Friday, December 06, 2013

Mosén Millán y el zapatero (2)

Me aburre explicar por qué me gusta más el título original de Mosén Millán que el título dado a la novela de Sender después: Réquiem por un campesino español. En una palabra, el título original era más universal.

Me aburro fácilmente, a pesar de ser una persona muy curiosa que siempre quiere descubrir, ver, escuchar, sentir. Tal vez no sea el único que tenga ese defecto. Pero me aburro sobre todo cuando tengo que explicar algo. No es que yo sea tan lúcido que no entienda por qué necesito explicar algo obvio. Es también que me cansa explicar algo.

Sin embargo, muchas veces meandro en largas descripciones sobre cosas de poca importancia. En parte lo hago porque las cosas de "gran" importancia me aburren. Eso del título de la novela de Sender es para mí algo de poca importancia, como lo es también este escrito, esta entrada. Si no la hubiera escrito, no pasara nada. Habiéndola escrita tampoco pasa nada. No cambia nada. Qué textos cambian algo? Qué cambian?

4 Comments:

Blogger Isabel said...

Todo texto tiene su importancia, porque cuenta algo concreto. Por ejemplo, al escribir esto nos das la oportunidad de conocerte un poquito más, sabemos de ti algo concreto que una imagen no nos diría.
Eso produce un cambio en quien te lee, esa para mí es la importancia de la palabra. La imagen es instante en el tiempo, la palabra es expansiva y según sea puede originar un oleaje.
Así que no te arrepientas de haberlo escrito.

Un abrazo.

11:48 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Me gustan las fotos ambiguas porque obligan a pensar y a relacionmar más que las fotos concretas. No soy fotoperiodista, si lo fuera seguramente pensaría de forma diferente. Los títulos centran el tema, en las fotos, según la opinión del autor del título, claro. Bien pensado, todas las fotos son ambiguas, pero todos los libros no. Un lío, vamos.

Un abrazo

4:02 PM  
Blogger giovanni said...

Isabel, no es normal decir que te aburres fácilmente y después de escribirlo me pregunté: es verdad? Podría haber escrito un texto que decía en su primera frase: No me aburro nunca...

El cambio que produce un texto en el que lee es para ti la importancia de la palabra. Déjame pensar un poco sobre eso... Qué tipo de cambio?

La palabra es expansiva y pueda crear un oleaje... Qué tipo de oleaje?

Un abrazo

10:17 PM  
Blogger giovanni said...

José Luis, los libros son también ambiguos, de cierta manera, que es una forma vaga de decirlo. O por lo menos un texto puede ser ambiguo, como acabo de decir en la primera frase de mi comentario a Isabel.

Un lio también pueda crear claridad.

Un abrazo

10:22 PM  

Post a Comment

<< Home