Wednesday, October 03, 2007

Lucha

Mi mujer usa su energía para hacer bello su ambiente (to embellish her environment) y eso, a su vez, le da energía. Ayer recibió un correo electrónico de nuestros amigos dueños del apartamento de Almardá diciendo que todavía no habían visto su apartamento tan bello como en el dibujo que ella les regaló (ve arriba).

Creo que hago lo mismo, cada día: hacer bello a mi ambiente, el exterior y el interior. Tocando la guitarra hago ambas cosas al mismo momento. Trabajando trato de hacer lo mismo, pero no siempre es posible. Dije en el post anterior que la lucha crea desarmonía, pero no necesariamente sea así. La lucha pueda crear armonía, depende de como la llevas y a qué la diriges.

Empeño, perseverancia, entrega son palabras que fácilmente asocio con (associate with) lucha. Sin luchar sería (estaría) infeliz.

3 Comments:

Blogger Mariposa Azul said...

Luchar cada dia por lo que uno desea, hace que un dia se nos demos cuenta que hicimos lo correcto... saludos

6:28 PM  
Blogger la-de-marbella said...

Y es asi. Solo los necios se conforman. Tu mujer con sus manos y esa forma de mirar hace bello hasta el infierno si ella quisiera. Besos a los dos

10:47 AM  
Blogger alruzla said...

GOLDEN AGE

Edad Dorada
Ultima edad.
Cuando el tiempo se nos acaba.
La espera de la muerte.

Los animales viven hasta que mueren.
Al parecer es una reflexión estúpida.
No lo es.
Nosotros, los animales racionales nos morimos, ¡antes de morir!
Mucho antes de nuestra muerte perdemos el sentido de existir
Cuando socialmente, llegamos al periodo que se dice de “jubilados” lo único que esperamos nosotros y los que nos rodean, es que nos muramos.

Nuestra vida útil se juzga terminada.
Esta es la realidad de nuestra sociedad de consumo. Nosotros ya hemos sido “consumidos”.
Estamos penetrando en una retroactiva edad infantil en que para nosotros todo debe ser un juego y para ello la sociedad nos proporcionará ingenuos juguetes,

La realidad es que somos una carga social.
Deberemos ser pensionados para sobrevivir, si no somos de los pocos afortunados que acumularon un cierto capital para gastarlo en sus últimos días y enfermedades.
Culturalmente se nos juzgará “desfasados”
lo estemos o no lo estemos. Somos una especie de fósiles vivientes, procedentes de otra época y como perdidos en la que pasamos los últimos tiempos de nuestra vida.
Además se nos valoriza de antemano con estereotipos preconcebidos.

Muy pocas personas con las que tengo contacto (si es que existen algunas) pueden comprender que yo comprenda el mundo actual, de los jóvenes. Menos aun que lo pueda aceptar.
No se dan cuenta que ambas cosas son posibles para mi en cierto grado. Que lo comprenda y lo acepte no implica que me gusten todas las cosas que suceden o como suceden. Pero eso es otro problema ya que eso me ha ocurrido respecto a las diversas épocas en que he participado. Porque algo de lo que se equivocan jóvenes y viejos es que en el espacio, digamos, de setenta años, nuestra socio cultura no haya variado muchas veces. No solamente en lo material. Sino también en lo intelectual y lo denominan espiritual. Aparte de que en los últimos cincuenta años científicamente se está de acuerdo que el ritmo humano se ha acelerado en casi todos los espacios.
Cuando llega la ocasión suelo comentar, para subrayar el dinamismo en que me ha tocado vivir, que cuando yo era adolescente, la televisión aparecía en los “fanzines” de ciencia ficción, o que la bomba atómica se describía con sus características principales en una novela con el nombre de “piedra cero”, novela de anticipación en que se describían los mecanismos de los platillos voladores, los aviones de hoy se llamaban “aeriones” y que los seres humanos se alimentaban con efluvios nutritivos irradiados por una central…Yo, y las gentes de mi generación, hemos vivido la CIENCIA FICCION DE NUESTRAS ADOLESCENCIAS. También ¿por qué no decirlo? las utopías ideológicas que fracasaron estrepitosamente y no me refiero solamente a la políticas, sino sobre todo a aquellas en la ciencia y la tecnología nos iban a proporcionar sociedades de ocio y comodidad.

Por tanto no soy un anciano que viva perdido en ensueños de un tiempo pasado MEJOR que no, creo, existió jamás. Porque no solamente puedo “apostar” por lo que he vivido (cuatro guerras, un tsunami…) sino porque por mi profesión he estudiado largamente la historia de diferentes pueblos y en ninguno de ellos he encontrado “ paraísos perdidos”, llegando solamente a una cierta conclusión, un tanto romántica, que algunos pueblos nómadas-cazadores o pescadores consiguieron una “cierta”, “probable” sabiduría de vida.
Reflexiono, observo, siento…y cada vez me río más de la estupidez humana. Por ejemplo escuchando o leyendo los “descubrimientos” de sectas “espiritualistas” modernas que hablan de secretos por primera vez revelados a ellos que según el dicho popular “son más antiguos que el hilo negro”, muchísimas veces repetidos, de moda, declarados dogmas o heréticos, perseguidos a través de los escasos cuatro mil años de historia que creemos conocer.

++++++++

Existe, para mí, una reflexión que tampoco es nueva en las personas que a mi edad aun tenemos la mente aguda y crítica, no solamente sobre lo que nos rodea, sino también sobre nosotros mismos:

La incomprensión e indiferencia del acervo INFORMATICO que aun poseemos.
A nivel científico se conoce la inmensa cantidad de información que se pierde a pesar de todos los medios modernos para conservarla, por el simple hecho que resulta inmanejable. Se opina que cada 30 años se pierde un tercio de informaciones valiosas que serían la base de grandes avances científicos-tecnológicos.

Tengo la aguda sensación de que mi tiempo biológico se está terminando, aunque, por el momento no tenga señales manifiestas de ello. Se trata de algo lógico y estadístico para una persona reflexiva. Ya hace tiempo que me he preguntado:

¿A quien le pueden interesar los conocimientos de todo tipo aculados en unos ochenta años? Digo de todo tipo porque más allá de ser alguien manual e intelectual he experimentado en varios países y en multitud de actividades. He vivido con diversos estratos sociales y compartido muchas formas de vida. He tenido aciertos y fracasos todos pueden ser útiles.. Los cientos de páginas que he escrito, ya amarillentas y frágiles muchas de ellas parecen destinadas al fuego..

Lo anterior no me produce tristeza ni amargura. Eso creo. Quizá una inextinguible risa (como la que Homero atribuía a los dioses inmortales) pensando en mi propia caducidad.

++++++

Ahora, en el proclamado nuevo descubrimiento me dicen que pertenezco a la GOLDEN AGE (ya no es Tercera Edad) y realizo que todo ha sido sino un gran Juego, hecho con la seriedad que les concedemos los adultos, pero no muy diferente a los Juegos Infantiles. Esta etapa dorada que se me propone contiene nuevos “entretenimientos”, drogas para hacerme olvidar mi presente y el hermoso Parque del Recuerdo, que, si lo puedo pagar, me espera.

Ojala sean buenos y divertidos juegos


+++
:

.

7:09 AM  

Post a Comment

<< Home