Thursday, August 02, 2012

Joven, pragmático y un poco visionario

En 1986, cuando tenía 38 años, me consideré joven, pragmático y un poco visionario y revolucionario. Fue el año en que creeé el foro económico internacional FONDAD para contribuir a una solución de la crisis de la deuda de los años ochenta, a un mejoramiento del sistema monetario internacional y a la prevención de nuevas crisis. Ese mismo año Jens Weidmann tenía 19 años.

En el período 1987-2007 muchos economistas de todo el mundo asistieron a las conferencias organizadas por FONDAD durante esos 20 años, entre ellos ministros de hacienda (finanza) y presidentes de bancos centrales.

Jens Weidmann es ahora presidente del banco central alemán. Dudo de que él se considere joven y revolucionario. Lo más probable es que se considere pragmático y, quizás, un poco visionario.

Sin embargo, no creo que Jens Weidmann sea pragmático, ni visionario, a pesar de que muchos que están de acuerdo con sus posturas puedan pensar que lo es. Pero antes de confirmar mi opinión acerca de Jens Weidmann voy a hacer un esfuerzo para tener una idea más informada y más equilibrada de lo que piensa. Y voy a tratar de dar mi visión sobre el futuro del mundo en base de los hechos (actuales y anticipados) y un par de ideales que, creo, muchos de nosotros compartimos.

Todavía me siento joven, pragmático y un poco visionario y revolucionario. Y, quizás, más que todo me siento curioso (como un niño) y con ansias de entender y, si es posible, contribuir a la solución de problemas que enfrentamos como ciudadanos del mundo en este pequeño planeta Tierra.

8 Comments:

Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Dentro de un rato vamos a llevar a nuestra hija Helena a Aragües del Puerto a pasar, por lo menos, dos semanas allí, como hace años ya es su costumbre. Ese es el pueblo en el que nació su madre. Pasaremos por Huesca, también cerca de Loarre, de los Mallos de Riglos, para poco antes de llegar a Jaca enfilar la carretera de Hecho, y poco antes de llegar allí, desviarnos a la derecha, pasar por Jasa y , por fin, llegar a Aragües. Hace treinta años este mismo viaje nos llevaba todo el día en coches de línea, mientras que ahora apenas dura tres horas, y porque no corro y probablemente pararemos, como otras veces, en Ayerbe a tomar algo. No tendría nada de particular si no fuera porque su madre y yo nos conocimos allí, cuando yo iba en una orquesta de baile, y porque en el año 1982, por estas fechas, que coinciden con la Fiestas Mayores de Aragües, tuve la certeza, entre actuación y actuación, de que Felipe González y el PSOE ganarían las elecciones de octubre, ya cercanas. El tiempo de mis padre había pasado, y comenzaba el nuestro, yo tenía 24 años, los mismos que mi hijo ahora, y voté al PSOE, lo mismo que millones de mi misma edad y situación.
Me gusta tu interés tanto por las cosas grandes como por las pequeñas, creo que eso indica curiosidad y generosidad por todo lo humano. El mundo está lleno de cosas pequeñas.

Un abrazo



http://www.araguesdelpuerto.es/

http://es.wikipedia.org/wiki/Mallos_de_Riglos

5:45 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, hacemos lo que nuestros padres, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos (no sé si lo escribí bien, siempre tengo que pensar a una trompeta: tataratá !!) y otras generaciones lejanas y aún tan cercanas hicieron: vivir la vida y compartirla con otras personas, queridas y, a veces, un poco menos queridas (pero nunca es una buena razón para entrar en guerra).

Me ha gustado mucho tu relato: en pocas palabras cuentas mucho. Además de ser pianista y fotógrafo eres, para mí, un escritor.

Y la política, y la 'izquierda'? Bueno, amigo, tampoco ha cambiado mucho durante las últimas generaciones. Siempre es el poder que buscan los políticos y los empresarios y el intento de conservarlo, ampliarlo y explotarlo, para el beneficio de ellos mismos y sus clanes y, ojalá, al beneficio de los otros, 'el pueblo'. Para esa se supone tenemos la democracia. Es verdad, el mundo está lleno de cosas pequeñas, las buenas y las malas. Y en su conjunto producen o produzcan felicidad y angustia (y mala fe, pienso siempre, a causa de una canción de Tito Fernández, un cantante chileno que era muy popular entre los campesinos con quienes compartía la vida en 1973, cuando tenía 24 años. Nuestras vidas sons también llenas de coincidencias.

Un abrazo

12:03 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Me hace gracia lo de escritor, Giovanni, ya que no me considero, de ninguna manera, escritor, aunque todos escribimos, claro está. Gracias, de todas maneras.Vistos los extraordinarios malabarismos que nuestros gobernantes hacen con el lenguaje para que no les entendamos, creo que los demás debemos esforzarnos en decir las cosas claras y sencillas, que es como deberían decirse.

Un abrazo

6:44 AM  
Blogger giovanni said...

Clara y sencilla, así es. Escribir de forma clara y sencilla es más difícil que su contrario. Obfuscado y complicado son las palabras que surgen en mi mente, dudo de que la primera sea castellano. Tú escribes siempre de manera clara y sencilla, parece ser idiosincrásico. Siempre ha sido así o lo aprendiste? Para tocar un instrumento de manera clara y sencilla se necesita bastante 'entrenamiento'.

Un abrazo

7:30 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Ofuscado, sin "b", sí existe en castellano. Viene a significar lo mismo que obcecado, empeñado en algo. Quizás, como dices, escriba de manera clara y sencilla, pero no es así cuando hablo, así que debe ser algo aprendido en los blogs, no enrollarte mucho y ser preciso. Creo que lo he aprendido de todos vosotros, los demás. Tocar un instrumento de manera clara y sencilla requiere mucho entrenamiento, es verdad, por eso nos fascinan los músicos que lo consiguen, tan simple y tan difícil.
Un abrazo

9:03 AM  
Blogger Myriam said...

Te lo agradezco: Mi profesión está lejos de la tuya, pero estamos cerca en el realidad que nos circunda y es bueno entender más del tema.

Y eso que dices aquí del niño interno y la curiosidad: ¡qué nunca la perdamos! Giovanni.

Un abrazo

7:32 AM  
Blogger Myriam said...

Y también creo que TODO es posible, también que transformemos nuestra Sociedad en un lugar más benigno para todos.

7:34 AM  
Blogger giovanni said...

Myriam, cuando dejamos de creer en lo posible, perdemos la esperanza y la esperanza es clave para una vida benigna.

10:09 PM  

Post a Comment

<< Home