Saturday, October 26, 2013

Una carta desde Santiago (1)

Ahora estamos una semana en Chile y ya hemos hecho mucho. Nos quedamos en Santiago con nuestros viejos amigos Noemi Baeza y Roberto Coll. A Noemi conocemos a partir de 1974 cuando ella era una refugiada en los Países Bajos. Esta tarde, el viernes 30 de agosto 2013, se inicia el evento oficial para conmemorar los 40 años que han pasado después del golpe contra Allende, con una delegación holandesa y chilena de los Países Bajos, unas veinte personas, la mayoría con trayectoria en sindicatos holandeses y comités de solidaridad. Vamos a ser recibido en la Universidad Técnica de Santiago, con charlas y música. 
Es un momento importante, porque pronto hay elecciones presidenciales, que casi seguro la socialista Michelle Bachelet ganará. Hace cuatro años ella fue también presidente y ella sigue siendo muy popular. Pero la pregunta es si ella realmente va a poner en práctica una política diferente.Ella dice que quiere implementar tres reformas fundamentales: un cambio en la constitución, que sigue siendo la misma que se creó en 1980 durante la dictadura cívico-militar y que hace que sea prácticamente imposible de seguir una política diferente; una reforma fiscal que asegura que las personas y empresas más ricas pagan más impuestos; y una reforma en la educación. En los últimos años hubo en Chile enérgicas protestas de los alumnos de liceos y de estudiantes universitarios en contra la baja calidad y los altos precios de la educación superior privatizada y también para abogar el fin del modelo neoliberal de que la educación privatizada es una parte. Pero Michelle Bachelet juntó recientemente un grupo de economistas para asesorarla de que la mayoría son economistas neoliberales. El temor ahora es que ella mantendrá sin mayores cambios las políticas neoliberales que comenzaron durante la dictadura y que, en forma más leve, fueron continuadas durante los gobiernos de la Concertación democrática.
En el primer día aquí en Santiago nos fuimos por la tarde a la ceremonia de graduación y de las presentaciones de los que siguieron un curso de derechos humanos en la institución que nuestra amiga Ximena Erazo fundó. Ximena fue muy activa en la política y ha sido durante años una asesora del Ministro del Interior, pero ella decidió de que algo había que hacer en el campo de los derechos humanos. En todas las leyes estatales se dice que las personas tienen derecho a un techo sobre su cabeza, a la educación, a la salud, al trabajo, a la libertad de expresión, pero en la práctica los gobiernos implementan políticas en contra de todos esos derechos. La mayoría de los funcionarios ni siquiera conoccen los derechos humanos. Ya varios años Ximena organiza cursos para funcionarios y personas que trabajan en ONGs. Ellos reciben entrenamiento intensivo y participan en talleres con el objetivo de mejorar la calidad de la política estatal en el país donde trabajan. La noche que estuvimos allí, los estudiantes de diferentes países hispanohablantes (había también un estudiante español de Barcelona) hicieron diferentes presentaciones sobre el tema de los derechos humanos y la conmemoración de las guerras y las dictaduras. Había un grupo que había estudiado como los españoles conmemoran la guerra civil española de 1936-1939, ese pasado aún está sensitivo y reprimido en un país en que el juez de instrucción Baltasar Garzón, quien investigó las víctimas y las fosas comunes de la guerra civil, fue destituido por el gobierno de derecha en España. Otro grupo habló de la época violenta de Sendero Luminoso y del gobierno militar del Perú - hay un museo - y sobre la historia de la dictadura en Paraguay, donde la Operación Cóndor, la operación conjunta de los servicios secretos de las dictaduras de América del Sur en los años 70 y 80, tenían en la selva un centro secreto de tortura y de coordinación. Operación Cóndor fue un pacto horrible que hizo que miles de personas fueron detenidas, asesinadas y desaparecidas - hubo 400.000 personas detenidas, 50.000 muertos y 30.000 prisioneros desaparecidos. Más tarde se supo que la operación fue iniciada y organizada por los Estados Unidos y que el general chileno Manuel Contreras, en ese momento el jefe del servicio secreto chileno de la DINA, durante su estancia en los EE.UU. escribió el borrador de la Operación Cóndor. Toda la información acerca de cómo los servicios secretos trabajaban juntos, se puede ver en un museo en Paraguay. Nos dio vergüenza que nuestro pasado colonial holandés en Indonesia, y todos los abusos que ocurrieron ahí, no están en ningún museo en Holanda.
Más tarde, cuando fuimos a visitar a la viuda de Orlando Letelier, nuestra amiga Isabel Morel, teníamos que pensar en la conversación que tuvimos con ella en nuestro barco "El Ambulant" un año después del asesinato de Orlando en el 21 de septiembre 1976 en Washington. Después busqué en internet parte de esa conversación que publicamos en la revista De Groene Amsterdammer: http://www.tni.org/archives/letelier-docs_isabel3 . Fue una entrevista muy emocional e informativo, horas y horas hablamos sentados en la mesa de la cocina bajo la luz de la lámpara que suavemente se balanceaba. Nos olvidamos por completo el tiempo. Y otra vez olvidábamos el tiempo cuando estábamos con Isabel en su apartamento en Santiago mientras ella nos contaba sus historias. Entre otras cosas nos contó de su intento de hace cuatro años de cambiar la constitución de 1980. Ella abogó con un grupo de expertos que los políticos de izquierda se hicieron suyos un cambio de la constitución, pero no lo hicieron caso. Ella y sus amigos recibieron poco apoyo de los políticos de izquierda chilena.

10 Comments:

Blogger NáN said...

La izquierda, amigo, ha quedado reducida a grupos dispersos y testimoniales de personas con memoria y con capacidad de imaginar un futuro mejor. La desviación socialdemócrata, que aceptó como propias las teorías neoliberales, nos convierte en personas atípicas. A veces, esperpénticas. Mi esperanza está en las revueltas de los jóvenes.

Un abrazo

2:05 AM  
Blogger giovanni said...

Estoy completamente de acuerdo contigo, amigo. Los jóvenes en Chile se mueven más que los jóvenes en Holanda. Tenía la esperanza que los jóvenes de edad y de mente en España, o sea, las gentes que tienen y mantienen ideales, nos iban a dar ánimo y me gustó que hicieron suyos el lema de Stéphane Hessel: Indigniez-vous ¡
Ppero cuando se presentó el movimiento "Occupy", que copió la iniciativa española y logró captar atención mediática masiva en el mundo entero (lo que sale de los Estados es noticia y el inglés y el imperialismo cultural facilitó su expansión en países como Holanda y Alemania en que los indignados se autodenominaron Occupy, ya tenía miedo que iba a apagar ese movimiento como una vela que arde solamente algunas horas.
Hay que organizarse mejor.
No sé lo que será el efecto de más largo plazo de los piratas en España y otros países europeos. Tal vez Pau nos pueda dar sus ideas...
Pero claro, invito a todos de dar sus ideas sobre qué hacer, incluso en un circuito ‘pequeño’. Sin embargo, además de eso, necesitamos organización de impacto a nivel nacional e internacional.

Un abrazo

2:47 AM  
Blogger giovanni said...

NáN, además de errores de tecleo falta el "Unidos" en EEUU:
(lo que sale de los Estados Unidos es noticia...

2:50 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Cuantas historias para recordar junto a un bote de leche para no engordar.
Me ha llamado la atención.

buenos días

3:32 AM  
Blogger jan joost said...

Aquí, no entiendo lo que dices. No veo la leche ni un bote... Bote de leche para engordar... a qué animal? Jaja, lo leí mal, para NO engordar, que apunta más bien a un ser humano en vez de un ser aninal. Es en serio: no sé lo que dices.

Buenas noches

11:54 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Lo que cambia el mundo a mejor es la educación, la educación pública. En el 82, con mayoría absoluta, Felipe González no apostó fuerte por ella, cuando era evidente que era necesario. Supongo que fuerzas muy poderosas lo impidieron, y no lo entendí. Si eso pasó entonces, ¿cómo ha de extrañarnos lo que sucede hoy? Hacen lo contrario sin complejos.
Me cuesta creer que las calles por las que camino fueran testigos hace años de colectividades agrarias y experimentos de ese tipo. No queda apenas nada (hay un Ateneo digno de elogio, eso sí). Sois, Nán y Giovanni, más mayores, tenéis más perspectiva y experiencias, pero yo veo las cosas mal, ya no para nosotros, que también, sino para los que vienen detrás. Lo individual podemos salvarlo, pero lo colectivo, no. Pasamos como podemos por aquí.

Un abrazo

2:44 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Bueno, no todo está perdido: acabo de hablar con un profesor que se ha apuntado, hoy, a ATTAC y va a llevar su dinero a Triodos Bank. ¡Ah, la vida!.

Un abrazo

9:18 AM  
Blogger giovanni said...

Lo colectivo se mantiene y se nutre siempre, cada día, José Luis, aunque sea a escala pequeña y sin noticia nacional o internavcional. Forma parte de nuestra comunicación con otros seres humanos y pueda darse por ejemplo cuando tomas por la mañana un cortado y comes un tostado de aciete y tomate lo que yo suelo hacer cada mañana en estos días que ando por Sevilla, Córdoba y Granada, en donde llegué anoche, y suelo hablar con el hombre del bar que me sirve el café y tostado o con el militar que está sentado al lado de mí y hablamos de la importancia de educación bilingue que hace posible que la gente de mundos diferentes se entiende. El militar sabe hablat inglés, lo que conviene cuando está de misión y se encuentra con militares ingleses, alemanes u holandeses.

En fin, se trata de hablat con el "vecino" y de hablar lo que nhos une o podría unir.

Después, cuando estaré de vuelta en Holanda, profundizaré o ampliaré un poquito lo que digo ahora mientras el Alhambra me mira.

Un abrazo

12:37 AM  
Blogger Pau said...

Nunca me cansaré de leerte.

Pienso que las ideologías han muerto, lo que tampoco es una desgracia, ya que por ellas la gente se mata, igual que por la religión o la raza. Las ideologías han muerto y los poderosos tendrán que buscar otra cosa para que la gente se siga matando por ellos.
Ya no existe izquierda o derecha, por mucho que unos y otros intenten revivirlas; ahora toca pensar en la democracia más pura, aprovecharse de las nuevas herramientas que la tecnología nos ha dado para compartir la cultura, el saber y las ideas, y para poder tomar decisiones entre todos.
Por desgracia la izquierda muere con el dinero y el bienestar, y podría revivir con las penurias. Lo que debemos preguntarnos es si sirve para algo una ideología tan frágil, que su intensidad depende del bolsillo de quien la sigue.

1:35 PM  
Blogger giovanni said...

Pau, acabo de leer tu comentario y da para pensarlo más antes de seguir el diálogo. Sin embargo, tu comentario es tan refrescante que me invitas a otro comentario espontáneo.

Comparto en parte tu opinión, pero creo que mucho o algo depende de tu y mi definicion de lo que significa ser de izquierda. Para mí significa que tienes que conocer y reconocer primero lo que significa ser de derecha y, en parte, compartirlo, para después decir a ti mismo y a los con quienes hablas, de que hay problemas en la actividad colectiva cuando todos pensamos sólo al propio interés y que, incluso, el propio interés no está bien servido si no tomes en cuenta los problemas que se presentan, en lo social y en lo ecológico y energético, cuando pensamos sólo al propio interés. Necesitamos empatía y solidaridad.

Ahora bien, sé que se suele definir lo de "izquierda" y "derecha" por sistemas ideológicos, pero no comparto esa visión.

10:56 PM  

Post a Comment

<< Home