Sunday, November 09, 2014

La pasión (3)

Mi pasión por 'el trabajo' es un poco rara, no porque estoy jubilado sino porque es tan fuerte. Hace años me dije que era un workaholic y, además, más protestante que latino y que nunca me había dado cuenta que lo era (ambos conceptos son llenos de prejuicios y conotaciones clichés o tópicas). Sin embargo, hace poco mi querido cuñado Roelf me dijo que lo veía más bien como una pasión.

8 Comments:

Blogger NáN said...

Soy ese que lee (a veces, porque me he alejado bastante de la Red) y sería feliz de que le dejaras poner tu historia en un español no googlélico). Aunque cuando colaboro con alguien, este debe armarse de paciencia: el último poema que subí a mi blog, lo estuve paseando y haciéndolo mentalmente durante dos o tres meses; y de más de 100 versos, quedó reducido a menos de 20.

Me ha fascinado la película del pequeño viaje: las imágenes, el texto, que recordaba de la traducción y la conjunción.

Y ese tráiler. Me gusta mucho ese lenguaje cinematográfico.

Me sorprende gratamente, y me hace sonreír, que opongas luteranos a latinos. Creo que añade un significado a lo habitual: luteranos-católicos, centroeuropeos-mediterráneos.

Un abrazo

3:30 AM  
Blogger giovanni said...

Gracias, NáN, estoy curioso cómo lo harás y tengo todo el tiempo del mundo, como decimos acá en Holanda.

Hice una vez un vídeo para mi amigo cineasta, lo pondré otra vez en un próximo post. A mí me encantó su lenguaje cinematográfico de esa película.

Luteranos versus latinos suena aún mejor. Como sabes, a lo alemanes les encanta viajar a Italia, buscan algo que ellos mismos no tienen. Pero claro, también lo critican. Estoy generalizando.

Un abrazo

12:37 PM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Leo hacia atrás los post, en vez de atrás adelante, Giovanni, como debería, pero bueno, me gusta adivinar. Tu trabajo es tu pasión porque te gusta mucho, y no lo ves como un trabajo. Poca gente puede decir o sentir eso, la mayoría debe engañarse en algún grado para seguir viviendo con una frustración soportable, creo.

Un abrazo a ambos.

1:42 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, no siempre me gusta mi trabajo, a veces lo detesto o me siento invadido y mal equilibrado y frustrado por el. Pero tienes razón que lo he elegido y en eso me siento muy privilegiado. Sin embargos, mis hijos han visto mis empeños durante muchos años (toda mi carrear profesional) para conseguir financiamiento por lo que hacía, los conflictos, la lucha, la tensión, y han preferido no seguir en mis pasos.

Un abrazo

2:08 AM  
Blogger NáN said...

La palabra Pasión es un poco fuerte. De siempre, se la he aplicado siempre a los científicos (de letras o de ciencias) que investigan, y a los artistas de todos los campos.

La Pasión es lo que impulsa a largas jornadas de trabajo, sin notar el cansancio hasta el final. Es algo en lo que te sumerges.

En una escala menor, siempre he amado mi trabajo y al hacerlo pensaba siempre no en la empresa que me pagaba, sino en mi compromiso moral con quien iba a recibir los resultados de mi trabajo.

Durante 20 años fui traductor freelance de libros para editoriales, y pensaba en los lectores, los respetaba. Un segundo período realicé tareas lingüísticas en una empresa nacional, que fue comprada por una multinacional europea, después por una estadounidense y después por otra estadounidense. Hasta llegar a la última, me entregaba con satisfacción a mi trabajo, lo veía útil. En las tres primeras se buscaba la Excelencia, lo que me mantenía la satisfacción personal. La cuarta estaba centrada en los beneficios, por lo que mi trabajo no podía tender a la excelencia. Desde entonces, trabajar era un calvario. Cada vez que iba a haber despidos, pedía que me incluyeran en la lista.

Triste, ¿verdad?, terminar así mi experiencia de trabajo.

La pasión, la he puesto en otras cosas. Envidio a los científicos y los artistas.

3:50 AM  
Blogger giovanni said...

NáN, ese compromiso moral es muy importante, crea armonía dentro de ti, si es que la organización para que trabajas te permite practicar.
Tradujiste del inglés al castellano? Me intriga saber qué empresa nacional era que fue, primero, comprada por una multinacional europea y después por una estadounidense y otra del mismo país. Justamente estoy transcribiendo una entrevista que hice con un sociólogo y economista canadiense que es muy crítico de la empresa multinacional y sobre todo de la ‘corporation’ norteamericano que según él tenemos que abolir. Cuando estoy listo te enviaré el texto; creo que pueda ser interesante para Globalízate.
Sí, es triste así terminar tu experiencia de trabajo. Veo que mucha gente termina así, entre otros choferes de buses, mecánicos de trenes y funcionarios estatales con quienes he hablado durante los diez o más años pasados. La ‘filosofía’ del management y del lucro destruye las relaciones sociales y el ambiente de trabajo que pueda ser tan lindo para cada uno. El espíritu de trabajo común, incluso cuando trabajas ‘solo’ en algo, es importantísimo.

9:53 PM  
Blogger NáN said...

te he enviado los datos por correo.

Se están deshaciendo demasiadas cosas que valían la pena, y la pérdida del orgullo por el trabajo bien hecho es dura. Los que trabajan, lo hacen ahora entre el cabreo y la ansiedad.

11:59 PM  
Blogger giovanni said...

NáN, el orgullo por trabajo bien hecho está todavía con artesanos como luthiers, plomberos (la palabra en castellano es otra...) y científicos como mi hijo y, espero, tu hijo.

Es un escándolo que lo han quitado de tanta gente que quisiera trabajar bien y, por consecuencia, con satisfacción. Es también un escándalo que crean tanta ansiedad. Los efectos políticos de esa ansiedad son graves. Es eso lo que buscan? Quieren mantener el estado de democracia que usa a los que votan para legitimizar (?) el sistema de poder y la injusticia económica y social.

Por qué nos dejamos usar como 'stemvee', bestias de voto, como si fuéramos una tropa de corderos?

Cómo cambiar ese hecho deplorable?

12:14 AM  

Post a Comment

<< Home