Wednesday, May 20, 2015

Los funerales del ratoncito



Me daba pena ver el ratoncito que traté de matar muerto en el suelo al lado de mí. Las últimas semanas había abandonado las trampas mortales y cambiado por una trampa amical que tendría que resultar en su captura sin herirlo o matarlo, simplemente encerrándolo en una cajita especial. Mi intención era liberarlo en plena naturaleza.

Me daba pena y soy feliz que no murió por el veneno o la trampa (creo que eso no es la palabra, en holandés es 'val' o 'muizenval', en inglés es mouse trap) como sus descendentes, pequeños, sino por edad, creo o quiero creer.

Le di unos funerales dignos de su edad y perseverancia y simpatía. Últimamente no comió del pan, sólo de vez en cuando lo veía escapar, corriendo hacia su rinconcito detrás de la nevera. Ya no corría tan rápido como antes...

Que descanse en paz.

PD: Traduje este post al francés como tarea de traducción para mi alumno Humberto y escuchando su traducción me sorprendió que, sin darme cuenta, había cambiado la última frase en: Repose en paix, mon ami souris. Será que amistad surga o crezca con el tiempo? O por el enterramiento? (jaja)

6 Comments:

Blogger alba said...

nunca he tenido que enterrar a un animal, pero cuando se me muere una planta la llevo al parque, o al bosque, junto a los árboles. sería incapaz de tirar una planta muerta a la basura.
este pequeño funeral del ratoncito me sobrecoge...

3:50 AM  
Blogger aarl1928 said...

O lo aumentaste mucho o era algo más que un ratoncito,. Aquí me ha tocado enterrar varios perros. Hace un rato no sabía si la casa me iba a enterrar, un temblor algo largo grado 4 Richter pero que uno no sabe si va a continuar en la catástrofe.. Más peligroso con la cocina encendida.Día húmedo, anoche lloviznó.

2:15 PM  
Blogger JL Ríos said...

Me ha gustado que has adoptado el punto de vista de un niño, o lo que se suele entender como un niño. Quizás un niño de los de antes, de antes de Internet.

1:29 AM  
Blogger giovanni said...

Podría haberle tocado algo de guitarra...
Un beso Alba

10:15 PM  
Blogger giovanni said...

Lo aumenté bastante, Alejandro. Qué susto y qué sentido de humor de hablar de la casa que te entierre... Por la descripción del día (húmedo, lloviznó) estuve un rato en tu casa que también es un poco la mía: conozco sus formas, sus colores, sus olores... y a su habitante. Que pases un buen día, hoy!!

10:19 PM  
Blogger giovanni said...

El niño de siempre, José Luis. O crees que desvanezca/desaparezca?

Un abrazo

10:22 PM  

Post a Comment

<< Home