Sunday, October 21, 2012

Calabreses

Fuimos un fin de semana larga a Alemania, primero a Rheine y Telgte e dopo a Warendorf, donde el sol brillaba tanto que, sentado a mediodía en una terraza en la plaza central mientras Aafke estaba dibujando esa misma plaza desde un otro rincón, desde otra perspectiva, sudaba en mi camisa de manga corta. Veía pasar a tantos italianos atendiendo a los clientes en la terraza que pregunté al patrón del café restaurante cuántos italianos trabajaban en el restaurante. Él me contestó: una familia completa.

Pedí una insalata caprese pero el patrón me dio un plato típico calabrese con cipolle rosse di Tropea. Él conocía bien a Tropea, porque era calabrese y cuando, una hora después, le pedí a Franco (sí, eso es su nombre) si pudiera dejar los bolsos y el cuadro de Aafke en el café mientras Aafke y yo íbamos a hacer un paseo, él me dijo: por supuesto, es la confianza entre calabreses.

Más tarde, cuando habrá luz (ahora son las 5:50 de la mañana del lunes), sacaré una foto del dibujo de Aafke y la pondré arriba de este escrito.

6 Comments:

Blogger silvia zappia said...

mi abuelo era calabrés. se llamaba paulo.

abrazo, gio*

10:41 AM  
Blogger giovanni said...

pasále un saludo de mi parte. (para mí es normal hablar con mis antecesores y moverme en su mundo).

abbraccio, silvia

1:11 PM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

¡Qué buen fin de semana!

Un abrazo

3:07 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, no cabe la menor duda!

Un abrazo

4:57 AM  
Blogger Elvira said...

¡Qué rica la insalata caprese! Más que la de cebolla, ¿no?

Sí, parece un fin de semana estupendo.

Besos

2:17 PM  
Blogger giovanni said...

Elvira, muy rica la buena insalata caprese y, cierto, más rica que la de cebolla, aunque la asociación con Tropea la hacía rica...

Besos

1:47 AM  

Post a Comment

<< Home