Monday, November 11, 2013

Una guitarra Alhambra y una Ramírez

En Córdoba encontré una guitarra muy hermosa, una Alhambra de 1972, en el taller de los constructores de guitarra, los hermanos Peña, Pza. del Potro, 15, tel. 687 59 54 73. Se vende esa guitarra. Se puede escucharla en el vídeo de abajo.

De vuelta en Holanda filmé la lluvia iluminada por el sol (anteayer).

Hoy junté lo que filmé en el taller de los hermanos Peña con lo que filmé en Nieuwendam, a través de la ventana de mi casa y, antes, en el cuarto donde trabajo (FONDAD) y toco de vez en cuando una de mis guitarras. Las guitarras que se escuchan en este vídeo son la Alhambra de 1972 y la Ramírez de 1933.


15 Comments:

Blogger alba said...

hace poco cogí de chiripa por la tele el final de un documental sobre guitarras y el documental acababa en un pequeño taller de guitarras de Madrid. no me quedé con la ubicación, pero hablaban de las Ramírez y era un lugar entrañable y pensé: seguro que fue aquí donde Giovanni consiguió sus guitarras.

5:17 AM  
Blogger giovanni said...

alba, ahí conseguí dos de mis guitarras Ramírez, la de 1969 y la de 1982. La tercera, la de 1933, me la regaló un amigo español-chileno. Todavía "debo" contar la historia o mi historia de esa Ramírez de 1933. En el taller de los hermanos Peña en Córdoba fui atraído por una guitarra completamente quebrada colgada en la entrada. Es una Ramírez de 1912 si me acuerda bien la fecha. El constructor dijo que costaría 2000 mil para restaurarla y que no sabía si saldría una buena guitarra. Es para un coleccionista me dijo. Mientras tanto quedará colgada en la entrada y alguna gente que entra choca con su cabeza contra ella sin que eso hace daño a ellos o la guitarra. Es liviana, ella, es de ciprés.

12:47 PM  
Blogger enric batiste said...

¡Tu guitarra Ramírez habla de ti!
¡Qué bien suena! ¡Qué bien la haces sonar!

Un abrazo

12:04 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Mi guitarra también es marca Alhambra, aunque no está construida en Madrid.
En la etiqueta interior pone que está fabricada en Muro de Alcoy, pueblo de Alicante.
Te dejo el enlace por si puede interesarte.

http://www.alhambrasl.com/index.php?option=com_content&task=view&id=15&Itemid=31

4:19 AM  
Blogger giovanni said...

Aquí, la Alhambra que yo toco en el vídeo viene de Muro de Alcoy. Por lo que yo sepa no hay constructor de guitarras Alhambra en Madrid pero uno nunca sabe...

Y cómo suena tu Alhambra?

4:23 AM  
Blogger Montse said...

Ha estado bonito ver como afinas la guitarra, es un detalle preliminar muy agradable y por supuesto, me ha gustado oirte tocar ¡artísta!
Un abrazo.

10:16 AM  
Blogger giovanni said...

Montse, había considerado llamar el vídeo "Afinar y tocar" pero opté por un título diferente. Afino todos los días una o dos de mis guitarras y geberalmente toco como 10 minutos aunque nunca me fijo en la hora. Hay también días en que toco más de media hora. Para mejorarme tendría que tocar cada día más de una hora, sobre todo ahora a una edad en que todo no va así no más... Ejercicios, ejercicios... los hago poco y antes más. Pero el placer del afinar y tocar es grande y nunca me siento frustrado (antes sí).
Un abrazo

11:21 AM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

(Risas)
La guitarra es como la Tierra, mía, mía. Lleva mi nombre y algo más, grabado.
Fue el regalo que nos hicimos, mutuamente, el Africano y yo cuando nos comunicaron que estábamos embarazados de nuestra primera hija. Como se llevan muy poco tiempo de diferencia también sirvió como regalo de nuestra segunda hija.

A ver como te explico su sonoridad evitando el ridículo.

La Alhambra suena bien, muy bien, cuando la toca el Africano y la pequeña.
Cuando la tocamos la mayor y yo, es como si maullaran mil gatos juntos. Fatal, fatal. Se ríen de nosotras dos sin piedad.

Soy más de pandereta navideña.

Por cierto ¿Sabes que piensan condenar a una pianista a siete años de cárcel por molestar a una vecina por los ensayos de piano?
A mi viejo órgano le he quitado el sonido por si acaso.

Besos

11:46 AM  
Blogger giovanni said...

Aquí, tu Alhambra es una guitarra con historia y historias. No es tan fácil dejarla sonar como el maullar de un gato. Dejarla sonar como un tambor es más fácil, lo he hecho muchas veces. Hay que juntar dos cuerdas con un dedo de la mano izquierda y tocar esas dos cuerdas. Me parece también una guitarra que lleva o trae emociones, como muchas guitarras. Para escuchar eso hay que tocarla regularmente. Si no lo hagas, muere un poco. Pero siempre la puedes hacer revivir y volver a sentir su encanto. Ella goza también de eso. No siempre es necesario renovar las cuerdas, algunas guitarras suenan también bien con cuerdas viejas.

Eso del encarcelar al pianista es un crimen. O molestó el a propósito a su vecina para irritarla y seducirla a reaccionar?

Tal vez sea lindo que alguien que sabe tocar un órgano toque la tuya, con sonido por supuesto.

Tengo un amigo que toca su guitarra de forma tapada (con plástico de espuma debajo de las cuerdas) después de cierta hora, para no molestar la vecina.

Besos

7:45 PM  
Blogger giovanni said...

Aquí, no molestar A la vecina...

7:48 PM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Copio 1000 veces
No molestar A la vecina

Buenos días

11:42 PM  
Blogger giovanni said...

Tocarla (a la vecina) una linda melodía me parece mejor, para ti y para ella. Y si quieres hacer algo mil veces, mejor hacer un ejercicio mil veces.

12:28 AM  
Blogger giovanni said...

Enric, olvidé contestarte... Esa guitarra de 1933 es bien especial, chiquitita y con un tono grande. Además, tiene una claridad y sonoridad increíble. Algún día contará su historia en un vídeo corto.

Un abrazo

9:14 PM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Mi guitarra, que usé muy poco, la tiene ahora mi hijo. Le cambió las cuerdas y la toca de vez en cuando. Una guitarra, por suerte, suena con menos volumen que un piano, si ambos son acústicos.

Un abrazo

4:09 AM  
Blogger jan joost said...

Entonces, la guitarra está ahora en manos del nieto del propietario original, José Luis.

Un abrazo

4:31 AM  

Post a Comment

<< Home