Friday, March 15, 2013

Vídeo escondido

¿Habrá alguien que "descubrirá" este vídeo un poco escondido? Lo hice hace un par de años, lo puse en aquel entonces durante un par de horas (¿o eran días?) en YouTube y lo retiré.

Hoy, viernes 15 de marzo 2013, lo volví a colgar en YouTube. 
(PD: Mi idea era publicar esto aquí en "Tutto è possibile" en un viejo post borrador, pero con la nueva versión de blogger ese post viejo fue actualizado automáticamente, veo ahora... Una desventaja típica de la 'renovación' constante y a veces irritante en el mundo del software.)

¿Por qué he guardado el vídeo viejo tantos años en silencio? Por un lado por ciertos motivos (jaja) y por otro porque lo había simplemente olvidado. Esta tarde, cuando hacía el montaje de un vídeo nuevo que había filmado ayer, descubrí el vídeo viejo "escondido".

24 Comments:

Blogger Elvira said...

He disfrutado mucho de los dos vídeos, de tu amor a la guitarra y de tu música.

Besos

12:39 AM  
Blogger Myriam said...

Vi los dos vídeo, Gracias Gio.

Admiro a quienes saben tocar la guitarra de la forma en que lo haces.

Besos

2:52 AM  
Blogger Jesús Miramón said...

Me ha encantado este vídeo "escondido". Yo también amo las guitarras y también tengo una anécdota sobre ellas.

Mi primer destino como trabajador de la Seguridad Social fue en Girona, Cataluña, siguiendo a mi mujer, que había obtenido su plaza de profesora de Lengua y Literatura castellana en Banyoles (Bañolas en español), a unos catorce kilómetros de Girona.

Yo siempre he tocado la guitarra. Aprendí a los ocho o nueve años a las órdenes de la hija de una vecina de mis padres en Zaragoza. No es que ella supiera mucho -ahora me doy cuenta-, pero era muy guapa y, a pesar de mi edad, me gustaba verla llegar a casa las tardes en las que nos daba lecciones. Con ella aprendí las primeras nociones de música y, sobre todo, aprendí a querer el sonido de ese maravilloso instrumento.

Vivíamos en Banyoles cuando, durante una visita a Zaragoza, Maite quiso regalarme una guitarra nueva. Entramos en una tienda de la calle Bretón, una tienda cuyo escaparate había contemplado muchas veces durante mi infancia y primera juventud, y allí adquirí mi actual guitarra. La que elegí no era una guitarra española clásica, era de caja estrecha y con salida para altavoces, aunque, desde luego, puede tocarse como una guitarra normal. Es preciosa, una hermosura, y me ha acompañado desde hace más de veinte años de mudanza en mudanza. Precisamente la semana pasada compré en Barbastro un nuevo juego de cuerdas para ella.

Lo curioso del caso es que cuando regresamos a Banyoles se me ocurrió leer con detenimiento la etiqueta de la caja de la guitarra, el documento que acredita el origen del instrumento y, ¿podéis creerlo? ¡Se había fabricado en Banyoles! ¡Se trataba de una guitarra Camps, creada en un pequeño taller junto al que conducía cada día cuando iba y venía a Girona!

No sé si de haberla comprado en el taller hubiera pagado menos que en Zaragoza, pero aquello me confirmó que, de un modo u otro, las cosas siempre acaban sucediendo. Es inútil resistirse.

Un abrazo.

Jesús

10:23 AM  
Blogger Maria Dolors said...

Preciosos los dos vídeos Giovanni.
Un abrazo.

11:50 PM  
Blogger (* said...

Yo me he acordado de otro vídeo tuyo, Giovanni. Tocabas a Bach mientras por la televisión echaban el ciclismo.
Me gusta mucho escucharte hablar de tus guitarras. Se encariña una enseguida.
Un abrazo.

8:40 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

He visto los dos videos, aunque el primero ya lo había visto, diría yo. Mi padre me enseñó guitarra, hasta donde él sabía, hasta los nueve años, más o menos, luego ya pasé al piano y la olvidé, aunque tengo una, mal mantenida en cuanto a cuerdas, por ejemplo, que ahora tiene mi hijo. No importa tanto el instrumento, en mi caso al menos, como la relación habitual con la música. Supongo que a vosotros os pasa algo parecido.

Un abrazo a todos y a todas.

2:47 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

This comment has been removed by the author.

2:47 AM  
Blogger jan joost said...

Me alegro, Elvira!

Besos

11:42 PM  
Blogger jan joost said...

Es cuestión de amor por la vibración de las cuerdas y seguir tocando, Myriam. A mi hermana mayor Myriam, que empezaba a tocar guitarra cuando yo tenía unos 10 años y que ha dejado de tocarla aunque hemos comprado una buena guitarra de estudio para ella hace unos años, le herecomendado de afinar la guitarra cada día y afinándola hacer una pequeña cosa fácil en ella, en vez de querer volver a tocar las piezas c;asicas que una vez ella tocaba.
Ahí está otro "secreto": afinar la guitarra cada día. Incluso "basta" tomarla entre tus manos y abrazarla... creo.

Besos

11:48 PM  
Blogger jan joost said...

Jesús, qué historia más linda sobre tu guitarra! Una Camps... de Banyoles...

Renuevo poco las cuerdas de mis guitarras, no porque tengo tantas, sino por ser flojero y tener cierto gusto y buscar cierto desafío de tocar bien en una guitarra "mala" o con malas cuerdas. Y quizás tambien para honorar lo viejo y no buscar siempre el nuevo.

Un abrazo

12:31 AM  
Blogger jan joost said...

Me algegro que les haya gustado, Maria Dolors!

Un abrazo

12:31 AM  
Blogger jan joost said...

Se encariña de la guitarra, no cierto (jaja)?
Me gusta tocar en un ambinete "natural", sin ese silencio que mata. Prefiero actuar en un cuarto o una sala en que la gente escucha de manera non troppo atento... Y tú?

Un abrazo

12:34 AM  
Blogger jan joost said...

José Luis, habías visto el primer vídeo en el día en que lo puse en YouTube por un par de horas, o te refieres a la versión más corta?

Tanto tú como Jesús habéis empezado a tocar la guitarra más jóven que yo. No es extraño, por ser España el lugar donde crecieron.

Tu guitarra sonará mucho mejor con las cuerdas baja nuevas, no cabe duda. Y será una buena forma, no muy cara, para honrar su presencia y, también un poco creo, la presencia y ausencia de tu padre. Tal vez tu hijo pensará lo mismo...

Un abrazo

12:40 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Creo que vi el video en su versión larga, si no recuerdo mal. Tienes razón en que la guitarra sonará mejor ahora, y en que hay una línea fina que une a mi padre, a mi y a mi hijo. No podré preguntarle a mi hijo hasta dentro de un tiempo, ya que va a Perú tres semanas, en principio, por placer, no por trabajo. Estoy contento y preocupado a la vez, al menos ahora.

Un abrazo

4:18 AM  
Blogger (* said...

jajaja, el cariño hacia el guitarrista viene de largo, ahora le tocaba el turno a sus guitarras.
Yo, si estudio a conciencia, cierro la puerta para que nada ni nadie me distraiga. Pero si llueve, siempre, abro la ventana. :)

6:15 AM  
Blogger giovanni said...

Has tenido "suerte", José Luis, de haberlo visto en ese breve momento. Lo curioso es que, según me acuerda, a mi amigo Humberto no lo gustaba mucho y eso fue una de las razones que lo retiré. Pero ahora Humberto me dijo que a el le gustaba el vídeo... O será que había un malentendido entre él y yo?
Esas 'líneas finas' me encantan, pero estoy seguro que tú lo dirías de una manera más fina... menos 'gruesa' o explicita. Felizmente, en castellano no tengo problema en ser grueso o explícito.
Qué bueno que tu hijo viajará al Perú! La aventura! La enseñanza de la vida! Entiendo tu preocupación. Cuando yo viajé a Chile (y al Perú) por primera vez (fue una estadía o estancia como dicen ustedes españoles de siete meses) tenía 24 años. Cuántos años tiene tu hijo?

Un abrazo

8:01 AM  
Blogger giovanni said...

(*, un día pasaré por debajo de tu ventana y me pararé para escuchar. Claro, sin que tú lo sepas.

8:03 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Los mismos: 24.

8:06 AM  
Blogger giovanni said...

Pura coincidencia.

8:14 AM  
Blogger Luna said...

Don Gío, usted escondió el vídeo por pura coquetería, jaja

Mi guitarra tiene, espero que los cuento... 19 trastes ¿Cuántos tienen las suyas?

Le doy una pista:
para que suene el Do mayor, debe colocar los dedos en tres trastes.

Lo que no son trastes, son trastos.

No puedo con la risa




5:18 AM  
Blogger giovanni said...

Doña Luna, ud siempre tiene razón... Nunca he contado los trastes... Por qué serían 19?
No domino el sistema de do-re-mi, siempre pienso (si es que pienso en el) en e-f-g.
Entonces, ud se ríe de mí? o le doy risas? (hay diferencia entre esas dos frases?)
un saludo respetuoso

9:30 PM  
Blogger Luna said...

Buenos días desde un rincón de la Alpujarra granadina bajo el limonero florecido y el olor a jazmines del pequeñito jardín.

Don Gigi:

Si se me ocurriera reírme de alguna persona, mi abuelo Manuel, esté donde esté, me daría un buen tirón de orejas. Es una de las cosas que me enseñó y que nunca he olvidado.

Hay mucha diferencia. Me gusta la gente divertida, salerosa y coquetona al escribir y las primeras frases de la entrada, me ha producido risa.

Voy a "robar" naranjas del campo de Simón. Él sabe que me gusta cogerlas sin que me vea.

¿Quiere una?

Besos







3:24 AM  
Blogger giovanni said...

me encantaría!

un bacio

11:48 PM  
Blogger giovanni said...

(*, un pequeño addendum:

dijiste: "Tocabas a Bach mientras por la televisión echaban el ciclismo."

Es correcto, pero no se trataba de ciclismo en general, sino del Giro d'Italia.

Es una pequeña diferencia, pero con grandes...

Un bacio

11:56 PM  

Post a Comment

<< Home