Saturday, October 18, 2014

El jodido Premio Nobel de economía

Después de la reunión del Grupo del Golfo del 15 de octubre en nuestra casa envié una nota a los miembros del grupo (son más de cien personas) con diez puntos que hubiera planteado si no fuera mi papel el de moderador. Unos de los diez puntos era que hay que abolir de inmediato el Premio Nobel de economía, "porque con ese premio los economistas han obtenido un prestigio demasiado importante; hay que darle a la economía de nuevo el sitio que le corresponde: es simplemente una de las ciencias sociales."

Esta mañana vi en mi correo un artículo que concuerda con mi punto: "Jodido Premio Nobel de economía". Cito del artículo:

"El premiado Jean Tirole, antes de agradecer el premio y tal vez para justificarlo, aseguró que en Francia el “mercado del trabajo es catastrófico” y sugirió eliminar el contrato de trabajo de duración indeterminada (CDI). De este modo pretendía señalar que los trabajadores que aún logran un poco de estabilidad frente a un mar de precariedad son los responsables de la profunda crisis económica francesa.
Baste con saber que sólo un 8% de los trabajadores contratados cada año en Francia logran el tan ansiado CDI: todos los demás –un 92%– deben conformarse con un empleo temporario, un contrato a tiempo parcial, con la precariedad erigida en panacea universal para el marasmo económico generado por la desregulación de los mercados financieros y la globalización económica.
Entre los méritos de Jean Tirole se cuentan sus trabajos sobre los “contratos implícitos”, término que tal vez no te dice nada pero que servidor abordó en su libro “No hay vacantes”: se trata de una de las teorías inventadas por los puñeteros economistas para culpar del desempleo a los propios trabajadores. Si los currantes están en el paro y no encuentran pega –más de 30 millones en la Unión Europea– es por su propia culpa, lo que desde luego exime a los economistas (y a los gobiernos) de toda responsabilidad."

6 Comments:

Blogger alruzla said...

Yo aquí en Chile por anáalisis e información de los Medios compruebo la proliferación de Economistas que de ordinario se contradicen en sus afirmaciones y que parecen más profetas bíblicos que intelectuales, mucho menos científicos. Juegan con cifras y pronósticos como si lo que pensamos fuesemos tarados mentales.

3:05 PM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Sí, aqui los culpables son los trabajadores, o sea, yo, nosotros. es un pais para cínicos.

Un abrazo

7:21 AM  
Blogger alruzla said...

He tenido tiempo de leer el articulo adjunnto. A mi me parece que elproblema de los Economistas es el mismo del viejo Kant empeñado en convertir la metafísica en una ciencia exacta. Los economistas intentan lo mismo cuando la Economía es un conocimiento aleatorio por sus infinitas variables. aparte que los fundadores de la Economía se enfrentaban con un mercado casi natural y tampoco consideraron las variables tan importantes como los Juegos e Poder. ¿Me equivoco?

1:43 PM  
Blogger giovanni said...

Comparto completamente tu observación, Alejandro.

2:44 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, el arte es mantener optimismo incluso cuando las cosas dan para ser cínico.

Un abrazo

2:47 AM  
Blogger giovanni said...

Lo único que los economistas pueden hacer es tratar de analizar relaciones entre variables, sin pretender que esa relación sea la única posible. Todo depende del pensamiento y de las actividades de las personas que con sus ideas y actividades crean tal relación. Además, hay otros variables, como el poder, que tienen una influencia en la relación entre dos variables. Muchos economistas piensan que argumentan de manera clara y convincente, pero la realidad es otra.

2:56 AM  

Post a Comment

<< Home