Friday, July 02, 2010

30 años más tarde

Las historias son para contárselas a alguien o al papel. Siempre hay historias y si no las hay se las puede inventar.

Las cuatro historias de la entrada anterior no eran para contar, sólo para adivinar o crear. La historia del Record (o Taunus?) se la puede contar cualquiera. El único dato que tal vez sirviera para arrancar o ambientar el cuento es que la foto es del año 1958 más o menos.

Un elemento útil para la historia de las mujeres y hombres charlando en el fondo podría ser que el camping donde se tomó la foto es en Wijk aan Zee. No sé si era un camping de clase obrera o de clase media o de ambas. Claro que podría servir otra vez la fecha de la foto: más o menos 1958. Cuanto ganaba un obrero en ese año? Qué significaba para él y su familia poder salir de vacaciones en la costa holandesa?

El chico rubio sentado detrás del chico moreno contaba historias de amor o desamor sobre sus padres. Ellos organizaron fiestas en que intercambiaron llaves de su casa y en la noche... No sé si ya me contaba eso en aquel verano sólo teniendo 10 años. Tal vez fuera más tarde. Tampoco sé si ese dato es útil para un cuento.

El chico moreno... No sé muy bien qué decir sobre él.

8 Comments:

Blogger Elvira said...

Me gusta la historia que cuenta esta foto: padre feliz con su hija en la playa.

Un beso a ti y a todos los padres que saben disfrutar de sus hijos

7:22 AM  
Blogger Bel M. said...

¡Qué guapos padre e hijo! y qué felicidad, sí. A mí sí me parece que con las historias del chico rubio se podría hacer un cuento estupendo e incluso una novela. Que ocurría tras las cortinas entre convencionales familias holandesas de clase media/obrera.
¿Seguro que no puedes decir nada del chico moreno? Y a mí que me suena mucho, muchísimo.

2:11 PM  
Blogger Rayuela said...

el chico moreno está viajando por otras dimensiones leyendo su revista.

y la foto del padre en la playa...es de la misma época en que esta madre estaba en otra playa con sus mellizos, mucho más al sur.serán similares las historias?

besos,Giovanni*

2:35 PM  
Blogger giovanni said...

Elvira, no entiendo que un padre no sabe disfrutar de sus hijos. O que sólo saben disfrutar cuando tienen más años. Desde el primer momento son una maravilla.

12:57 PM  
Blogger giovanni said...

Bel, la felicidad era grande y continua, en otras formas. Siempre es interesante saber lo que pasa tras las cortinas y es cierto: se puede escribir un cuento estupendo sobre casi cualquier evento que evoca la fantasía. Del chico moreno prefiero contar o repetir otra historia, no tanto por la historia, aunque tiene aspectos interesantes, sino para continuar esa idea de contar historias desde perspectivas diferentes.

1:02 PM  
Blogger giovanni said...

Rayuela, es otra foto en que el chico moreno está leyendo.

Una madre en otra playa con sus mellizos, mucho más al sur... Me pregunto quien es... Sé de una madre con su doble, en Piran, que sale en un vídeo... pero supongo que no te refieres a ella...

Besos

1:06 PM  
Blogger Rayuela said...

en una playa de 30 años atrás estás vos, padre.
en otra, al mismo tiempo, estaba yo,con mis mellizos...es a mí a quien me refiero.


beso*

3:19 PM  
Blogger Clarice Baricco said...

Me fascinaron tus primeras dos lineas. Sí. Es verdad.
¡Cuánto qué decir!


Abrazos.

9:32 AM  

Post a Comment

<< Home