Wednesday, August 31, 2011

Tres momentos



Estuve en mayo 2011 un par de días en la Costiera Sorrentina donde filmé estos tres momentos que tienen en común que hay encuentro. Pero cada escena tiene también sus detalles y pienso que cada uno de nosotros le llame la atención un detalle diferente, según nuestro interés e imaginación.

21 Comments:

Blogger Elvira said...

Me gusta mucho la señora de "fave e patate" (¿se dice así?). Y el paisaje de fondo también. Es mi momento preferido.

Baci

8:25 AM  
Blogger Rayuela said...

me gustó mucho el café...y ese poco de cacao

besos*

9:24 AM  
Blogger José Luis Ríos said...

Creo que estuve cerca de allí cuando fuimos de Nápoles a Pompeya, hace un mes. La línea Circunvesubiana, o algo así. Durante la ida y la vuelta me pareció volver a vivir lo que en España sucedía hace unos 30 años, me refiero al ambiente general del tren.
En la primera me llama la atención el detalle de la camisa del señor un poco fuera del pantalón, eso le delata, porque parece que sea muy elegante y repeinado. De la segunda me gusta la manera de pelar dentro de la bolsa, para no tener que recoger, y su naturalidad, y el paisaje, claro.
Del último me gusta el capuchino, hay que saber hacerlo, y es lo que solía tomar en Italia cuando estuvimos, ya que el maquiato era visto y no visto. El camarero duda con el chocolate, o cacao, pero ve que a ti te gusta, como a mí. Tu has estado más veces, pero para mí, Nápoles y su entorno me parecieron diferentes, muy diferente, en la que no me aburriría nunca, pero que necesita más de dos días, que es el tiempo que estuve yo, para tener una ligera idea. Había una exposición de fotografías en las estaciones de metro, buenas fotografías. Hice fotos,pero son tan anecdóticas y tan "turísticas" que no las he puesto en el blog, como hice con algunas de Roma. Quizás ponga alguna, a pesar de todo.

Un abrazo

10:13 AM  
Blogger Isabel said...

Me gusta todo, pero no me importaría estar pelando, o cortando, siempre verduras sentada en esa terraza y con esa maravillosa vista.

Abrazos

10:18 AM  
Blogger Petrusdom said...

Mi viaje pendiente, Italia.

Me ha gustado el gesto tan natural de la señora pelando las habas tan cercanas a mi mesa.
Saludos

11:47 AM  
Blogger Jesús Miramón said...

¡Qué maravilla! Además de la imagen disfruto del sonido natural, del ruido de las cosas, con el placer con el que disfruto de la música. Es como estar ahí, y ese es el milagro. Situaciones comunes, personas comunes, sonidos comunes (pero al mismo tiempo exóticos para mí, de otro lugar, otro idioma). Lo mejor del vídeo es que no son tres encuentros sino cuatro: los que aparecen en la película más el de la de película con nosotros. Bravo.

4:20 PM  
Blogger (* said...

Me quedo con el olor de las judías en las manos. Yo he podido olerlas. Y ese mar, Giovanni, que a lo lejos podría hacer sssssssshhhhhhhhh... o algo similar al sonido de la máquina del café.
Un abrazo.

11:43 PM  
Blogger giovanni said...

Elvira, sí, se dice así. Cómo traducir 'fave'? Haba? Judía? Garbanzo? Poroto? El paisaje de fondo es muy presente en toda la Costiera Sorrentina e igual en la Costiera Amalfitana que la sigue.

Baci

1:15 AM  
Blogger giovanni said...

Rayuela, no me sorprende que te gustó el café. Será por cierta melancolía? Por movimientos lentos, sutiles? El ambiente de café?

Baci

1:19 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, estuviste muy cerca, hay una estación de tren cerca al lugar donde filmé el primer y el tercer momento (Seiano) y una cerca de donde filmé del segundo (Vico Equense). En ambos casos hay que bajar al mar para llegar a la marina. Yo viajé también en ese tren, otra vez, y el ambiente de tren y de estaciones me gusta siempre. Viajé también en bici, sudando, porque era una bici holandesa con pocos cambios. Sí, ese señor es elegante y me gustaron su mirada y sus gestos Cada mañana iba a tomar desayuno en ese café y charlaba con él o con su hermano, el hombre que está en la tercera escena preparando el café. Son cuatro hermanos que trabajan en el café restaurante y el camping al lado. Nápoles tiene mucha vida y mucha creatividad (también en la vida diaria).

Un abrazo

1:43 AM  
Blogger giovanni said...

Isabel, esa terraza y esa vista, y esa ensalada rica de pomodori, mozzarella e basilico (insalata caprese) a mediodía eran el paraíso.

Un abrazo

1:50 AM  
Blogger giovanni said...

Bienvenido Petrusdom. Además, esa señora pelando tan natural las habas era muy simpática, dulce.

Saludos

1:53 AM  
Blogger giovanni said...

Jesús, lo común y lo exótico se acercan en muchos lugares y encuentros como tú bien sabes. Me gusta que haya ese cuarto encuentro. El ruido de las cosas es algo que a mí también me atrae, como ese ruido del grillo o ese vehículo lejano que pasaba en la noche y que yo seguía escuchando hasta escapar de tu escrito. Estar captado por imágenes e sonidos y lo curioso es que textos también puedan tener ese efecto.

2:04 AM  
Blogger giovanni said...

(*, Ah, además de escuchar los sonidos (ve mi respuesta a Jesús y tus sensaciones del mar y de la máquina del café), es posible de oler los olores... Los encuentros son muchos y nuestra imaginación es grande.
Un abrazo

2:14 AM  
Blogger Sill Scaroni said...

Hola!
Me gustó mucho la encena con la señora simpatica ...
Saludos.
Sill

4:48 PM  
Anonymous silvia said...

Hola !
Tres momentos, me supuse que serían breves, entonces antes de ver el video lo que me ha pasado es que mi Agostina, de tres años de edad me ha quitado el auricular... De modo que pude verlo junto a ella pero no escucharlo o apenas de lo que venía saliendo del audio. Leí sí el texto y las indicaciones así que no le dije nada y estuve atenta a su comportamiento, jajaja, qué lindo momento ha sido poderlo compartir de alguna forma.
Primeramente ésto es algo así como una traducción, es que ni bien ella veía y escuchaba el video lo primero que me preguntó es si a ella le hablaba ese señor ? ...luego cuando cambió la escena y pasamos a la segunda parte, se puso a cantar una canción del Jardín de infantes que dice así; allá en las aguas Rataplán, hay un barquito ,Rataplán, que sin vientito no puede andar, Rataplán...sin tiempo para continuar cantando llegó la tercer escena, en esta parte no comentó nada, siquiera me dijo nada del café, supongo que será porque ella aún no conoce bien lo rico que es , es muy pequeña.
Bueno, la verdad es que no pude aun detenerme en esos detalles, ella lo ha hecho por mi en este día y quise transmitirles a uds . que tanto comparten. cariños enormes !

7:12 PM  
Blogger giovanni said...

Sill, bienvendida! La escena con la señora simpática es muy 'de casa' y 'de vacaciones', o sea, relajada.
Saludos

12:57 AM  
Blogger giovanni said...

Silvia, qué rica experiencia ver el vídeo con la pequeña Agostina! Me gustó mucho esa Rataplán, conozco la canción, y que ella espontáneamente, bueno eso es lo lindo de niños, su espontaneidad, empezó a cantar... Es por el mar, no cierto? Va a durar muchos años antes de que ella sepa de lo rico del café, y de lo rico del sonido de la preparación del café. Ciertos sonidos me encantan, por ejemplo de un tren que pasa en la noche o el pito (lejano) de un barco que sale o llega como lo grabé al comienzo de uno de mis vídeos sobre Valparaíso.
Gracias por compartir tus experiencias con la pequeña Agostina, así enriqueciste los "tres momentos" en Italia con otros momentos en Argentina.
Cariños

1:54 AM  
Anonymous silvia said...

Muchas gracias Giovanni !

6:50 PM  
Blogger Elvira said...

¿Estás viajando de nuevo??? Un beso

2:15 AM  
Blogger giovanni said...

Sí, Elvira, estuve viajando nuevamente. O casi inmóvil, en Francia. Vi hormigas muy pequeñas caminando sobre la mesa de desayuno y hormigas un poco más grandes subiendo y bajando de un árbol al lado del río Ardeche. Filmé las primeras y no las segundas. Un beso

11:28 PM  

Post a Comment

<< Home