Saturday, January 21, 2006

Foto desconocida

Estoy experimentando con fotos en mi blog. Textos puedan crear imágenes y fotos puedan crear textos, pero ya estoy tan metido en el trabajo de textos en mi trabajo (empecé a editar textos a los 26 años... ya son más que 30 años que estoy en esto!) y ya he dedicado tantas horas al escribir y rescribir mi novela no publicada que prefiero mirar a fotos en vez de escribir cuentos. Pero me gustan mucho los cuentos de otros, como por ejemplo los de Reflejos o Pau.

Zuriñe me sugirió en su último comentario que escriba yo la historia de mis antecesores, de mis bisabuelos, de mi nonna napoletana... y yo la contesté que preferiría juntar a mis bisabuelos, a todos o a un número reducido de ellos, en un hotel al bordo de un lago o al bordo del mar donde en la noche se ve girar la luz del faro lo que le inspira a una bisabuela de contar una historia sobre su papá farista (hombre de faro) y donde durante el día un bisabuelo italiano se asienta al lado del mar en una silla bajo un parasol y le cuenta a una bisabuela alemana cuánto ha echado de menos a sus nietos después de su emigración al norte de Europa, y después se juntan todos los bisabuelos para el almuerzo y empiezan a hablar sobre el tiempo en que viven y de repente parece que no están hablando de su tiempo sino del nuestro... Bueno, todo esto no lo dije a Zuriñe, lo pensaba solamente. Y podría seguir imaginándome una tal reunión de bisabuelos y escribir el guión de una "película", pero no lo hago y no lo haré porque estoy en otras cosas.

La foto arriba viene de la herencia de mi abuela italiana (creo) y no tengo la menor idea quien ha sacado ésta foto, ni donde está... Alguien tiene una idea?

La foto abajo es de un joven que 'asomiglia' un poco al encuadernador de libros, creo. Pero pueda ser que me equivoco. No sé como poner texto al lado del joven y por eso queda un poco solo. No importa, está bien así. Y si no, lo voy a quitar simplemente.


8 Comments:

Blogger Nohayviento said...

Sigue, sigue contando que es muy lindo. Gracias por compartir.

8:17 AM  
Blogger reflejos said...

La foto superior me recuerda cuando era pequeña y por las tardes venían los campesinos de sus huertas al pueblo después de haber realizado la faenas agrícolas. Si jugaba en la calle, había que apartarse para dejar paso a las mulas cargadas con los serones. Pasaban muy despacio y se les notaba el peso del cansancio.

Preciosa foto, Giovanni.

Saludos.

9:55 AM  
Blogger Pau said...

Maravilloso blog.
No sabes las ganas que tenía de entrar y decírtelo. Ahora puedo.
Estoy a punto de instalar un maldito scaner para introducir todas las fotos antiguas en mi ordenador. El problema es que es muy grande y hasta que mi hijo no termine los exámenes, no podré hacerlo.
Un abrazo, Giovanni.

3:21 PM  
Blogger giovanni said...

Silvana, gracias por estimularme.
Reflejos, linda la historia que cuentas.
Pau, también gracias pour encourager... El gusto es mútuo. E igual la dependencia del hijo es mútua. Mi hijo acaba de instalarme un nuevo scanner, dado que el antiguo se puso cada vez más verde.
Un abrazo.

1:49 AM  
Blogger Juan Cosaco said...

A mi la foto me sugiere alguien que, poco a poco, sube la empinada cuesta del pasado, alcanzando a sus antepasados y re-conociéndolos. El viaje al pasado es una forma de forjar el futuro.

2:32 PM  
Blogger giovanni said...

Juan, muy bien dicho: la empinada cuesta del pasado... Tuve que buscar en un diccionario el significado de la palabra "empinada" y ahora me pregunto porque para mí el pasado es tan lejano (hasta mi propio pasado como jovencito parece ser de otra persona) y tan cercano al mismo tiempo. ¿Será porque se rompió una cadena en la memoria mía y la de mi familia con la muerte prematura de mi papá? Y será porque una cosa similar haya pasado con la muerte del papá de mi abuela italiana, quien murió a los 38 años?

2:58 AM  
Blogger Juan Cosaco said...

Sea cual sea el motivo, lo interesante es buscar ese pasado. Yo también me siento extraño cuando me reconozco en la memoria de hace 10 años...
Dicen que al cabo de 2 años, no queda viva ninguna de las células del cuerpo. Somos algo totalmente nuevo; y sin embargo, somos lo mismo.
A veces veo en la cara de las personas, al mismo tiempo, el niño que fueron y el anciano que serán.
Pero bueno, voy a dejar de filosofar, jejeje.
Saludos

5:10 AM  
Blogger giovanni said...

A veces veo en la cara de un niño el adulto que será... Hay dibujos de mi compañera de nuestros hijos cuando pequeños que mostraban como iban a ser cuando mayores. Lo puedes llamar esa capacidad la mano (o el ojo) del artista que exagera o enfatiza o llama la atención a una cierta característica.

7:29 AM  

Post a Comment

<< Home