Sunday, September 25, 2011

Soñé sobre la crisis

Volví anoche muy tarde de dos semanas de vacaciones en Francia y cuando me desperté esta mañana (lunes) muy temprano tuve que pensar a un sueño que tenía en Francia sobre la crisis. Era todo un planteamiento, casi una conferencia completa que sonaba muy linda y casi perfecta. Soñé en inglés y acabo de describir mi sueño en un inglés nada perfecto, en un Word document que pienso publicar hoy o mañana en mi otro blog, "Thoughts".

Una de las conclusiones en mi sueño era que tenemos que limitar el poder de los mercados financieros, o sea tanto el papel otorgado a ellos en nuestras sociedades como el poder entregado a las personas que actúan en esos mercados. Los mercados financieros no son entidades naturales sino instituciones sociales creadas y manejadas 100 por ciento por personas.

Otra conclusión era que tenemos que limitar el poder de los economistas en nuestras sociedades, porque son ellos que nos han llevado a la crisis y que nos mantienen en la crisis. Han creado una máquina que no saben manejar y que causa mucho daño en nuestras sociedades.

Una cosa que pensé cuando me desperté del sueño en Francia era que es absurdo que economistas determinan como tenemos que vivir. No lo aceptaríamos nunca si un psicólogo o sociológico hiciera lo mismo. No solo los mercados financieros tienen demasiado poder sino también los economistas.

Bueno, aquí en este blog, no voy a cansarles con mis sueños y mis ideas sobre "la economía" ("la economía" no existe, hay solamente aspectos económicos de la sociedad, como hay también aspectos sicológicos, culturales, sociales, sociológicos, geográficos, biológicos, físicos, filosóficos, históricos etcétera de la sociedad).

Durante mis vacaciones en Francia hice más cosas que soñar sobre la crisis (toqué la guitarra Tatay, filmé hormigas y leí en francés una novela corta de Stefan Zweig) y capaz que mostraré algo de eso en próximas entradas.

2 Comments:

Blogger Bel M. said...

Estoy de acuerdo en todo, por supuesto, aparte de que es lo que voces más o menos autorizadas no se cansan de repetir. Pero lo que más me ha gustado ha sido la original comparación: "si nunca aceptaríamos que un psicólogo o sociólogo nos diga como tenemos que vivir, por qué aceptarlo de un economista?". Tal vez porque es quien tiene el poder, igual que en otro tiempo se aceptaba que lo hiciera la Iglesia?...
Un abrazo, Giovanni.

4:50 AM  
Blogger giovanni said...

Bel, interesante la comparación con la iglesia, porque para mí las creencias económicas predominantes actuales son como una religión en vez de una ciencia. Seguramente su impacto tiene que ver con el poder de los que ejercen y nos invaden y nos reprimen con esas creencias económicas, pero la otra cara de la medalla es que "nosotros" les hemos otorgado demasiada respetabilidad y poder. Poder es un fenómeno social y no una cualidad en sí. Otra explicación es que nuestras sociedades son guiadas y controladas demasiado por ideas económicas de cierta índole (neoliberal) en vez de basarse en una amplia gama de ideas y filosofías económicas. La pregunta es: por qué sea así? por qué vivimos en sociedades tan determinadas por restringidas ideas económicas? Será porque la izquierda ha fallado en las últimas décadas de desarrollar una visión alternativa? Será por otras razones?

Ya ves, podemos profundizar y ampliar en muchos aspectos estas reflexiones...

Un abrazo

6:35 AM  

Post a Comment

<< Home