Wednesday, June 18, 2014

Todo está codificado

Madre e hija. Hija y madre. Casi cada día ella la llama. Su jardín es un paraíso, es ella misma que lo mantiene. Tiene 88 años.

Cuando mi madre murió a los 69 años un amigo me dijo que era triste, pero que era todavía más triste tener una madre que no te reconoce (por Alzheimer).

Esta mañana dije a mi compañera que todo está codificado, hasta la literatura más experimental. Algunas cosas se dicen y otras no, porque no caben dentro del molde.

Leí un cuento de Juan Carlos Onetti, "Regreso al Sur". Me fascinó. Y me dio el impulso de decir esta mañana que todo está codificado.

El segundo párrafo no cabe bien dentro del molde de este post. Pero tal vez sea esto la observación más significativa.

PD: Mi madre murió hace 22 años. Ahora me doy cuenta de que hoy es exactamente hace 22 años, ella murió un 24 de septiembre. Es pura coincidencia.

PD2: Una amiga me pidió por qué el segundo párrafo no cabe dentro del molde de este post y la dije el segundo por no tener nada que ver con el título del post.

PD3: La misma amiga se preocupaba de mí después de haber leído el post. Extraño (raro), lo escribí en un estado de ánimo alegre. El post no lo irradia?

__________________________________________________

El escrito de arriba es un otro post no publicado o retirado, creo retirado. Es del 24 de septiembre 2008. En esos casi seis años ha cambiado la situación con respecto a mi suegra: ahora ella tiene 94 años, ya no tiene su jardín y Aafke la llama dos veces por día. No me acuerdo ese cuento de Onetti. Reconozco mi reflexión sobre la codificación y el molde. Los dos últimos posts 'rescatados' caben dentro de un molde y estoy casi seguro que nadie comentará a uno de ellos, con la excepción, quizás, de Aquí (fue ella la amiga del PD2?) o Pau o Elvira, y quizás José Luis o Isabel, Maria Dolors, Myriam o Montse dirá algo sobre la foto de arriba que yo saqué hace muchos años, unos cuarenta años, pienso.

6 Comments:

Blogger Isabel said...

Me gusta en este post tu forma de escribir, como a golpecitos, y ese salto en el tiempo. ¡Qué gusto poder ir hacia delante o hacia atrás!
Eso me parece.

Besos

11:10 PM  
Blogger Aquí me quedaré... said...

Tiene usted buena memoria :-)

Ando por el Sur

Besossssssss

12:15 PM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

La foto contradice esa teoría de que delante de las personas debe haber espacio, ya que aquí está detrás, en la ventana.
Somos memoria y lenguaje, y contradicción también.

Un abrazo

11:26 AM  
Blogger giovanni said...

Isabel, esos golpecitos son mi manera de pensar y los escribo más fácilmente en castellano que en holandés. También me gusta ir hacia adelante y atrás en mis escritos (y vídeos, ve el último vídeo).

Besos

11:33 PM  
Blogger giovanni said...

Para algunas cosas, Aquí.
Qué rico, que andas por el Sur!
Besos

11:34 PM  
Blogger giovanni said...

No conocía esa teoría, José Luis. Conozco ninguna teoría de la fotografía y tampoco del filmar. Tendría que aprender algo de eso pero soy flojo y temo perder mi espontaneidad. No tendría que tener ese miedo.

Un abrazo

11:41 PM  

Post a Comment

<< Home