Thursday, May 08, 2014

Un vídeo nuevo

Como, quizá, no era claro en mi post anterior que hice un vídeo nuevo, lo pongo otra vez aquí, abajo:



Es que el hacer de este vídeo me costó un par de horas, mientras el escribir de un post me cuesta, en general, un par de minutos. Lo sé, cantidad es otra cosa que cualidad. No es uno de mis mejores vídeos y pudiera haber elegido de incluir música, pero preferí usar el sonido (ruido) original.

4 Comments:

Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Es que el ruido original es bajo. En Berlín pasaba algo parecido: las fiestas o los mercadillos o las ferias no eran ruidosas. Ayer comprobé que aquí siguen, como parece casi obligado, siendo muy ruidosas. No me gusta nada el ruido.

un abrazo

2:49 AM  
Blogger giovanni said...

José Luis, para mí depende de qué ruido es y en qué idioma, o sea, en qué melodía y sonido. La gente visitando la feria de Citroën era de una gran variedad pero todos tenían algo en común y puede ser que esto incluía una actitud civilizada, aunque no estoy seguro.

Un abrazo

10:40 AM  
Blogger José Luis Ríos Gabás said...

Hay una definición de música como "sonido organizado con la intención de ser escuchado" y otra definición de ruido como "sonido no deseado", que es la que suelo emplear para hablar de ruido. No creo que en Berlín todo sea idílico, ni donde tú vives tampoco, pero lo normal aquí es el ruido, el sonido no deseado. La mayor parte de las máquinas municipales son ruidosas, y lo normal es "el ruido". En fin, has conocido esa sensación, seguro, en alguno de tus viajes por España.

un abrazo

12:45 AM  
Blogger giovanni said...

Mucha de la música que escucho en espacios públicos no ese deseada por mí y, creo, tampoco por otra gente. Lo que detesto es lo que se llama muzak (musac, no sé cómo se dice y escribe eso en castellano), y hay también música, como el canto de un mirlo, que puedes escuchar en su canto de ayer en nuestro jardín en las últimas imágenes de mi último vídeo, que no es "sonido organizado" sino sonido natural, espontáneo, o tal vez impulsado por la estación (stagione) del año y la hora. Hay ruidos en bares españoles que me gustan e incluso me gustó el ruido del televisor en alguna pensión española que visité en los años sesenta y setenta.

Un abrazo

2:47 AM  

Post a Comment

<< Home