Thursday, July 27, 2017

Una lavanda blanca



Hace dos días fui con mi hija y su hija, mi nieta, al cementerio de Oldenzaal (en el este de Holanda) donde está la tumba de mi padre, de su abuelo, y el bisabuelo de su hija. Fue la idea de mi hija de visitarle y traerle una lavanda blanca. La tumba estaba otra vez cubierta de hiedra.

8 Comments:

Blogger Pilar Vidal Clavería said...

Recordar y rendir homenaje a nuestros antepasados que bello gesto el de tu hija Giovanni y una lavanda blanca depositada en la tumba con todo su cariño.
Un abrazo

12:28 AM  
Blogger nell said...

Hermosa idea de plantar una lavanda en la tumba, y limpiarla... Le habra dado alegria ver a su bisnieta... Abrazo..

4:57 AM  
Blogger giovanni said...

Sí Pilar, me gustó la idea de mi hija y fue lindo pasar un día con ella. Antes de visitar la tumba fuimos a ver a mi suegra o sea, la abuela de mi hija, quien también vive en el este de Holanda. Bueno, mi padre ya no vive más... o será que todavía vive un poquito, en nuestro recuerdo?

Un abrazo

9:52 PM  
Blogger giovanni said...

Barbara, nos costó encontrar la tumba, tan escondida era... Cierto, le habría gustado, y a mí también, de verle alegre.

Un abrazo

9:55 PM  
Blogger Elvira said...

Muy hermoso. Un beso

10:13 AM  
Blogger Isabel said...

Entrañable y esperanzador.
Besos.

10:58 PM  
Blogger giovanni said...

Gracias Elvira. Un beso

2:40 AM  
Blogger giovanni said...

Bien dicho, Isabel.
Un beso

2:41 AM  

Post a Comment

<< Home