Thursday, March 24, 2011

Volver, después de 60 años (3)

Mi hermana francesa me escribió: ‘A través de la ventana delante de la cual te sacaron la foto con mamá se veía el bosque de lilas y esa thuja (ciprés), que era todavía pequeña. Era un grupo de lilas viejas que formaban un techo y era un lugar bello para jugar por debajo de las lilas y entre ellas. (…) Me acuerdo que tú dormiste en la camita roja de niño en ese cuarto pequeño. (…) Me acuerdo también que nos bañábamos en bañeras en la cocina cerca de la cocina porque hacía mucho frío en el invierno.’

Bueno, mi hermana me contó muchas cosas más… En la foto de arriba se ve el mismo lugar del vídeo Back to Emmen after 60 years y claramente no hacía frío. La foto viene de uno de los álbumes de familia que se encuentran en mi cuarto grande. Por atrás mi madre ha escrito ‘Emmen, verano 1949’.

9 Comments:

Blogger Elvira said...

¡Qué foto tan ideal! Me enternece.

Besos

8:12 AM  
Blogger giovanni said...

Elvira, los pequeños siempre enternecen o casi siempre.

Besos

11:16 AM  
Blogger Elvira said...

Me gustan los niños que son niños, porque hay algunos muy resabiados que no me hacen ninguna gracia. O los que están demasiado contemplados y mimados: esos tampoco.

Besos

PD: ¡qué bueno tu blog avant la lettre!

2:42 AM  
Blogger giovanni said...

Elvira, tienes razón, no todos los niños enternecen. Sobre todo me irritan los 'sobremimados' ('spoiled'). Pero son los adultos (padres, abuelos o tías... o habrán algunos tíos también?) que tienen la culpa!

Besos

3:41 AM  
Blogger José Luis Ríos said...

Ocupas el centro geométrico de la fotografía, y eres el único que mira, más o menos, a la cámara (o a la persona que hacía la foto, más probablemente)

Un abrazo

12:17 PM  
Blogger José Luis Ríos said...

Y el único que no se baña...

12:19 PM  
Blogger giovanni said...

José Luis, creo que estoy bastante presente, que tengo presencia. Nunca había mirado bien esta foto y las otras de Emmen y ahora mirando a ellas como miro a tus fotografías me sorprenden varias cosas y se está llenando algo que creía vacía. Volver a Emmen fue una experiencia interesante, tal vez sobre todo porque iba con ninguna expectativa o conceptos o preguntas ya pensad@s. Fui con la mente y los ojos abiertos.

Un abrazo

12:29 PM  
Blogger pau said...

Tengo una foto en la que salgo bañándome en un barreño de esos, de zinc.
(En nuestro país a esas bañeras se les llama barreños. Zinc o cinc es el metal con que están hechos)

2:52 PM  
Blogger giovanni said...

Pau, buscaba la palabra más precisa para esa bañera de zinc que en holandés se llama 'badteil' y que tiene algo del pasado igual que los techos de zinc que he vuelto a ver por tantos lados en Chile. Entonces se llama un barreño, lo repito para no olvidar. Es curioso el proceso de memorizar una palabra o una melodía, cuando tocaba algo nuevo con mi maestro de guitarra no me lo acordaba el día siguiente si no lo hubiera tocado altiro volviendo en casa a medianoche o, lo que era más común, a mediamadrugada.

11:17 PM  

Post a Comment

<< Home