez-vous cette chanson de Adamo sur la neige ?
Una señora al lado del chanteur empieza a cantar la melodía. Él no muestra si conoce la letra de la canción de Adamo, ese italiano que vivía en Bélgica y cantaba en francés. Yo pienso: cómo era la letra? era algo sobre un pájaro sentado en una rama y nevaba...

El cantor empieza a cantar. Conoce perfectamente la letra, igual que de la multitud de canciones francesas que ya había cantado desde el momento en que mi compañera y yo entrábamos en el café "Le Pipo", el mismo café donde ya habíamos escuchado una vez un concierto de un cantante de cafés. (Antes de salir del café le pregunté de donde venía. Déjame adivinar, le dije. De un país caribeño? No, me dijo sonriéndose, de El Salvador. Yo tengo un amigo salvadoreño, dijo mi compañera, se llama Manlio Argueta, es escritor. Le conozco, dijo el cantor y guitarrista del café. Pero ya no viene más a Paris, el tiempo de los exiliados ha pasado. Una cosa semejante me pasa a mí, le dije. Mis amigos latinoamericanos han vuelto.)

Doblo a la izquierda, bajo del dique, je descends, y camino a través del barrio que queda detrás de nuestra casa, un barrio construido en los años treinta (o era veinte?) para los trabajadores de los astilleros en el norte de Ámsterdam. Hay mucho verde entre las casas, es un barrio lindo. Fue un dirigente socialdemócrata (socialista) de la municipalidad de Ámsterdam que hizo construir ese barrio, para que los obreros vivieran en un ambiente sano y digno.

Ayer fui a un festival de cine documental, IDFA, International Documentary Film Festival Amsterdam, y vi que los obreros en India y Congo no viven en un ambiente sano y digno. Y que nosotros los ricos del mundo aprovechamos de sus sueldos bajos. Los explotamos.

De vuelta en casa tomé un baño en la bañera para relajarme.

Voy a buscar en Internet si encuentro el texto de la canción de Adamo. De joven la cantaba en el baño, con esa misma voz alta de Adamo."  

8 Comments:

Blogger JL Ríos said...

Yo cantaba "Piccolissima Serenata" en los mediodías, aunque no sé el porqué, supongo que la oía en la radio o la tocaba mi padre. He intentado, con irregulares resultados, que mis hijos escuchen algo de canción ligera italiana (Mina, Ornella Vanoni, Nicola Di Bari... ) porque supongo que sigue habiendo italianos, franceses, holandeses... que siguen componiendo ese tipo de canción ligera y fácil de escuchar. Veo que sigues muy activo, claro.

Un abrazo

4:43 AM  
Blogger giovanni said...

En un comentario al post original Luna me dió la letra en castellano:
Cae la nieve
y esta tarde no vendrás;
cae la nieve
y mi amor de luto está.
Es como un cortejo de lágrimas blancas
y el pájaro canta
las penas del alma.

Estoy tratando de bajar mi ritmo y creo que logre... con la ayuda de la tele (miro el Tour de France entretanto, en el living, no aquí en mi cuarto de trabajo) y el sol afuera y la necesidad de salir en bici para conprar tortas a comer esta noche en la casa de Humberto quien me enseña guitarra flamenca mientras yo le enseño francés.

Un abrazo

4:51 AM  
Blogger NáN said...

Sí, Giov, se te nora un ritmo más bajo, más de vacaciones. Y traer aquí los éxitos veraniegos de Adamo me retrotrae a mis veranos (cuando estos contaban como una subida de ritmo; no cuando, como pasa en la vida adulta, significan bajar el ritmo de todo el año).

Yo lo he bajado tanto que casi ni abro el ordenador, pero la causa es la ya larga ola de calor, a la que hay que sumar 5 días en los que se han desmadrado los niveles de ozono troposférico, que es el "malo" y el que a mí me afecta mucho más que el calor.

José Luis, no solo siguen haciendo "esa música que suena a italiana", parecida a la música ligera que dices. LA prueba, esta con la que Simona Molinari ganó el premio San Remo 2003 (y se convirtió en exitazo en toda Italia). Mírala aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=RpzsVERfW44

Además, como me contaba una profe de italiano, "cuando vuelvo a Italia me sigue sorprendiendo que los niños, a partir de los 4 o 5 años, se conocen a todos los cantantes y temas famosos de los 60 y los 70, y la causa es que sigue habiendo programas de recuerdo que se ponen de moda".

(Vuelvo a la penumbra en la que, aliviado por un ventilador, he vosto las últimas tres etapas del Tour).

9:21 AM  
Blogger NáN said...

perdón, San Remo 2013.

9:22 AM  
Blogger giovanni said...

y visto...

Pero qué gusto, NáN, leer tu comentario. Me hace bien y, además, me ayuda a desacelrera mi ritmo. Porque aquí en este blog es bajo, pero en el otro alto. Además estuve comunicando bastante con gente de la red de Fondad, hasta el día de hoy.

Con la traducción de mi último post en el blog de Fondad he vuelto a una vida normal en que escribo de vez en cuando (unas veces más que otras) en este blog.

Un abrazo

9:26 AM  
Blogger JL Ríos said...

Varias cosas. No me importa que las respuestas a los comentarios en el blog se hagan semanas después. Ordenando estos días papeles he visto que las cartas a mis padres cuando tenía entre 9 y 12 años eran semanales, así que entre una y dos semanas está bien.
Creo que estuvimos por primera vez en Italia en 2005, en coche por la Toscana. Suena bucólico e idílico. Bueno, estábamos en un pueblo cerca de Pescia, cerca de Florencia. Me llamó la atención las luces en los cementerios por la noche y que en el supermercado al que íbamos día sí día no a comprar hubieran CD de aquellos cantantes de los 60 y 70 que aquí ya no era fácil encontrar. Y que en Prato, o en Pistoia, no recuerdo bien, hubiera actuaciones, según los pasquines, al menos, con algún cantante de aquellos años. Es verdad que en Santo Domingo de la Calzada, durante el Camino de Santiago, actuaron los Hermanos Calatrava, pero no es lo mismo. Hay límites inferiores que no se deberían traspasar.
El año pasado cuando estuvimos en Berlín, ante la ausencia de canales en español en la televisión, a pesar de ser un hotel de bastante nivel, vimos la RAI, claro, y vimos, por ejemplo, un programa de hora y media, más o menos, dedicado a la canción "Volare", con versiones más o menos afortunadas y, eso sí, orquesta en directo que era constantemente alabada. La realización no era muy moderna, aunque a mí no me importa. Algo similar ocurrió en Nápoles en 2010, también vimos la RAI.
En fin, que hace 30 años las músicas ligeras europeas eran habituales (yo sacaba de oído muchas de esas canciones), mientras que hoy han sido sustituídas por las norteamericanas.
El calor, Nán, me desactiva y me vuelve pasivo, prácticamente sólo miro, no hago.
La canción: tonalidad menor; prácticamente tres acordes; solo de piano cercano al honki tonki; si condensamos todo, y a eso voy, son tres acordes enmascarados pero suficientes para hacer la canción solvente. Otra cosa es el aspecto visual, tan italiano y atractivo.

Un abrazo

12:08 PM  
Blogger giovanni said...

José Luis, por otro lado yo me acuerdo como, en mis viajes por el sur de España, podía encontrar música en cualquier sitio, hasta (o sobre todo?) en las gasolineras! Eran cassettes, tengo muchas.
Parece que en muchos aspectos nos hemos cambiado en norteamericanos, en la cultura (en un sentido amplio incluyendo a costumbres, modas), en la política, en la economía, en la organización social de empresas (acento en control del trabajo y de precios), en la vida diaria... O no? Seguimos llevando una vida diaria autosincrática?

Un abrazo

12:41 AM  
Blogger JL Ríos said...

"Sobre todo" es la palabra adecuada, "sobre todo en las gasolineras", o bien "hasta (incluso) en las gasolineras". Hay matices, claro, Nán te lo explicará mejor que yo, pero vienen a decir algo parecido: la facilidad de encontrar música ligera en cualquier sitio de esos, entonces. Siguen habiendo CDs en las gasolineras, y de esos cantantes también, me he fijado.

Yo creo que nos van americanizando en algunas cosas: la amplitud de horarios en muchos establecimientos, los grandes almacenes en las afueras, con los bares de comida rápida también allí, la "macdonalización", o sea, la reducción de todo a unos sencillos pasos que no requieren mucha especialización y que se aprenden en un día, la confusión sobre qué debe haber en el espacio público o de quién es ese espacio (¿de las empresas, de las tiendas, de los bares...?), la aparente variedad en todas las ofertas de todo, la ausencia de "centro" en algunos pueblos, la potenciación del deporte como la panacea de todo... en fin, no lo sé detallar muy bien, pero lo veo. Y vosotros también.

¡Ah, se me olvidaba! La reducción de cualquier forma de cultura a entretenimiento, claro. Y la idea de que "todo" ha de ser divertido me parece que también viene de allí. Divertirse hasta morir.

A pesar de todo somos bastante felices, o lo intentamos con ganas, vamos. Un abrazo.

3:44 AM  

Post a Comment

<< Home