Thursday, March 29, 2007

El sur siempre llama

Estoy contento con mi casa y mi jardín. Mi hermana francesa se siente en casa en nuestra casa y en nuestro jardín. Hace poco tomábamos almuerzo en nuestro jardín.

Nuestra casa alberga los álbumes de familia. Es una casa donde siempre llega gente, para charlar, para tomar algo, para tocar una de mis guitarras, para alojarse.

Estoy contento donde vivo. Sin embargo, el sur siempre llama. La hemos hecho entrar en nuestra casa. Es un gusto ver las jarras y platos de Italia, España, Francia.

En el fondo se ve mi cuarto. Tiene puertas correderas y dos balcones.

PD: La rubia (color natural) es mi hermana.

10 Comments:

Blogger Bohemia said...

Que acogedora tu casa...
El sur siempre llama porque el Sur también existe...

Bss

4:47 AM  
Anonymous Luna said...

Nunca olvido El Sur, aunque a veces llegue con retraso..

Saludos

6:16 AM  
Blogger Mariposa Azul said...

Bella fotografia, la conviencia con la familia es muy hermosa. Ayer presisamente veiamos mi madre y yo junto con uno de mis hermanos las fotografias de nuestro ultimo viaje juntos. Lo hicimos quizas hace 10 años y fuimos a una ciudad al centro que se llama Durango. La verdad es que tengo muchos recuerdos de ese viaje y pues que lastima que halla sido el ultimo. en ese entonces todo era muy diferente a hoy.
saludos

7:26 AM  
Blogger Medias tintas said...

Yo, algun día, tendré una casa en donde todo el mundo entre. Tomar chocolate, churros, jugar al monopoli, montar una cena, una fiesta, ver unas pelis o lo que sea...pero todo se podrá hacer en mi casa, como en la tuya :)

9:52 AM  
Blogger Mireya said...

Qué bueno estar a gusto en la propia casa, realmente lo transmites y dan ganas de visitarte.Saludos

1:41 PM  
Anonymous Anonymous said...

Lo reitero. Dan ganas de visitarte.
En esta foto se evidencia de todo menos complejidad.
Es vida cotidiana.
Besos.
Escueta.

12:53 AM  
Anonymous Luna said...

Medias tintas, es bonito lo que dices y lo puedes conseguir...

Mi casa es una casa de puertas abiertas para todos y para todo.

En mis puertas abiertas, no sólo entra la alegría de los amigos, también entran las penas, el dolor, las preocupaciones, la soledad, puesto que pienso que las puertas abiertas de una casa, son las puertas abiertas del corazón... no lo olvides.

Saludos

11:12 AM  
Anonymous pau said...

Y parece hecha en el sur.
¿Te das cuenta que todo se parece, que donde vayas llevas lo que más quieres?

12:37 PM  
Blogger la-de-marbella said...

Yo vivo en el sur. No concibo vivir en otra parte.

3:09 AM  
Blogger María Inés said...

Eres un anfitrión y se nota en cada detalle.
Debería haber más gente alegre y con ese sentido de libertad.
Un besote

2:01 PM  

Post a Comment

<< Home