Monday, June 27, 2011

Gelateria Tonino a Tropea

Durante diez días Tonino me acompañó con suo buon caffè, suo buon gelato, suo buon umore, y sua agradabile presenza nella revisione del mio romanzo. Cuando abrí por la mañana la ventana del cuarto del palazzo que daba vista a la terraza della gelateria di Tonino, casi siempre lo veía sentado con il giornale y lo oía comentar alguna notizia o saludar a alguien que pasaba, sempre di modo cantabile.

Mi ritual de la mañana era que tomaba desayuno en su terraza, un cappuccino con cornetto (media luna o croissant) e un bichiere di aqua, y él me lo sirvió con eleganza. El día de mi salida, él cumplió 70 años, y viendo mi guitarra improvisaba una canción sobre ella y mí. Ah, extraño il gelato di Tonino!

3 Comments:

Blogger José Luis Ríos said...

Has llevado una vida muy agradable, allí en Italia. En las grandes cosas no sé, pero en las pequeñas los italianos y los españoles somos muy parecidos. Solo he estado una vez en Italia, en la Toscana (Florencia, Pisa, Siena, Prato, Pistoia...), fuimos en coche, y después de cruzar Francia, al entrar en Italia, al llegar a nuestro destino y hablar con la gente y ver los edificios, el ambiente, los bares, la comida, las tiendas...todo me era familiar.
Al principio el actor me sonaba vagamente, lo confundía con Passolini, pero luego vi que no, era Raf Vallone, no sé por qué pero lo he visto en películas.

Un abrazo

7:50 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, antes de entrar por primera vez en España ya estuve en Italia... y en ambos me sentía en casa y sigo sintiéndome en casa. Ya es tiempo que vea una película con Raf(faele) Vallone. Tal vez ya haya visto una son darme cuenta. Hay tantas cosas que uno no se da cuenta.

Un abrazo

7:02 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, quería decir: Hay tantas cosas de que (o de las cuales) uno no se da cuenta.

7:03 AM  

Post a Comment

<< Home