Tuesday, December 13, 2011

Piazza Vanvitelli - continuación 3

Cuando ha chupado las últimas gotas de la limonada, tía Etta le pregunta de subir con ella las escaleras hasta la habitación donde dormirá los días que vienen. Su hermana dormirá en su habitación, dice ella.
A través de una amplia escalera de madera y un largo pasillo con azulejos de color rojo-naranja llegan en la habitación de invitados con cortinas de flores en donde Claudio ha dormido antes. Él pone su bolsa en el suelo y mira a su alrededor.
A través de una ventana ve el huerto con los veinticuatro manzanos. El verano pasado, él los contó con su abuelo. A través de la otra ventana ve a lo lejos el ferrocarril. En la pared izquierda de la puerta está colgada siempre la misma placa de la nave de color azul oscuro con las grullas blancas. En el armario debajo de la ventana están los comics.
"Traje algunos libros nuevos desde el ático", le dice tía Etta. "¿Quieres que te lea uno a ti esta noche?"
Sí, eso quiere.
La casa de su abuelo es grande y el jardín también es grande. Delante de la casa se encuentran rododendros crecidos ampliamente, en donde Claudio juega a las escondidas. Al lado derecha está un jardín de flores exuberantes en la que su abuelo hace el jardinero durante los fines de semana. Entre la casa y el garaje a la izquierda, detrás de una pared alta, se encuentra un huerto con una cama enorme de fresas. Detrás de la casa está el huerto de cerezos, perales y manzanos.
Y luego está el bosque.

PS: Qué les parece "Orlando" como título, en vez de Piazza Vanvitelli?

0 Comments:

Post a Comment

<< Home