Saturday, April 01, 2017

“La izquierda debería ser revolucionaria en lo económico, reformista en lo institucional y conservadora en lo antropológico”

Leí una entrevista con Santiago Alba Rico, publicada hoy, el 1 de abril 2017, por El Mundo, que me inspiró a pensar sobre el mundo en el que vivo y sobre lo que hago (políticamente) y podría hacer en los años que vienen. Santiago Alba Rico habla en términos abstractos que te permiten interpretar sus palabras de la forma que te guste, dentro de ciertos límites bastante amplios.

Convertido curioso por sus palabras, por su manera de pensar y hablar, busqué otra entrevista con él. Así encontré una, publicada el 30 de enero 2017 por El Plural, de la que encuentro interesante copiar aquí en este blog en donde todo es posible, la siguiente reflexión:

P
Usted, en Ser o no ser (un cuerpo), habla del concepto de identidad, ¿cuál es la identidad de la izquierda?
R.-
Llevo años haciendo una propuesta para tratar de definir no tanto la identidad de la izquierda como lo que debería ser, a mi juicio, su proyecto. Debería ser revolucionaria en lo económico, reformista en lo institucional y conservadora en lo antropológico. Revolucionaria en lo económico, porque el capitalismo no es capaz de dar respuestas a los problemas de la humanidad. Ha creado muchísima riqueza, más que ningún otro medio de producción, pero no ha sido capaz de distribuirla bien y, por tanto, ha generado muchísima pobreza.
Tenemos que ser reformistas en lo institucional; porque hay una tentación, tradicional, histórica, en un sector de la izquierda de identificar el derecho o las instituciones con el capitalismo y con el dominio de la burguesía. Igual que la rueda es un gran invento, con independencia de quién la use; la división de poderes, las constituciones y el derecho son también grandes inventos que la izquierda no debería tirar a la basura. Vivimos en una época en la que ni el capitalismo mismo ni las respuestas de la ultraderecha frente a la globalización y el capitalismo son capaces de asumir la institucionalidad, el derecho y la democracia. Y conservadores en lo antropológico, no sólo porque hay que conservar las condiciones mismas de la vida y de la supervivencia del planeta; sino porque hay que conservar también los vínculos, que tienen que ver con el cuerpo, con el hecho de que somos frágiles, vulnerables y mortales, y con el hecho de que es contrario a toda la doctrina liberal que reivindica siempre la independencia. Somos dependientes, porque somos frágiles. Por tanto, tenemos que conservar todos aquellos vínculos que son indisociables de los cuidados.

2 Comments:

Blogger NáN said...

¡Bravo por Alba Rico! ... como casi siempre.

3:35 AM  
Blogger JL Ríos said...

No lo conocía, creo, pero estoy de acuerdo con él.

Un abrazo

6:49 AM  

Post a Comment

<< Home