Tuesday, July 10, 2012

La vida diaria en Nicaragua

Para darle la bienvenida al nuevo lector Homero Nicaragua, escribo algo que vi en Nicaragua cuando vivía en ese país unos tres meses (fue en el año 1982), comparando mis experiencias nuevas con las viejas vividas durante una estadía de unos siete meses en Chile (en el año 1973). Las diferencias no eran determinadas por esos nueve años de diferencia, sino por historias completamente distintas de ambos países.

En Chile un proceso democrático, con elecciones, había producido en 1970 un gobierno popular (de la Unidad Popular, un conjunto de partidos políticos de izquierda) que se apoyó y que creía en ‘la democracia’, mientras en Nicaragua un gobierno popular había tomado el poder gracias a las armas y la renuncia a ‘la democracia’ del régimen de Somoza.

Una de las cosas que veía en Nicaragua era, que había mucho menos discusión sobre qué políticas a seguir. Los nicaragüenses que encontré no se atrevían a criticar los comandantes sandinistas que de repente tenían que (y querían) desarrollar y aplicar políticas para el bien común del país. Esa falta de discusión y ese miedo de contradecir y criticar a los jefes era muy notable en Nicaragua.

No tengo la menor idea como es la situación ahora en Nicaragua. Ya han pasado 30 años (increíble!) desde que pisé pie en tierra nicaragüense por última vez (estuve en ese país también en 1980). Intentaré enterarme nuevamente de lo que pasa en la vida diaria en Nicaragua leyendo el blog de Homero. Ya leí una primera historia, sobre una barbería: ¿CUANTO LE FALTA MAITRO?. Me gustó.

El título de la tapa del libro de arriba es: “Revolución y realismo: el desafío económico y político en Nicaragua”. Fue publicado en 1982. La foto de abajo fue tomada en Nicaragua en ese mismo año.

10 Comments:

Blogger Pau said...

Los regímenes tienden a perpetuarse, unos con violencia, otros manipulando las leyes y las gentes. Generalmente eso sucede más en las sociedades débiles, pero, como bien sabes, todas terminan cayendo.
Las sociedades constantemente cambian, suben y bajan, caen y se recuperan; y las hay que pasan más tiempo abajo que arriba, casi siempre donde es más sencillo sobrevivir, donde, con un mendrugo de pan, hay suficiente, con un tejado de lata...

10:29 AM  
Blogger Maria Dolors said...

Eres muy afortunado Giovanni de
haber vivido en tantos paises, con tanta diversidad de culturas,
paisajes,compartiendo costumbres, experiencias, todo un privilegio.

Un abrazo.

10:31 AM  
Blogger silvia zappia said...

es buena tu apreciación sobre la falta discusión política en la nicaragua del 70.
también me gustó el blog de Homero Nicaragua.

abrazos, gio*

11:51 AM  
Blogger giovanni said...

Pau, siempre me ha intrigado la palabra 'régimen', que asocio con regimiento. Se suele ( o solía?) usar la palabra para una dictadura (militar), pero creo que también se podría decir 'un régimen democrático'. Qué es un régimen democrático? Una institución gobernal que regularmente cambia de gobierno por las urnas. Qué es un régimen dictatorial? Una institución que se instala y perpetúa por las armas.

Regimenes democráticos no usan armas o la amenaza de armas para mantenerse? En regimenes democráticos no se violan los derechos humanos?

Cierta violencia existe también en regímenes democráticos, pero siempre se puede denunciar eso y recurrir a instancias para terminarla. En regímenes dictatoriales eso no es posible.

Claro, se puede profundizar esta pequeña reflexión. Y no he tocado el tema del cambio constante de las sociedades. En qué consisten esos cambios y cómo se producen?

Uno se puede hacer muchas preguntas sobre las sociedades y no se dejan dividir simplemente en dictaduras y democracias como si existieran solo dos modelos de control.

7:34 PM  
Blogger giovanni said...

Maria Dolors, así me siento, afortunado y privilegiado, y no solamente por haber vivido en varios países con gran variedad de culturas y paisajes sino también por haber vivido ya tantas cosas. Y todavía no ha terminado... No es la multitud de las cosas sino su profundidad, creo.

Un abrazo

7:38 PM  
Blogger giovanni said...

Silvia, la discusión política en Chile era fuerte y abierta en los años antes de la dictadura de Pinochet. Y era una discusión sobre cosas esenciales en las sociedades como p.e. la cuestión del poder (nacional e internacional).

Un abbraccio

7:42 PM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Cierto grado de violencia institucional también hay aquí, ahora, solo hay que mirar los periódicos o hablar con casi cualquiera. Nos mienten continuamente, e intentan meter el miedo en el cuerpo también constantemente.

Un abrazo

7:59 AM  
Blogger Homero Nicaragua said...

Estimado Giovanni: En primer lugar quiero agradecerte por este gesto tan amable de tu parte, como es el hecho de haber escrito este post sobre Nicaragua dedicado a mi persona. Ciertamente, como bien dices, en los años 80 estaba "amordazada la crítica" en contra de la alta dirigencia del FSLN. Sí existía pero a lo interno, en una especie de "jerarquización del derecho a criticar". Se creó una cultura de que los "comandantes" de la Revolución no se equivocaban y hablaban siempre en plural. "Nosotros la Dirección Nacional hemos decidido..." eso reforzaba la idea de que las decisiones estaban bien tomadas por que era producto de una discusión y de un consenso colectivo. De alguna manera se confirmó una máxima marxista "El hombre piensa como vive no vive como piensa". Los máximos dirigentes revolucionarios saborearon el poder y las prerrogativas que eso conlleva y se convirtieron en una nueva oligarquía la pseudorevolucionaria. Pero esa situación no justifica ni la injusticia social global creada y alimentada por el capitalismo salvaje ni invalida los sueños y las aspiraciones de construir un mundo mejor. Un mundo verdaderamente humanista. Yo al menos creo en eso, trabajo por eso y moriré por ello. Un abrazo. H.

12:01 PM  
Blogger giovanni said...

Homero, ese hablar en términos de 'nosotros' es bastante común entre dirigentes en todo el mundo. Conocía la discusión interna desde cerca, porque en esos tres meses en Nicaragua conocí a varios funcionarios que tenían esa crítica pero no la expresaron públicamente ni internamente, dentro de sus ministerios. Conocí también a varios de los comandantes y otros jefes. Fue una experiencia rica, aunque mi mujer tenía bastante harto de nuestra estadía después de dos meses, porque para ella era más difícil llegar a la gente con puestos 'importantes' que para mí. Nicaragua era un país bastante machista y supongo que siga siendo (un poco o mucho) así (más que en Chile). Necesitamos construir un mundo mejor o un mundo que no se empeora aún más. Espero que algún día tengamos un mundo más humanista, más de justicia económica y social, y un mundo que da futuro a las generaciones que nos seguirán. Un abrazo. JJ

2:17 AM  
Blogger Homero Nicaragua said...

Eso del machismo es cierto. Mi esposa también se queja de lo mismo. Aunque los dos somos profesionales y cada uno tiene su propio espacio; los hombres solo se entienden con hombres; no con mujeres. Y claro,eso irrita a cualquier mujer por que la "invisibilizan". Bueno, sabrás que cuando llegas a un restaurante y estas con una dama; el mesero(a) se dirige al hombre y le pregunta: ¿Qué van a tomar? a la dama ni la miran. Hoy la democracia en Nicaragua ha mejorado en muchos aspectos. Al menos, todo el mundo entiende que se ha ganado el derecho a hablar, a expresar y decir lo que siente; pero también se han desarrollado otros mecanismos para acallar la crítica que denuncia la corrupción y la mala práctica de los funcionarios. Esa es la lucha. Cambiar eso para algo mejor. Abrazos. H.

10:21 AM  

Post a Comment

<< Home