Friday, February 18, 2011

Las Llamadas

No es difícil nombrar las cosas bellas de la vida. Tampoco es difícil nombrar las cosas feas. Pero sí es difícil “armonizar” ambas cosas, porque las cosas feas disturban la vida y crean sentimiento de impotencia, rebeldía, rencor, apaciguamiento, o lo que sea.

Ayer escribí que el régimen de Pinochet fue sostenido por el neoliberalismo y hoy leí un artículo de Juan Torres López quien dice lo mismo. No conocí a Juan Torres López pero me enteré que él y un grupo de gente en España han tomado la iniciativa de construir ‘consensos para definir valores y políticas que permitan defender el bienestar colectivo, la justicia social, el desarrollo sostenible y las libertades democráticas.’ (Es una 'llamada', abajo hablo de otra llamada.)

También leí un otro artículo de Juan Torres López (y Alberto Garzón Espinosa), “Para salir de la crisis hay que acabar antes con el crimen financiero”, en que los autores dicen que:

‘Los bancos han acumulado cientos de miles de millones de pérdidas por su conducta irresponsable y después de enriquecer sin límite a sus propietarios y directivos. Han recibido billones de euros para tapar sus agujeros patrimoniales y ayudas legales y financieras para ocultar sus quiebras, todo lo cual lo pagan los pueblos. Eso es un robo muy bien orquestado.

Los súper ricos que ven aumentar constantemente sus ingresos y riquezas apenas pagan impuestos y sólo los trabajadores y los pequeños y medianos empresarios han de proporcionar los ingresos de los Estados. Eso es un robo perfectamente premeditado.

Los bancos y los súper ricos operan en paraísos fiscales escondiendo sus beneficios y ocultando sus operaciones sucias de todo tipo. Eso es un robo institucionalizado.

Los ricos obligan a que los recortes de gastos que llevan a cabo los gobiernos se centren en derechos sociales y no en los que les benefician a ellos, como las ayudas a la gran empresa, los gastos militares o las subvenciones para competir con facilidad en los mercados. Eso es un robo a mano armada.

Los bancos cobran comisiones altísimas, obligan a suscribir cláusulas leoninas y a los clientes no les queda más remedio que aceptar lo que les imponen sin que los bancos centrales hagan nada para evitarlo. Eso es un robo en cuadrilla.

Los especuladores manipulan los mercados y alteran el precio de de la deuda para exigir después a los gobiernos que apliquen nuevas políticas neoliberales. Eso es un robo con alevosía.

Las grandes empresas, de telefonía, de gas, de electricidad, petroleras… juegan con las empresas como mejor les conviene y cobran precios por encima de los de competencia. Eso es un robo a manos llenas.

Los ricos afirman que no hay dinero para financiar las pensiones públicas pero no dicen nada del dinero que se gasta el gobierno en apoyar los planes de pensiones privados para que así se nutran los fondos financieros especulativos. Eso es un robo cargado de mentira y de cinismo.

Los especuladores manipulan los precios de las materias primas alimentarías y su precio sube a las nubes provocando hambrunas y millones de muertes. Eso es, como dice Jean Ziegler, un crimen organizado contra la humanidad.

Ésta es simplemente una brevísima e incompleta relación de los crímenes financieros consentidos en nuestra época. Son los que producen que haya crisis financieras, económicas, alimentarías, ambientales… y los que hacen que el mundo sea un verdadero infierno para miles de millones de personas.’

El dibujo de arriba fue hecho hace poco por Aafke en las “Llamadas” (carnaval) en Montevideo, en el barrio popular Palermo. Tanto las mujeres y hombres participando en las llamadas como el dibujo hecho por Aafke forman parte de las muchas cosas bellas de la vida, ¿no cierto?

10 Comments:

Blogger Pilar Vidal Clavería said...

La música, el baile, el movimiento, cosas muy buenas que tiene la vida y que seguro que pesan mucho más que las malas.

Saludos

6:04 AM  
Blogger enric batiste said...

Coincido con Pilar en cosas buenas,
coloco en la balanza esta otra "mala":

http://espaciosparaempezareldia.blogspot.com/search?q=Attac

Y abrazos que son buenos en la vida

8:01 AM  
Blogger pau said...

Tu español o castellano, como quieras nombrarle, mejora por momentos. En escritura, la mayoría de los hispanohablantes "no te llegan ni a la suela del zapato" -una típica frase muy adecuada para el momento-

Muy cierto, hay muchas cosas bellas en la vida. Lo triste es que tras ellas, otras las envilecen.

1:48 PM  
Blogger José Luis Ríos said...

Deberíamos ser optimistas, casi por obligación, todavía hay muchísimas cosas (pequeñas) que no cuestan nada de dinero y que solo dependen de nosotros para hacerlas posibles. Esto no suele interesar al "sistema", ya que así no se consume mucho. Con el tiempo es posible que se penalize incluso. El grado de sofisticación del sistema para que eso no ocurra ha aumentado muchísimo desde que yo era joven, o sea, cuando murió Franco. Es todo bastante complicado, Giovanni.

Un abrazo

Un abrazo

3:30 PM  
Blogger pau said...

Siempre he creído en la bondad del hombre, pero no la del sistema. Y el sistema está compuesto por los hombres, no de unos pocos sino de todos.
El hombre actúa en manada, es genético en él desde los tiempos en que cazaba y se defendía de los predadores y de sus semejantes, que les robaban la comida, el territorio de caza y las mejores cuevas donde resguardarse.

José Luis. El aire es gratis, es lo único que queda porque no está tratado. Pronto, las mismas corporaciones que lo han envenenado, nos ofrecerán por un módico precio limpiarlo. Y nosotros los votaremos en un alarde de cinismo, con el orgullo que alguna llevará nuestra bandera, pensando que eso es riqueza para nuestro país, aunque sea pobreza para otros; cuando solo será riqueza para sus accionistas y pobreza para el resto.

5:02 PM  
Blogger José Luis Ríos said...

Mi tendencia natural es ser pesimista, no tengo que hacer ningún esfuerzo para serlo, Pau, pero intento, y a menudo consigo, compensar esta tendencia rodeándome de amigos, de carne y hueso o virtuales, que no lo sean, al menos tanto como yo, que vean las cosas de manera distinta y que tengan sentido del humor, y lucidez para relativizar nuestra situación. Algunos ya los conoces, porque los frecuentamos ambos.

12:53 AM  
Blogger giovanni said...

Pilar, estamos creando y construyendo muchas cosas bonitas, para nosotros mism@s y para los demás. Felizmente!

Saludos y gracias por tu visita

9:35 PM  
Blogger giovanni said...

Enric, coincidimos los tres (Pilar, tú y yo) y muchos más. Esa "otra" mala, la "Dictadura del crédito" está en la misma página que "La utopía es hacer ¡lo posible!"

Un buen abrazo de la vida linda

9:39 PM  
Blogger giovanni said...

Pau, no creo que mi castellano se haya mejorado, pero sí se me pegó por un par de días el acento argentino-uruguayo (estando allá) y habían argentinos que pensaron que era argentino.

9:43 PM  
Blogger giovanni said...

José Luis y Pau, interesante su untercambio de observaciones. Tomando el caso de Chile, veo el contraste entre un pueblo que en su mayoría es muy simpática y encantadora y un sistema que no lo era o es.

Estoy de acuerdo que 'hay muchísimas cosas (pequeñas) que no cuestan nada de dinero y que solo dependen de nosotros para hacerlas posibles.'

Abrazos

9:50 PM  

Post a Comment

<< Home