Saturday, November 05, 2011

El ceramista



Fue en el mes de mayo de este año, hace poco entonces, y parece que fuera hace un año... Primeramente pregunté a Simona si les podría filmar y todavía no sabía que ella se llamaba Simona. Ella está al comienzo y al fin del vídeo. Tiene una sonrisa retenida muy simpática.

Él, Roberto, también es muy simpático. Me gustó mirarle mientras trabajaba. Sus movimientos. Su atención. Su tranquilidad.

El taller y tienda de Simona y Roberto queda a unos cien metros del Palazzo Mirabelli. Sí, ahí estuve alojado para trabajar y para disfrutar. Fue sólo hace medio año...

4 Comments:

Blogger Elvira said...

¿Sabes lo que más me ha divertido? Oírte hablar italiano. Yo sé muy poquito, pero me parece que tienes buena entonación y acento.

Baci

3:55 PM  
Blogger (* said...

Qué preciosidad...
A mí me fascina la cerámica. Cuando era pequeña, no recuerdo muy bien dónde estaba, pero entré con mis padres en el taller de un ceramista. El torno me maravilló, ver cómo iba tomando forma la vasija, la arcilla húmeda, maleable. Me gustó tanto que, al poco tiempo, me apunté al taller de cerámica del colegio. Con sinceridad, descubrí que no era lo mío, no se me daba nada bien. Para más inri, mi cuenco fue el único que estalló en el horno y se hizo mil añicos, quién sabe por qué. Así que todos los niños volvieron a casa con su precioso cuenco y yo volví con las manos vacías y algún que otro resto de barro ya seco en las uñas. No volví nunca más de la desilusión. Me pareció tan difícil que creo que por eso me fascina tanto.
Un abrazo, Giovanni.

5:51 AM  
Blogger giovanni said...

Elvira, hablo italiano copiando la melodía y el acento y recurriendo a palabras francesas y españolas. Lo leggo facilmente, lo capisco bastante bene e lo parlo con fantasia.

Baci

1:04 AM  
Blogger giovanni said...

(*, che storia bella e un po' triste come quasi tutte le storie belle. Grazie per raccontarla!
Un abbraccio, A.

1:12 AM  

Post a Comment

<< Home