Friday, February 11, 2011

Alejandro y Cristina

Volví de Chile y acabo de editar el primer vídeo, sobre Alejandro y Cristina. Ellos tienen veinte años más que Aafke y yo y creo que el vídeo muestra bien lo que sentí cuando estuve con ellos.

Estoy por terminar la edición de un segundo vídeo, sobre un encuentro con Eduardo Galeano en Café Brasilero en Montevideo. Hay también bastante para contar, pero primero voy a editar más vídeos. Las imágenes filmadas durante estas semanas de verano son como masas de pan que esperan su momento para pasar al horno.

Alejandro no sólo hace pan (ve el vídeo) sino también se dedica a la preparación de la comida, igual que Cristina. Lo hace de manera creativa y bien rica.

Fue un encanto estar con Cristina y Alejandro. Qué cambio de colores, volver a una Holanda envuelta en los grises de invierno.

5 Comments:

Blogger José Luis Ríos said...

Un saludo para los dos, luego volveré, con más tiempo.

Un abrazo

9:27 AM  
Blogger Luna said...

A Cristina y Alejandro, les tengo mucho cariño.
Luego veo los vídeos, voy a desayunar.
La cocina es igual a una que tuvimos en uno de los lugares donde viví.

Besos y abrazos a Aafke y a tí.

1:47 AM  
Blogger José Luis Ríos said...

Yo creo que el video está hecho con muchísimo cariño, se nota el aprecio que les tenéis. Esa manera simple de vivir, aparentemente, en la que uno se corta la leña que luego enciende en la cocina que sirve para hacer la comida y que además se calienta los pies con ella, es la que muchos hemos soñado alguna vez. Seguramente el día a día es más duro, el video es un fragmento, pero el espíritu de hacer las cosas simples, tan importante, sí que me parece apreciarlo. No te digo nada del cartel de regalar gatos, algo desaparecido por aquí, creo.

Encantado de que volvais a estar en casa, un abrazo a los dos.

10:46 AM  
Blogger pau said...

Felicidad, eso es lo que emana el vídeo.
Y hace que recuerde la cocina de mi abuela, siendo yo muy pequeño, grande y de gran burgués de la época, en una gran casa del ensanche de Barcelona. Cocina económica, le llamaban entonces, no sé por qué.
¡Veinte años!
Sumo y me sorprende. ¿Podremos cortar los leños como él, cuando lleguemos a su edad?
Espero que sí, pero creo que no.

12:34 PM  
Blogger Isabel said...

Felicidades, Aafke, muy lindos los dibujos.
Son lecciones de vida las que nos ofrecéis.

Una observación, a Cristina le aprieta demasiado el elástico del calcetín y no es bueno en su edad para la circulación. Aunque quizás eso sea lo que menos importe, ¿no?

1:25 AM  

Post a Comment

<< Home