Monday, April 04, 2011

Momentos (6)

Un vídeo liviano, inspirado por el "Tours de Flandres" de ayer. Hay dos historias, la de las imágenes y la de la música improvisada en guitarra mientras miro la vuelta en la tele. Al final las dos historias se juntan y se sincronizan.

Martes. Agrego lo que escribí ayer a un par de amigos que viven en Holanda y a quienes mandé el enlace del vídeo. Después traduciré algunas líneas en castellano:

Het filmpje is, net als de vorige vier, een experiment met beeld en geluid. Dit keer is er een apart beeldverhaal en een apart geluidsverhaal, die ik op het eind laat samenkomen in één verhaal van geluid en beeld. Om het wat concreter te zeggen: de gitaarmuziek maakte ik terwijl ik naar de Ronde van Vlaanderen keek en totdat ik het klepje voor het oog van de camera wegschuif zie je iets anders (bij het wegschuiven bleek het statief in de plooi van mijn broek te zitten, vandaar die abrupte beweging met de camera; ik haalde een poot van het statief uit de broekplooi). Bij het monteren deed ik niets anders dan de eerste paar seconden van de gitaarimprovisatie aan het eind van het filmpje zetten, na de aftiteling, en de rest zette ik aan het begin.

4 Comments:

Blogger Elvira said...

¡Qué rico el café con leche con su espuma! Y tu guitarra siempre acompaña bien los vídeos.

Besos

1:49 AM  
Blogger José Luis Ríos said...

Un video encantador. Esa mano es la tuya, reconozco el dedo gordo de los guitarristas. Reflejas muy bien, muy sintetizado, esos momentos de las mañanas o de las tardes en los que no pasa nada, nada importante para los demás, pero en los que uno está bien consigo mismo y, a menudo, le gustaría que los demás también lo supieran. Es normal que te guste el ciclismo (en otra entrada decías que la bicicleta formaba parte de tu identidad, algo extraño para un español). Para pasar el rato tú tocas la guitarra. La finalidad de una educación musical sería esa, que alguien toque no por obligación ni por dinero, sino por puro gusto.

Un abrazo

4:36 AM  
Blogger giovanni said...

Elvira, la espuma bien batida hace sabroso casi cualquier café. Esta vez toqué algo que pensaba iba bien y duró el tiempo más o menos justo. Otra vez me fascinó que cupiera perfecta en cuanto a la duración. En el párrafo en holandés digo que corté el comienzo de la improvisación y lo puse al final mientras ponía (no sé por qué cambio de 'puse' a 'ponía') el resto al comienzo. Para la música exactamente donde debe parar... Qué misterio.

Besos

1:50 PM  
Blogger giovanni said...

José Luis, además de que no pasó nada la casa era tranquila porque era el único ya despierto. Me gusta eso. En mi respuesta a Elvira digo algo sobre el tocar de la guitarra y lo repito aquí: 'Esta vez toqué algo que pensaba iba bien y duró el tiempo más o menos justo. Otra vez me fascinó que cupiera perfecta en cuanto a la duración. En el párrafo en holandés digo que corté el comienzo de la improvisación y lo puse al final mientras ponía (no sé por qué cambio de 'puse' a 'ponía') el resto al comienzo. Para la música exactamente donde debe parar... Qué misterio.' (Hay errores en el uso del subjuntivo y otros tiempos... estoy cansado porque suelo dormir troppo poco.)
Es cierto, toco la guitarra por puro gusto.

Un abrazo

1:56 PM  

Post a Comment

<< Home