Friday, June 05, 2015

Fiesta en Putten y líderes en los años 60/70

Arriba y abajo están tres de los dibujos que Aafke hizo durante el pasado pasado fin de semana cuando participamos en una fiesta, tertulia, reunión de varios días de un grupo de 150 personas, jóvenes y viejos, para hacer música, teatro, talleres, tai chi, un programa de radio, un diario de pared (fue la idea de mi hija) y otras cosas como p.e. bailar y cantar. En un próximo post diré algo sobre el 'muurkrant', wall paper, diario de pared hecho por un colectivo liderado por mi hija.
-Tuvimos líderes en los años sesenta y setenta?
-Sí.
-Formales o informales?
-Ambos. Pero los formales podrían ser sustituidos y tenían que responsabilizarse ante una asamblea general, tanto los líderes estudiantiles en las universidades holandesas como los líderes campesinos en los centros de reforma agraria chilenos.


8 Comments:

Blogger aarl1928 said...

SUPONGO QUE ESE FIN DE SEMANA RESULTÓ INTERESANTE, SOBRE TODO ESA CONCIENCIA DE JÓVENES Y VIEJOS QUE RESULTA TAN IMPORTANTE EN LA SOCIEDAD DE CONSUMO DONDE TODO LOS "VIEJO" ES DESECHABLE, LO CUAL HA ROTO EL FUNDAMENTO DEL CLAN URBANO, YA DE POR SÍ LEJNA COPIA DEL CLAN PRIMITIVO.

2:29 PM  
Blogger NáN said...

Aquí, en España, los líeres "formales" llegaban al conocimiento público cuando eran detenidos y pasaban a la cárcel para una condena de muuuuchos años.

Me atrae mucho esta fiesta-acción.

(ya de vuelta en mi madriguera).

8:21 AM  
Blogger giovanni said...

Sí, Alejandro, fue lindo e importante, ese nexo entre viejos y jóvenes. Y sí, es absurdo que mucho o todo lo viejo es considerado fuera de moda. Para mí 'old fashioned' es sumamente importante. El clan urbano existe todavía un poco a nivel de barrio. El barrio, la calle, donde vivo yo es una mezcla de vida de pueblo y de ciudad.

10:55 PM  
Blogger giovanni said...

NáN, esa fiesta-acción tiene bastante historia, allí en Putten y en Holanda en general. Son los padres de una amiga que la reiniciaron teniendo ellos un terreno grande de pasto y la voluntad de organizarla. Cuando murió el papá de mi amiga el despido de él fue en ese lugar, con ataúd hecho por hijos y nietos y pintado por los nietos. Era un despido con mucha música.

10:59 PM  
Blogger JL Ríos said...

Es muy ... curioso, toda esa fiesta. Confío bastante en los nuevos líderes de aquí, de los partidos de izquierda. Tiene, además, y me parece muy bien, mala leche. No sé si sabes lo que es.

Un abrazo

7:27 AM  
Blogger jan joost said...

Sí, José Luis, sé lo que es mala leche. Tengo un amigo que dice que muchas mujeres tienen mala leche. Ojalá los nuevos líderes sigan siendo críticos a o consigo mismo, y los que les votan también. Crítica puede y debe ser constructiva..

Un abrazo

12:23 AM  
Blogger NáN said...

Por una vez, tengo la sensación de que no han ganado ellos, los que han salido elegidos, sino que he ganado yo (es decir, nosotros).

Eso tiene un precio: criticar lo que nos parezca criticable, pero sabiendo que nos criticamos a nosotros (es decir, sin esa "superioridad moral" tan de la izquierda) y apoyarles de verdad.

Cuesta interiorizar el "Ellos somos Nosotros", pero tendremos que esforzarnos.

1:01 AM  
Blogger jan joost said...

NáN, he tenido una sensación semejante en elecciones en Holanda (no en las de los últimos años, que más bien me han dado la sensación que soy un miembro de la 'bétail de vaches' qui doivent légitimer le système capitaliste) y, eso también (!), en otros países. El sentirse un ciudadano del mundo facilita eso.

El tema de la crítica y autocrítica es interesante e importante, no sólo en un sistema político sino también en relaciones conyugales o de pareja o incluso de amigos. Ayer tuve una discusión intensa (que quiero continuar en un tono suave) con un amigo cofunadador del comité de solidaridad con Chile (en 1972) sobre una pieza de teatro chileno que critica a Salvador Allende y la Unidada Popular.

Esas discusiones entre amigos cansan también, pero creo que valga la pena.

1:36 AM  

Post a Comment

<< Home