Saturday, November 15, 2014

Tratar de mejorar el mundo

En mi trabajo estoy tratando de mejorar el mundo. Es algo que estoy haciendo desde los 16 años cuando leía mucho sobre las injusticias en el mundo, las guerras que los Estados Unidos y antes de ellos Francia estaba llevando a cabo en Asia, el desarrollo de armas nucleares, biológicas y químicas, etcétera. Ya a los 17 años participé en una marcha de 100 kilómetros de Den Helder a Amsterdam en contra de esas armas. Hace un año vi un documental sobre esa marcha, en blanco y negro, y me parecía que era de otro mundo.

Los últimos meses estoy tratando de reunir un grupo de 25 expertos para tratar de cambiar políticas o, por lo menos, dejar constancia que se hizo un intento. Desde el primer momento sabía que iba a ser una iniciativa sumamente difícil, dado las preocupaciones personales e institucionales de los 25 expertos que quisiera incluir. Sin embargo, he compartido mi idea con un grupo de cuarenta expertos internacionales que trabajan en países e instituciones en varias partes del mundo, algunos de ellos han respondido de manera entusiasta y después he entrado en conversaciones bilaterales o de pequeño grupo para tener una idea donde ir.

En mis últimas dos cartas al grupo de cuarenta expertos les he informado de una pequeña discusión que tuve con un amigo economista (del grupo de los cuarenta) y conmigo mismo, sobre la cual escribí dos entradas en mi blog "Thoughts".

Aquí sigue la traducción de google de esas dos entradas:

Un amigo mío, un economista que trabaja en una de las instituciones financieras internacionales y quien comentó a un post anterior, me preguntó cómo podía ser tan ingenuo como para pensar que los científicos sociales podrían hacer su trabajo "sin tener en cuenta los intereses de los individuos y las instituciones"???
Los tres interrogantes eran suyos.

Luego mi amigo continuó (refiriéndose a mi propuesta anterior para formar un G24 o G25 para cambiar el mundo) diciendo que la mayoría de los parlamentarios saben exactamente lo que hay que hacer para mejorar el mundo y que, si los problemas no se resuelven en la dirección que queremos, no es por falta de ideas de cómo mejorar el sistema económico mundial, sino porque
muy pocos tienen la mayoría de la riqueza y algunos mas participan en la distribución del ingreso y defienden esa riqueza y esos ingresos con uñas y dientes.

Yo soy menos ingenuo que mi amigo piensa, porque en mi opinión, no es sólo el llamado 1 por ciento que defiende sus intereses y el sistema económico mundial, frente al otro 99 por ciento de la población, pero es una mayoría que lo defiende!!! En mi punto de vista, el sistema es mantenido por un grupo grande (la mayoría?) de lo que yo llamaría "pequeños capitalistas" y los que le gustaría convertirse en pequeños capitalistas.

, yo soy uno de esos pequeños capitalistas y supongo que tú también. Y a pesar de que es posible que deseamos cambiar el sistema, la realidad es que lo apoyamos y beneficiamos de el, de diversas maneras (aunque también podemos sufrir de el).

¿Usted no está de acuerdo?

Mi amigo el economista dijo otra cosa que vale la pena citar: "
La distribución del ingreso mundial es mucho peor que la distribución en el país mas desigual del mundo y a su vez la riqueza está mucho peor distribuida que el ingreso."

Por último, mi amigo dijo que el mensaje en mi post anterior que nosotros, los expertos, deberíamos ser tan amable de explicar a la gente la forma de mejorar el mundo, parece subestimar su capacidad.


Asi terminó la primera parte de mi entrada en "Thoughts". En la segunda parte dije:

A pesar de mi observación o creencia de que todos somos pequeños capitalistas o queremos convertirnos en pequeños capitalistas, o más bien, simplemente porque creo que lo somos todos, o casi todos, creo que tenemos que mirar más allá de nuestro propio pequeño interés y pensar en el destino de los otros, de la comunidad en general, tanto la local como la mundial, y pensar en el destino de la naturaleza.

Sólo entonces seremos capaces de entender cómo el cambio puede llevarse a cabo y cómo, en el pasado, el cambio se hizo. Porque eso es exactamente lo que nuestros padres, abuelos, bisabuelos, y nosotros mismos hemos hecho: crear empresas de servicios públicos, crear un sistema de bienestar social, adoptar medidas para preservar la naturaleza, adoptar medidas para reducir el CO2 ...

Y en vez de privatizar los servicios públicos y reducir el papel del Estado, tenemos que mantener o aumentar el papel del Estado.

Si el mundo sólo consistiría en pequeños capitalistas, o incluso peor, si estuviera dominado por las grandes corporaciones capitalistas, hay pocas esperanzas de que podemos mantener o crear un mundo justo y responsable en el que la igualdad y la conservación de la naturaleza prevalecen.
   

14 Comments:

Blogger fiorella said...

Tu post,más que comentar, da para una charla.Estoy de acuerdo contigo, en tu planteo. Siempre es un placer visitarte. Un beso, desde Montevideo.

11:01 AM  
Blogger alruzla said...

Mira, aunque yo soy pesimista debido al pequeño mundo en que vivo que se llama Chile, me parece que tu esfuerzo es magnífico. a veces de una pequeña semilla crece un gran arbol. aquí vemos cda día, no es mi opinión sino la que capto día a día por los medios y los contactos que somos brutalmente ahogados por las grandes y medianas ccorporaciones en limites USURARIOS MÁXIMOS. Yo te hicealusión a los laboratorios. Los bancos el detail, las Afp que después de depositar cien millones durante toda una vida entregan, con suerte una pensión de quinientos mil pesos.....

4:46 PM  
Blogger Myriam said...

OJalá que puedas reunir a esos expertos que quieres y que logren pensar cosas que sirvan y que se puedan implementar.

Hay mucha gente que quiere mejorar el mundo.

Gracias por tus deseos en casa, en mi entrada previa ami largo viaje por Sudamérica.

Ya estoy de regreso,

Un abrazo

8:55 AM  
Blogger giovanni said...

Qué lindo verte de nuevo, Fiorella! Los años pasan y seguimos siendo lo mismo, o no? Sabes que estuve en Montevideo, por primera y última vez, hace un par de años? José Carbajal nos había invitado de venir a su casa en la costa pero desgraciadamente murió antes de que viniéramos. Un beso, desde Nieuwendam (Amsterdam).

12:28 PM  
Blogger giovanni said...

Alejandro, espero que de esa pequeña semilla crezca algo más grande, un arbusto o árbol simpático. Eso me acuerda a los árboles que crecieron en tu parcela gracias a tu esfuerzo! Te han servido mucho y siguen sirviéndote. El gobierno de Bachelet ya está haciendo algo para mejorar el sistema de pensiones?

12:32 PM  
Blogger giovanni said...

Myriam, qué gusto escucharte! Todo ha ido bien en tu viaje a Sudamérica? No es difícil estar de vuelta en Israel? Te voy a visitar de nuevo. Bienvenido en la Méditerranée !

Un abrazo

12:36 PM  
Blogger Montse Martínez Ruiz said...

Todos contribuimos a que las cosas vayan como van, incluso sin darnos cuenta.
Si no se da un primer paso para intentarlo, jamás se conseguirán cambiar las cosas.
Gran post, Giovanni.
Besitos.

12:55 PM  
Blogger giovanni said...

Montse, y todos o muchos podemos contribuir a que las cosas van de manera distinta... Ve la cadena de preguntas que hice en mi PS al post siguiente (con el dibujo de Aafke).
Besos

9:50 PM  
Blogger Isabel said...

Es estupendo todo lo que intentáis llevar a cabo. Mi madre decía que "un grano de arena no hace granero pero ayuda a su compañero".
Abrazos

12:32 AM  
Blogger giovanni said...

Isabel, es nada más que un intento. No es fácil mover a la gente, incluso a los con quienes tengo un contacto frecuente por medio de correo electrónico. Cada uno es 'busy' con su propia cosa...

Me gustó ese dicho de tu madre!

Un abrazo

1:17 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Te leo y aprendo pero no sé qué decir, salvo que nuestros hijos vivirán, económicamente hablando, peor que nosotros, y su nivel cultural será mayor que el nuestro, hablando en general. Aunque debería hablar en particular, sólo conozco un poco a mis hijos, y ellos también cambian.

Un abrazo

12:08 PM  
Blogger giovanni said...

José Luis, lo extraño es que en mi (nuestra) juventud tenía la idea de que había cambios por todos lados, incluso en mi vida, y que sin embargo había todavía muchas certezas. Hoy en día tengo la sensación de que todo queda más o menos lo mismo, aunque hay cambios tecnológicos rápidos, más rápidos creo que en mi juventud. Pero todo, o mucho, es relativo y por eso tengo al mismo tiempo la sensación que, de principio, todo queda lo mismo.
Pero mi hermana francesa acaba de venir de la casa de su hija en el centro de Amsterdam y ella tiene la sensación de que el ritmo de vida (de las bicicletas, de duchar, desayunar) ha crecido enormemente y vino acá para relajar (y salir después con mi hermano canadiense y su amiga al centro). Es que nuestra casa y nuestro barrio son más tranquilos y, además, Aafke y yo ya no tenemos hijos pequeños que tienen que apresurarse para llegar a tiempo en la escuela. Mi memoria de aquel tiempo no es que todo era tan apresurado y creo que no lo era.
Lo extraño es que todos se apresuran y se sienten estresados, mientras debería ser posible de salir de la casa un poquito más temprano y andar más despacito... Pero te 'obligan' a andar en el paso de los demás. O no?

Un abrazo

1:36 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

-Certezas: debo pensar que el poder, habitualmente, me engaña, así que debo estar alerta sobre eso.
-En las próximas elecciones votaré lo que beneficie a mis hijos.
-Mi activismo político, en aquellos años, era nulo, en parte por edad y en parte por falta de criterio, o por solo ver lo que me interesaba a corto plazo: la música.
-La vida se ha acelerado, cierto, pero no se ha acelerado sola, sino que la han acelerado los interesados en que eso ocurra: los que nos venden cosas, emociones, experiencias, aparente sabiduría, títulos... En el fondo todo sigue siendo igual que antes, me refiero a lo verdaderamente importante. Problema: lo verdaderamente importante lo sabes cuando tienes, más o menos, 40 años. Por lo menos.
-Casa uno paliamos ese estrés como podemos, andando, fotografiando, escribiendo, pintando... con la idea, no muy clara, de que nos ayuda a vivir de manera coherente, o más coherente.
-Todo es complicado y complejo. Quizás la diferencia está en que ahora, para vivir sin prisas, debes proponértelo, ya que "todo" te empuja a vivir estresado.
-Leer, escuchar música, tocar un instrumento, me ayuda a vivir más despacio. Y desconectarme del blog y de facebook durante un par de meses también.
Y andar por carreteras secundarias también.
-¿Hay algo que hagamos que no haya sido, ya, incorporado por la publicidad como "estilo de vida", perversamente, aquí o en Holanda?

-En algún momento próximo un periódico de Lleida publicará varias fotos mías en el suplemento semanal, algo que me satisface, por un lado, y por otro me inquieta un poco.
-Tiene muy poco que ver el periódico "El País" que leía hace 25 años con el de hoy. Se ha derechizado y ha dejado de ser un referente para mí. Un pena. Debo leer a los clásicos.
-Perdona la incoherencia general, aplico eso de asociaciones libres, como tu a veces, pero sin explicarlas apenas.

Un abrazo

3:04 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, qué coincidencia! Aafke me dijo hace dos días que hay que formar un partido de 'viejos' que defiende a los jóvenes.
Eso, de que se vende y que te obligan a vender a ti mismo, sobre todo ese último me molestó mucho cuando lo noté por primera vez, que era cuando empecé a trabajar para un instituto estadounidense, a pesar de que gente como John Berger eran miembro de ese instituto. Ese vender de ti mismo ves también en el documental de Susan Sontag de que te hablé.
Es cierto, para vivir sin prisa, hay que tomar medidas, cada día.
Me gusta esa imagen, esa metáfora de "andar por carreteras secundarias".
La publicidad toma posesión de todo... (o casi todo)
Lo que pasó con "El País" pasó también acá. El mundo político ha sido derechizado y con el los medios también. Los periodistas son menos independientes que ellos pretenden o piensan.
Veo una coherencia completa en lo que escribiste.

Un abrazo

11:54 PM  

Post a Comment

<< Home