Saturday, February 25, 2012

La debida atención

Hay que darle la debida atención. Pero no siempre es o puede ser así, ni para el que crea una entrada ni para el que la lea. No di la debida atención al libro (si agrego 'fantástico', crece el interés del lector?) que leí y parece que nadie leyó lo que escribí.

Ayuda la ilustración.

Ayuda el estilo.

Ayuda la fama. (Fama se gana.)

Tres es una cifra apta para las fases de una pieza musical, de la vida, y, para llegar a tres, el compás de música.

Ahora sigue tal cual, sin mejorar su estilo o contenido, lo que publiqué en un post anterior sin recibir comentario alguno con respecto al libro. Cualquier comentario es bienvenido!

"Leí el libro "La isla", de Giani Stuparich, un escritor italiano. En sus primeras páginas el libro me encantó, llegado a la página 30 me desencantó por ver el tema y el estilo tan clara y repetidamente, y llegando a la página 70 (de las 81) me gustó nuevamente, a pesar de o gracias al seguir viendo el tema y el estilo tan nítidamente. Poniendo el enlace a una reseña de Vila-Matas acabo de leer: 'El estilo de La isla es lineal y falsamente nítido'."

Quien sabe el nombre del post de donde viene el párrafo de arriba?

13 Comments:

Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Yo sí lo sé: "Nítido" del 12 de febrero. Volveré más tarde más educadamente.

6:49 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

No he leído el libro, pero sí que lo apunté como un libro a tener en cuenta. Yo creo que lo que suele pasar es que un post tapa a otro post, por un lado, y por otro, no siempre los visitantes de los blogs tienen ganas de profundizar en lo que leen, aunque parezca interesante, como este libro. Hablo en general, claro. Hay tanta información sobre tantas cosas que se pasa superficialmente de un sitio a otro, picoteando aquí y allá. También suele ocurrir que algo que al autor del blog le parece importante, a los que lo leen no se lo parece con la misma intensidad, o se deja para otro momento el mirarlo, leerlo con atención.
No es un problema irrelevante: sucede con la musica o con las fotografías también, ya que hay tantas, de todas las clases, que incluso las verdaderamente interesantes pueden perfectamente pasar desapercibidas.
Tú lees mucho, eso también hay que tenerlo en cuenta, creo.

Un abrazo

5:12 PM  
Blogger Isabel said...

Me gusta tu forma de enfocar esta reseña; es verdad lo pusistes antes, y también verdad lo que dice José Luis.
A mí me pasa; me gusta lo que os leo, pero en ese instante no tengo tiempo de comentar y digo: luego vuelvo, y no vuelvo porque surgen cosas qué hacer.
Pero tenía interés por decirte que a Vila Matas me ha percido que también le gusta.
No conozco este autor, lo buscaré.

Gracias por la reseña y besos.

9:33 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Buenas noches.

Uno escribe por deseo y por placer
nada más y nada menos...

La Isla me la regalaron en un determinado momento y al abrirla y ver de lo que trataba, no pude seguir. Todo estaba muy reciente.
Creo percibir la razón de, concretamente, esas páginas.

Un beso

1:27 PM  
Blogger giovanni said...

José Luis, comentar en un blog es más fácil que escribir una carta (sobre todo a mano) a un amigo, al menos cuando uno se siente libre de escribir lo que le da la gana o cuando uno tiene cierta facilidad en el escribir. Es verdad, hay información sobre tantas cosas que es imposible darles "la debida atención" a todas. En el post "Nítido" dije algo sobre mi experiencia en leer "La isla", pero bien poca y casi de manera escondida - sin ilustración y sin un estilo para llamar la atención. Profundizar requiere atención y esfuerzo. Ese esfuerzo es parte del 'juego de la vida' para mí, pero no siempre hago el esfuerzo, porque lo dedico a otras cosas, por ser 'flojo' o simplemente porque no me apetece. Con este post hice un pequeño esfuerzo de llamar la atención al libro (de pocas páginas) de Giani Stuparich, dejando el escribir de la reseña a un autor español con experiencia.

Un abrazo

8:58 PM  
Blogger giovanni said...

Isabel, la forma en el escribir es algo que me fascina. Creo que es algo natural, como caminar, aunque es posible apropiarse cierta forma de manera más consciente. Pero cuando está demasiado consciente va a caminar de manera rara, demasiado 'nadrukkelijk', explícitamente, insistente. Me gusta un estilo liviano, un poco italiano, diría. Tenía este libro de Giani Stuparich muchos años en mi librería sin leerlo y casi me desanimé llegando a la página 30. A veces hay que dar la debida atención a un libro, para no perder la chance de disfrutar.

Besos

9:10 PM  
Blogger giovanni said...

Aquí, hay libros que te acercan, te conmueven, te llevan y este puede ser uno, por su tema y por su estilo. No es un estilo tan perfecto como el de Giorgio Bassani en esa otra novela corta que me gusta mucho y releo de vez en cuando, "Lida Mantovani", pero me cautivó.
Después has leído "La isla"?

Un beso

9:17 PM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

La saqué ayer cuando te leí.
La tengo aquí, a mi lado con el pico doblado en la página 39.

"El mar ahora no tenía límites y reverberaba en cada una de sus escamas"

Voy a ver, si la que dices, la encuentro por aquí. Me gustaría leerla

Besos

2:08 AM  
Blogger giovanni said...

Aquí, cuántas páginas tiene la edición española? Te gusta su estilo? Crees que la traducción es buena?

2:33 AM  
Blogger Maria Dolors said...

Giovanni, voy a comprar La isla,
este libro me tiene intrigada,
después de tu descripción tiene
que ser interesante, me encanta
leer, ya te comentaré.

Un abrazo

3:24 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

De la 7 a la 13 la presentación.

Desde la 15 hasta 112 la novela

Desde la 113 hasta la 119 el Posfacio

Voy a recomenzarla hoy a ver si puedo.
La tengo en castellano. Tendía que leer en la lengua del autor para saber si es buena la traducción. Supongo que sí

Besos

3:52 AM  
Blogger giovanni said...

Maria Dolors, supongo que leíste la reseña de Vila-Matas, porque esa es informativa y la mía solo sugestiva, sin decir casi nada. Me encanta la idea de poder compartir experiencia de lectura de La isla, contigo y con Aquí.

Un abrazo

4:11 AM  
Blogger giovanni said...

Aquí, leí la edición en holandés, que tiene una introducción muy buena de Dina Aristodemo de 13 páginas, y el texto del relato consiste de 79 páginas. Voy a comprar el libro en italiano. Me tiene atrapado. Me sirve en mi propio escribir.

Besos

4:19 AM  

Post a Comment

<< Home