Saturday, December 15, 2012

Tiempo parado


Había nieve. Y de repente había niebla, en ese lugar al lado de una granja. Cuando regresamos por el mismo camino media hora más tarde, la niebla había desaparecido.

Había de todo: niebla, nieve, sol, frío, cielo gris, cielo despejado, pájaros, silencio, vista larga, faro y luz de faro, libros para leer, sopa, pescado, tiempo parado.

Y no teníamos i-pad, i-phone, tablet o lo que sea, porque no los tenemos y si lo hubiéramos tenido no lo había llevado. En ese café restaurante antiguo, Hotel van der Werff, hombres jugaban billar. De los ocho clientes, la mitad estaba mirando a una pantallita.

Todos esos días vimos algo que era más grande que una pantalla. Y un e-reader, ¿es diferente? Leí en un diario que la venta del e-reader ha bajado el año pasado y que ha perdido la batalla del i-pad, que tiene más que una sola función.

15 Comments:

Blogger Isabel said...

¡Qué imágenes! Es para eso: parar el tiempo. Me encanta lo que cuentas y cómo lo cuentas.

Besos.

3:06 AM  
Blogger Elvira said...

Un plan magnífico y muy bien contado, como dice Isabel. Besos

3:54 AM  
Blogger giovanni said...

Isabel, la niebla nos hace ver la realidad de otra manera, destacando algunas cosas y tapando otras.

Besos

12:31 AM  
Blogger giovanni said...

Elvira, fue un gusto escribir este post y elegir dos fotos que iban bien con el.

Besos

12:32 AM  
Blogger Myriam said...

Hmmmm Gio, me recuerdan mis inviernos en Estocolmo...

¡Qué tiempos aquellos!

Teníamos menos, pero teníamos más...

Besos

7:59 AM  
Blogger Myriam said...

ahhh me olvidaba: Las fotos, ¡sensacionales!

8:00 AM  
Blogger Maria Dolors said...

Que maravilla de paisaje, los caballos en la nieve y con niebla, parece un poster publicitario,
sensacionales fotos.
Abrazos.

11:30 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Bonita fotos bajo un cielo llamativo en colores.
¡Qué frío!

Un abrazo

3:00 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

¿Tiempo parado?

Ahí no paro yo ni cinco minutos quieta.

Otro beso

3:02 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Me olvidé....

¿Cuántos grados bajo cero había?

y otro B.

3:06 AM  
Blogger giovanni said...

Myriam, eso de tener menos y más a la vez invita a reflexionar sobre como vivimos, individualmente y conjuntos. La nieve siempre vuelve, aunque hay inviernos en Holanda en que nieva poco. Las fotos salieron por si solas.

Besos

1:15 AM  
Blogger giovanni said...

Maria Dolors, el momento de las fotos fue bien especial, por lo rápido que surgió la niebla, lo limitado (sólo en ese sitio), y lo rápido que desapareció.

Un abrazo

1:18 AM  
Blogger giovanni said...

Aquí, se me congelaron los pies, anduve bien protegido, y sin embargo no hacía tanto frío, supongo unos dos o tres grados bajo cero. Eso de enfriarse los pies (y las manos) es más bien un problema de circulación de sangre, pienso.

Besos

1:22 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Las fotos son parecidas a imágenes que podemos tener en sueños, algo irreales (o bastante). Me gustan mucho.

Un abrazo

6:35 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, con las fotos del siguiente post (el de hoy) se pone estas en una perspectiva más real, o no? Estar en la niebla y verla desde cierta distancia son dos experiencias distintas.

Un abrazo

2:48 AM  

Post a Comment

<< Home